Aumenta el pesimismo sobre la economía mundial

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

El FMI modifica por cuarta vez sus previsiones sobre el crecimiento económico mundial en 2013. Según sus analistas, este será de un 3,3%. Los expertos consideran que la economía mundial no solo se está viendo afectada por la crisis europea, sino también por los problemas de EE UU y China.

El Fondo Monetario Internacional ha rebajado de 3,5 % a 3,3 % el indicador de crecimiento económico mundial previsto para el año en vigor. Según los expertos, los principales problemas se concentran en la eurozona, afectada tanto por la crisis de deuda como por la recesión. Es la cuarta vez que el FMI rebaja sus previsiones de crecimiento mundial para 2013. 

En julio de 2012, estimó que debía rebajar el indicador del 4,1 % al 3,9 %. De acuerdo con las declaraciones de la directora del FMI, Christine Lagarde, esta decisión se basaba tanto en los problemas que experimentan las economías desarrolladas de EE UU y Europa, como en los de otras economías en desarrollo como Brasil, India y China.

En octubre de 2012, el FMI volvió a rebajar la previsión de crecimiento global, esta vez del 3,9% al 3,6%. El informe presentado señalaba que las perspectivas de crecimiento dependerían de la adopción, por parte de las autoridades estadounidenses y europeas, de medidas determinantes para estabilizar la situación.

En enero de 2013, tuvo lugar otra rebaja de las previsiones: del 3,6% al 3,5%. En este caso, los expertos del FMI alegaron la persistencia inesperada de la recesión en la eurozona y a la debilidad de Japón, dos hechos que, en su opinión, habrían frenado considerablemente el crecimiento mundial en 2013.

Yuri Ambrósiev, director del departamento de Negocios internacionales e instituciones financieras de Bin-Bank, cree que el pesimismo de los analistas del FMI es razonable.

“Las previsiones que rebajan las perspectivas de crecimiento no tienen por qué cumplirse al 100%, pero probablemente sí que reflejen correctamente la dinámica actual del mercado. Me refiero a todo el mundo, no solo a Europa, sino también a EE UU y a los países asiáticos entre otros, por eso creo que el FMI en parte tiene razón”, asegura.

Los problemas de la eurozona no son los únicos que obstaculizan el crecimiento de la economía mundial, señaló el jefe del departamento de dirección de la empresa Russki Standart, Sergéi Suverov.

“No solo las estimaciones sobre la economía mundial del FMI, sino también las de muchos otros expertos independientes, son cada vez más pesimistas. En primer lugar, esto está relacionado con los efectos del secuestro presupuestario de los EE UU, que empieza a manifestarse en la economía norteamericana. Por otro lado, la desaceleración de la economía es más evidente en comparación con las previsiones para China. Y por último, hay una acusada persistencia de la recesión en la zona euro y no se vislumbra una solución clara a la situación”, comenta.

En opinión de los expertos del FMI, el crecimiento de la economía de Rusia durante este año será del 3,4%. Estas previsiones son más optimistas que los cálculos del Ministerio de Desarrollo Económico ruso, según el cual en 2013 este indicador constituirá un 2,8%.

Artículo publicado originalmente en ruso en Kommersant. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.