Russki Standart se convierte en el segundo productor de vodka del mundo

La empresa de Rustam Tariko se sitúa detrás de la corporación británica Diageo. Fuente: ITAR-TASS

La empresa de Rustam Tariko se sitúa detrás de la corporación británica Diageo. Fuente: ITAR-TASS

La empresa de Rustam Tariko, Russki Standart, se ha convertido en la segunda productora mundial de vodka después del consorcio británico Diageo.

En la víspera, la compañía Central European Distribution Corporation (CEDC) informó de que sus acreedores habían aprobado un plan de reestructuración de su deuda, según el cual Russki Standart recibirá el 100% de este gigante de las bebidas alcohólicas. El grupo bancario de Mijaíl Fridman,  Alfa Group, que competía con este por el control de CEDC, acordó la concesión de un crédito de 100 millones de dólares a la empresa renovada.

Después de que la mayoría de los tenedores de bonos de CEDC (con vencimiento en 2013 y 2016) hayan aceptado la oferta conjunta de la productora de vodka y de Rustam Tariko para la reestructuración de la deuda, al empresario ruso solo le queda esperar la confirmación formal del plan en un tribunal de EE UU. La primera audiencia se celebrará esta semana en el tribunal de quiebras del Estado de Delaware.

De acuerdo con el procedimiento, la negociación del plan podría durar entre un mes y un mes y medio. Después, Tariko recibirá, a cambio de una inversión de 200 millones de dólares, el 100% de CEDC, el mayor productor de vodka de Europa Central y del Este, y el segundo a nivel mundial después de la compañía británica Diageo. A esta última pertenece la conocida marca rusa Smirnoff.

Según datos de Impact Databank, el volumen total de producción de vodka en las fábricas de CEDC (con marcas como Zelionaya Marka o Parliament) en 2012 alcanzó los 222 millones de litros (de los que 149 millones procedían de las tres fábricas rusas de CEDC). De acuerdo con Rosstat, en 2012 y tras la absorción del gigante polaco, la empresa Russki Standart, produjo otros 23 millones de litros adicionales de su propio vodka. Al mismo tiempo, la producción de Diageo del año pasado constituyó 275 millones de litros (más de 235 millones de los cuales correspondieron a la marca Smirnoff).

La decisión de los tenedores de bonos de CEDC de aprobar el plan de reestructuración de Rustam Tariko no ha sido una sorpresa para nadie. Su único competidor (el consorcio de inversores formado por la subdivisión A1 de Alfa Group; la productora de vodka de Yuri Shefler, Stolichnaya SPI Group; y el principal accionista de CEDC, Mark Kaufman) anunció la semana pasada que retiraba su oferta.

En realidad, los tenedores de bonos de CEDC por un valor superior a 1.200 millones de dólares tenían dos opciones: aceptar la oferta de Tariko asumiendo la pérdida de parte de su inversión, o declarar la bancarrota de la productora con unas consecuencias menos evidentes. Finalmente el 97,26% de los tenedores de bonos hasta 2016 y el 99,13% de los mismos hasta 2013 votaron a favor del ‘plan de rescate’. En la votación participó el 95% de todos los tenedores de bonos de CEDC.

Haz click en la imagen para ver los datos

El grupo A1, fuera del consorcio alternativo, sí que participará en el rescate de este negocio de bebidas alcohólicas. En un informe publicado recientemente, CEDC se refiere a А1 como ‘socio financiero clave’ y anuncia el acuerdo con Alfa Group para la obtención de un crédito de 100 millones de dólares. Lo recibirá la filial rusa de la empresa polaca, Russki Alcohol, que lo empleará en el mantenimiento de las operaciones. El crédito se concederá por un plazo de un año, bajo la garantía de las estructuras de Rustam Tariko, pero se podrá prolongar por tres años.

Las partes no han desvelado las condiciones del acuerdo crediticio, aunque Rustam Tariko las calificó ayer de rentables. Por su parte, el presidente de А1, Mijaíl Jabárov, ha expresado la esperanza de que “los esfuerzos conjuntos para la recuperación financiera de CEDC permitan superar los actuales problemas de liquidez”. Según sus palabras, todas las partes interesadas están satisfechas con el plan de reestructuración.

Nuestra fuente, familiarizada con los detalles del acuerdo, informó a RBC Daily de que este solo implica la participación financiera de las estructuras de Alfa Group en la recuperación empresarial de CEDC. “La participación de las estructuras de Alfa Group en el mantenimiento de las operaciones de CEDC no están previstas en el contrato”, remarcó. 

Artículo publicado originalmente en RBC Daily.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.