El Primer Gran Premio de Formula 1 de Rusia estrena el parque Olímpico de Sochi

Fuente: Vladímir Anósov / RG

Fuente: Vladímir Anósov / RG

El pasado fin de semana, la ciudad de Sochi, a orillas del Mar Negro, acogió el primer Gran Premio de Rusia de Fórmula 1. El debut fue un éxito: tanto los pilotos más conocidos como los periodistas y los espectadores se deshicieron en cumplidos hacia los organizadores.

El británico Lewis Hamilton se hizo con el primer Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 celebrado en Sochi. Su escudería, Mercedes, se llevó a su vez la copa de constructores. Aunque estos no son los únicos éxitos obtenidos en esta nueva carrera celebrada en la costa del Mar Negro.

“Nunca habría imaginado que a la gente en Rusia le interesaba tanto la Fórmula 1. Es algo genial ver a miles de personas en las gradas. Parecían realmente contentos de que hayamos venido”, compartía sus impresiones un satisfecho Lewis Hamilton tras la carrera. Justo después de clasificarse, el piloto comenzó a declarar su amor a Rusia. Incluso se quedó a pasar en Sochi el resto de fin de semana.

Además de Hamilton, la absoluta mayoría de los participantes de la Fórmula 1 se mostraron sorprendidos por su popularidad en Rusia. El arquitecto principal del circuito de Sochi, Hermann Tilke, declaró a un corresponsal de RBTH que no esperaba ver a 55.000 personas en las gradas del estadio. Aunque más tarde se corrigió y añadió que, de todos modos, contaba con que el evento sería un éxito.

En el paddock del circuito de Sochi reinaba un ambiente muy positivo. Se ha elogiado también a la propia pista, que será una de las más largas de la Fórmula 1 (5.853 metros), así como al nivel de la organización y, por supuesto, a las vistas del lugar. Celebrar una carrera en un Parque Olímpico es algo totalmente nuevo. Y ahora, el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, deberá defenderse de las preguntas sobre si vale la pena celebrar la etapa rusa por la noche o, al menos, al atardecer, para poder ver la iluminación de los demás estadios. “Es posible”, responde brevemente Bernie, sin intención de entrar en detalles.

Fotos: Las carreras de coches anuales Moscow City Racing

La experiencia olímpica en la organización

Para celebrar con éxito el Gran Premio en Sochi, los organizadores rusos no han tenido que invertir demasiados esfuerzos. “La mayoría de los miembros de nuestro equipo trabajaron en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.  El transporte, entre otras cosas, está pensado según el modelo olímpico”, comparte su secreto el promotor del Gran Premio de Rusia, Serguéi Vorobiov.

En cuanto a las dimensiones y al número de espectadores, la carrera de la Fórmula 1 ha sido muy parecida a las ceremonias de inauguración y de clausura de las Olimpiadas, por lo que la organización no ha querido experimentar con los sistemas de logística, seguridad y organización de la comida y ha decidido dejarlos como estaban.

Lo único distinto es que por la zona del Parque Olímpico han circulado bastantes más carros de golf y trenecitos eléctricos. De todos modos, el público ha quedado satisfecho y contento con los servicios recibidos.

“En cosas así vale la pena gastarse el dinero”

Al Gran Premio de Rusia no han acudido demasiados seguidores extranjeros. Ha sido una lástima, porque quizás se habrían ido con las mismas sensaciones que Lewis Hamilton. Sus lugares fueron ocupados con gran placer por espectadores rusos que volaron a Sochi desde todas partes del país. Ni siquiera los precios de las entradas los frenaron: desde 5.000 rublos (125 dólares) en las zonas sin asiento hasta 220.000 rublos (5.500 dólares) en los palcos VIP.

Haz click aquí para ver el vídeo de la carrera

“¿Cómo podíamos perdernos un acontecimiento así? El primer Gran Premio sólo sucede una vez, vale la pena gastarse el dinero. Llevamos 20 años viendo la Fórmula 1 por televisión, somos seguidores de Ferrari y no podíamos ni soñar siquiera con que veríamos algo así aquí, en nuestra casa”, comentaban Andréi y María, que acudían a Sochi desde Magnitogorsk (al sur de los Urales, a 1694 kilómetros de Moscú). En total han gastado 100.000 rublos (2.500 dólares), pero ahora pasean orgullosos por el Parque Olímpicos con sus gorras firmadas por Fernando Alonso y Kimi Raikkonen.

Gente como ellos llenaba la mayor parte de las gradas del circuito. Incluso había seguidores de la Fórmula 1 que ven las carreras en familia y conocen todos los detalles de este deporte. Algunos ya habían viajado a Europa para ver alguna etapa: Monza, Mónaco, Hungaroring… Cuando se les pide que comparen este Gran Premio con el resto, responden orgullosos: “Este es el mejor. Es todo nuevo y moderno”.

Lea más: Verano en Sochi. Excentricidad en el centro turístico de Rusia>>>