Tatiana Kashírina, la mujer más fuerte del mundo

La rusa es campeona de halterofilia y cuenta con varios récords del mundo. Fuente: Ria Novosti

La rusa es campeona de halterofilia y cuenta con varios récords del mundo. Fuente: Ria Novosti

La halterista rusa comparte los secretos de su éxito. Cuenta con varios récords del mundo y ha sido capaz de romper la hegemonía de las asiáticas en la categoría de peso pesado.

A partir de 2003, las atletas chinas y surcoreanas comenzaron a ganar todas las medallas de oro en los campeonatos del mundo de levantamiento de peso, pero en 2009 la cosa cambió. En su debut a nivel mundial, Tatiana se enfrentó con 18 años a la experimentada campeona de las Olimpiadas de Pekín, Mi Ran Jang (de Corea), superándola en la arrancada. Sin embargo, la coreana se desquitó en los dos tiempos y Kashírina volvió a casa con la medalla de plata por la suma de los dos ejercicios.

Al año siguiente, en Antalia (Turquía), Mi Ran Jang se quedó fuera: Tatiana pasó por delante de ella y de la china Meng Suping en la arrancada con un nuevo récord del mundo (145 kg).

El amor de los rusos por la halterofilia adquiere a veces unas formas poco comunes. Por ejemplo, tras las Olimpiadas de Londres 2012, una fábrica de tractores de la ciudad de Cheboksari (600 km al este de Moscú) lanzó una serie limitada de bulldozers entre los que se incluía uno bautizado en honor a Kashírina. 

La halterofilia en lugar del baile

Tatiana llegó al deporte por casualidad: a los 11 años quería apuntarse a clases de baile y acabó en la sala de halterofilia. “Fui directa a la barra y me puse a levantarla, ¡y pesaba veinte kilos!... Era una chica fuerte, corpulenta. El entrenador comprendió enseguida que tenía futuro”, comenta hoy Kashírina entre risas.

“No tengo ninguna disciplina favorita, no las separo entre las que me resultan cómodas y las que no. Cuando te gusta de verdad aquello a lo que te dedicas, no le haces ascos a nada. Me gustan por igual la arrancada y los dos tiempos, sin excepciones”, cuenta Kashírina al corresponsal de RBTH.

Desde 2010, Tatiana solo ha perdido el campeonato del mundo una vez en 2011, el de París. Entonces fue superada por la china Zhou Lulu, quien también se impuso sobre Kashírina en las olimpiadas de Londres 2012.

En la arrancada, Kashírina batió dos récords mundiales seguidos levantando primero 149 kg y después 151 kg. La china perdió en esta disciplina por cinco kilogramos, pero la diferencia no le dio a la rusa la ventaja suficiente.

En los dos tiempos, Kashírina tuvo un resultado de 181 kg, pero la china llegó a los 187 kg y ganó las Olimpiadas con un nuevo récord mundial de 333 kg en la suma de las dos disciplinas. Perder por solo un kilo, ¿hay algo más doloroso para una halterista de pesos pesados? 

La oleada plusmarquista

Tatiana tomó la revancha un año después en la copa mundial celebrada en Breslau (Polonia). Con un nuevo récord mundial en los dos tiempos (190 kg) y la misma suma final que obtuvo en las olimpiadas: 332 kg. La china obtuvo un resultado de 4 kg menos.

Este año Tatiana ha batido varios récords en el campeonato del mundo celebrado en Alma-Ata (Kazajistán). Dos en la arrancada, uno en los dos tiempos y dos en la suma de los dos ejercicios. Podría haber batido hasta seis récords, pero los entrenadores disuadieron a Kashírina de un tercer intento en los dos tiempos.

“Es una destreza crucial: hay que aprender a adaptarse a la competición y a controlar la mente. Aunque he conseguido desarrollar esta habilidad, sigo aprendiendo a dominarla cada día. No dejo de ser una persona corriente; me pongo nerviosa antes de salir a competir, como todo el mundo”, explica Tatiana a RBTH.

Ahora Kashírina es titular de las principales marcas de su categoría. Arrancada: 155 kg; dos tiempos: 193 kg; total: 348 kg. Si sigue así, Tatiana se convertirá en la primera mujer del mundo en conquistar los 200 kilogramos. Todo apunta a que no habrá que esperar mucho para verlo: al finalizar el último campeonato del mundo, Kashírina reconoció ante los periodistas que estaba haciendo sentadillas con una barra de 280 kg en los entrenamientos. 

La guerra con los estereotipos

Tatiana promueve como puede su deporte favorito y lucha contra los estereotipos. “Una vez fui a un programa de televisión al que llamó un joven en directo y dijo con tono solemne: 'La halterofilia no es un deporte femenino'. Me reí y le respondí con calma: 'Joven, si usted fuese una persona educada no diría esas cosas; si tiene algún complejo y le dan miedo las chicas fuertes, le pido disculpas'. Sí, muchas halteristas no solo son fuertes físicamente, sino también de carácter, pero no dejan de ser chicas corrientes”.

Kashírina tiene un carácter realmente fuerte. Su entrenador, Vladímir Krasnov, recuerda: “Nadie se puede entrenar como ella. No aguantan. Su disciplina es única y se entrega por completo a este deporte. Se propone un objetivo y no lo cambia por nada... No en vano repite sin cesar que su ídolo es la patinadora artística Irina Ródina (que ganó diez mundiales seguidos), tan diligente como ella”, declaró en rsport.ru.

Lea más: Mujeres rusas que saben pelear con estilo>>>