Efemérides del fútbol ruso en los mundiales

El logro más extraordinario de la selección de la URSS/Rusia en un Mundial de Fútbol ha sido quedar en la cuarta posición en el Mundial de Inglaterra en 1966. Sin embargo, los futbolistas soviéticos y rusos han conseguido establecer récords y anti récords que se han mantenido en la historia del fútbol mundial. A las puertas del Campeonato del Mundo de Brasil, RBTH rememora los episodios más notables.

La primera amarilla de la historia de los Mundiales

Fuente: Ria Novosti

Hasta 1969 los árbitros solo podían expulsar a los jugadores del campo. No existía ninguna amonestación intermedia. En el Mundial de México 1970 los árbitros llevaban por primera vez tarjetas amarillas y rojas en el bolsillo. El jugador de la selección de la URSS Yevgueni Lóvchev fue el primero en la historia de los mundiales en recibir una advertencia. También pasó a la historia el árbitro que la hizo, el alemán Kurt Chensher.

El primer cambio en la historia de los Mundiales

Fuente: ITAR-TASS

Pocos lo recordarán, pero antes del Mundial de 1970 en el fútbol no se podían hacer cambios de jugadores. La misma alineación tenía que jugar los 90 minutos completos, y, si era necesario, también el tiempo añadido.

Si un jugador se lesionaba y no podía continuar el partido, el equipo quedaba en inferioridad numérica. Este fenómeno era muy común. En 1970 la FIFA decidió ceder ante los futbolistas.

El primer jugador sustituido en un Mundial fue el futbolista de la selección de la URSS Víktor Serébriannikov. Jugó el primer tiempo del partido México-URSS, y después el entrenador Gavriil Kachalin tomó la decisión de sustituirlo por Anatoli Puzach.

La escalada de Lev Yashin

Fuente: imago / legion media

El único portero de la historia del fútbol merecedor del Balón de Oro (el premio al mejor jugador del mundo según los resultados del año), Lev Yashin, debutó con la selección de la URSS en el Mundial de 1958.

La selección llegó hasta cuartos de final, donde perdió contra los anfitriones del torneo, los suecos.

Lea más: Heredero de ‘La Araña Negra’>>>

El mismo Yashin también pasó a la historia como el único portero que consiguió parar un penalti en aquel Mundial. El portero soviético salvó la portería después del lanzamiento del austríaco Buzek. Quedó séptimo en la lista de porteros que habían parado penaltis en un Mundial.

El éxito goleador de Valentín Ivanov

Fuente: Ria Novosti

En el Mundial de Chile de 1962 por primera vez un futbolista ruso, Valentín Ivanov, se colocó entre los mejores goleadores. El gran delantero del Torpedo de Moscú, así como los brasileños Garrincha, Vavá, el chileno Leonel Sánchez, el húngaro Florian Albert y el yugoslavo Dražan Jerković, anotó cuatro goles. Como había seis jugadores que habían sido los máximos goleadores, el ganador de la Bota de oro se determinó por sorteo. La moneda le sonrió al brasileño Garrincha.

La cima del arbitraje

Fuente: imago / Legion Media

El árbitro soviético Nikolái Latíshev fue el primero en la historia del cuerpo de árbitros nacional, y hasta nuestros días, en pitar una final del Mundial ejerciendo de primer árbitro. En el mismo campeonato Latíshev arbitró los encuentros Inglaterra-Argentina, República Checa-Hungría y Alemania-Suiza (en la línea).

En el mundial del 66 otro árbitro soviético conquistaba el mismo éxito, Tófik Bajrámov. En realidad, Tófik arbitró como ayudante del sueco Gottfried Dienst. Otra cosa es que Bajrámov se convirtiera en el ayudante de árbitro probablemente más famoso del mundo. En su Bakú natal, se puso el nombre de Bajrámov a un estadio en su honor.

Hermandad

Fuente: Ria Novosti

En el Mundial de España 82, por primera vez en la historia una selección contaba con dos hermanos-porteros. Aunque en realidad los porteros de la selección de la URSS Víktor y Viacheslav Chánov no llegaron a mostrarse en el campo. En los cinco partidos Rinat Dasáyev defendió la portería de la selección de la URSS.

El genio del entrenamiento Valeri Nepómniaschi

Fuente: ITAR-TASS

En el Mundial de Italia 90 un equipo que representaba al continente africano llegaba por primera vez a la fase de cuartos de final.

El especialista ruso Valeri Nepómniaschi dirigía a “Los leones indomables” de Camerún y, bajo su tutela, durante aquel torneo eliminaron del campeonato a la selección de la URSS, a la Argentina encabezada por Diego Maradona y al fuerte equipo de Colombia.

Solo los ingleses pudieron cerrar el paso a Camerún venciendo a los africanos en la tanda de penaltis.

Este logro de los representantes del Continente Negro se repitió en el Mundial de 2002 (la selección de Senegal) y 2010 (la selección de Ghana).

Récord de goles

Fuente: imago / Legion Media

En el Mundial de EE UU 94 un futbolista ruso consiguió una hazaña goleadora. Por primera vez en la historia del Mundial un futbolista marcó cinco goles en un solo partido. Este jugador fue el delantero ruso Oleg Salenko, que batió cinco veces la portería de Camerún (6-1). En cuatro ocasiones Oleg anotó en el juego, y en otra marcó de penalti. Curiosamente en aquel partido Salenko marcó todos los goles con la pierna derecha y de un solo toque. Este logro le permitió convertirse en el mejor anotador del torneo junto a la leyenda del fútbol búlgaro Hristo Stóichkov. Ambos futbolistas marcaron seis goles. Aunque Salenko lo hizo en solo tres partidos, y Stóichkov, en seis.

Lea más: El Gazprom Arena será el estadio de fútbol más caro del mundo>>>