La perspectiva rusa ante la dimisión de Blatter

El país respalda a Platini como candidato y critica a EE UU. Fuente: Reuters

El país respalda a Platini como candidato y critica a EE UU. Fuente: Reuters

La repentina dimisión de Sepp Blatter al frente de la FIFA ha causado reacciones en todo el mundo. Rusia, que será la organizadora del Mundial de 2018, respalda a Platini como candidato. La investigación de corrupción que ha provocado la renuncia de Blatter se contempla como un episodio más de la creciente tensión entre Rusia y EE UU.

"He estado reflexionando profundamente sobre mi presidencia y sobre los 40 años en lo que mi vida ha estado inextricablemente ligada a la FIFA y el gran deporte del fútbol", comenzó diciendo Blatter serio.

"Aunque tengo un mandato de los miembros de la FIFA, no siento que tenga el apoyo de todo el mundo del fútbol", dijo el presidente de la Federación Internacional del Fútbol Asociado al anunciar que dejará su cargo.

El breve y serio discurso de seis minutos puso fin a 17 años de presidencia del suizo Sepp Blatter al frente de la FIFA. Su dimisión ha llegado cuatro días después de ser reelegido como presidente de la Federación y supone un terremoto para el fútbol internacional. El suizo había logrado 133 votos frente a los 77 del jordano Al Hussein, pero se produjo dos días después del arresto en Suiza de varios miembros de la FIFA requeridos por el Departamento de Justicia de EE UU a quienes se acusa de estar implicados en una supuesta trama de corrupción.

El arresto de altos funcionarios en Zúrich se produjo bajo cargos de fraude y lavado de dinero y hay implicados cinco latinoamericanos.

La reacción rusa a la dimisión de Blatter ha sido bastante reservada. Para el país euroasiático esta noticia no ha sido agradable, informa el diario Kommersant. Ha sido con él como presidente de la  FIFA que Rusia ha sido elegida organizadora del Mundial de 2018.

Poco después de conocerse la renuncia,  Nikita Simonián, presidente interino de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR) tras la destitución el domingo del anterior presidente Nikolái Tolstij, declaró su apoyo al francés Michel Platini.      

"Todo es posible, aunque considero que Platini es el más adecuado para el puesto de presidente de la FIFA. Es el más preparado y experimentado de todos", comentó Simonián, según EFE.

“Para mí, su dimisión fue una sorpresa total”, señaló la agencia ITAR-TASS, citando a Mutkó, el ministro de Deportes ruso. "La declaración de Blatter indica claramente que quiere que la FIFA siga unida. Quiere que continúen las reformas", explicó.  Además, aseguraba que el actual presidente de la UEFA estaba en contra del boicot del Mundial de Rusia 2018, tal y como ha promovido Greg Dyke, presidente de la Federación Inglesa de Fútbol.

Apoyo a la reelección de Blatter y críticas a EE UU

Rusia había expresado su apoyo a Blatter antes de su cuarta reelección. Además de varios altos cargos deportivos, también el presidente Putin se mostró crítico la semana pasada con la investigación. El escándalo se produce en un momento de desconfianza entre Rusia y EE UU y los arrestos se han considerado una provocación.

"En mi opinión, el viernes [29 de mayo] deben celebrarse las elecciones a presidente de la FIFA y el señor Blatter tiene todas las posibilidades de ser elegido. También sabemos que se ejerció presión contra él para prohibir la celebración del Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia", dijo Putin a los periodistas, informa EFE. “Esto es una burda violación de los principios de funcionamiento de las organizaciones internacionales”, puntualizó el mandatario ruso.

En los medios de comunicación y las redes sociales de Rusia también se han hecho eco de la situación. Uno de los principales diarios de información deportiva, Soviet Sport, preguntó a sus lectores: "¿Cuál es el objetivo oculto de la investigación de corrupción en la FIFA?"

La mayoría, el 36%, dijo que es una conspiración contra Rusia para que dimitiese Blatter. Mientras que el 32% veía una lucha de poder dentro de la propia FIFA. Solamente el 22,5% consideraba que era una investigación policial ordinaria.

Varios analistas también creen que el motivo para destapar el escándalo está relacionado con la celebración del Mundial en Rusia y que se está tratando de crear un "clima de escándalos y calumnias" hasta 2018.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores, Moscú tiene muchas preguntas sin resolver acerca de la detención de los funcionarios. "El desesperado asalto a Rusia por la celebración del Mundial de 2018 parece el último coletazo de la política de aislamiento de Rusia y un intento por vengar el éxito político que supuso la celebración del aniversario del Día de la Victoria en Moscú", escribió en Twitter Alexéi Pushkov, jefe del Comité Internacional de la Duma.

Sin embargo, hay también voces críticas con Blatter dentro de Rusia. Yili Nisnevich, profesor de la Escuela Superior de Economía de Moscú, considera que "los casos de corrupción en la FIFA no son algo aislado. Cuando una persona está al frente de una estructura administrativa durante mucho tiempo, no es raro que haya corrupción y un capitalismo de amigotes".

El periodista deportivo Oleg Vinokurov cree que se ha empezado a imponer el orden en la FIFA, pero duda que el problema se pueda resolver del todo. 

“Todo el proceso tiene como objetivo reducir el nivel de corrupción. Otro caso es que todos los procesos de corrupción suelen avanzar por el mismo escenario: primero empiezan a espantar a todos y después empiezan las peleas entre abogados, en busca de quienes puedan ser los culpables de todo. Es apto como una medida temporal”, dijo Vinokurov, informa Kommersant.

En este sentido, el discurso de medios occidentales es directo: "Su mandato [el de Blatter] ha estado marcado por investigaciones internas y externas. Hay casos de sobornos, por no hablar de las acusaciones de compra de votos a la hora de elegir a Catar y Rusia como organizadoras del Mundia", escribe Bloomberg. "De los 22 miembros del comité ejecutivo que votaron, al menos la mitad están acusados de corrupción".

La reacción de las grandes empresas patrocinadoras tampoco se ha hecho esperar. Para Coca-Cola  la decisión de Blatter supone un "un paso positivo". McDonald´s dice mostrarse "esperanzado" y en la misma línea se han declarado empresas como Visa, Adidas o Budweiser, que tienen contratos de publicidad millonarios con la FIFA.

Los defensores de Blatter en Rusia, como el comentarista deportivo Andréi Malosolov, consideran que "la estrategia de la FIFA para desarrollar el fútbol a nivel global ha dado prioridad a países que nunca antes habían organizado un Mundial. Brasil y Sudáfrica tenían una infraestructura poco desarrollada y muchos pusieron en duda su viabilidad. Pero, ¿no merecían organizar un Mundial? Lo mismo ocurre con Rusia y Catar. Es obvio que a EE UU y al Reino Unido les hubiera gustado organizarlo", señala.

Lea más: Putin acusa a EE UU de impedir la reelección de Blatter a la FIFA>>>

Artículo en base a información de la Agencia EFE y Russia Direct. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.