Las Olimpiadas de Sochi ayudarán a generalizar la práctica del deporte en Rusia

El pasado martes 20 de mayo se celebró en el centro cultural Vietoshni un encuentro entre los campeones olímpicos medallistas en Sochi 2014 y representantes de los deportes de verano que asistirán a las Olimpiadas de Río de Janeiro.

Fuente: servicio de prensa

El encuentro —organizado por el cuatro veces campeón olímpico y redactor jefe de la revista Bolshói Sport (Gran deporte) Alexéi Nemovi— fue bautizado de manera simbólica como ‘Sochi-Moscú-Río’.

“Hemos reunido a aquellas personas que contribuyen a popularizar el deporte en nuestro país”, comenta Nemov. “Tras ver en vivo o por televisión las victorias de los patinadores velocistas de pista corta y de los skeletonistas, los padres han empezado a apuntar a sus hijos en estas disciplinas hasta ahora tan poco populares.  Por no hablar del patinaje artístico; los centros de preparación de esta disciplina no dan abasto con toda la demanda de plazas. Para eso sirven unos juegos olímpicos”, señala el famoso gimnasta. 

El latinoamericano que preparó la ceremonia de clausura de Sochi 2014

Alexéi Nemov cree que las Olimpiadas de Sochi se han convertido en la tarjeta de visita de Rusia.  “Estoy convencido de que las Olimpiadas de Sochi han dado a conocer el lado más positivo de Rusia. Yo era vicealcalde en la villa olímpica y me he cruzado con muchas delegaciones de deportistas. Estuvimos pendientes en todo momento de que a los recién llegados no les faltase de nada. Todo el mundo destacó que el servicio estaba al más alto nivel. Las instalaciones deportivas obtuvieron las mejores calificaciones de los expertos. Los aficionados se quedaron impresionados con la logística desplegada y la comodidad del entorno. Pude conversar con estrellas del deporte mundial como Ole Einar Bjørndalen, Sven Kramer y Dario Cologna, quienes coincidieron en que las Olimpiadas de Sochi, en lo que a organización y espectáculo se refiere, han sido las mejores en las que han estado. Todo esto es muy significativo”, señaló Nemov.

Al evento acudieron los vencedores de Sochi: el bicampeón olímpico Yevgueni Plúshenko, la patinadora artística Adelina Sótnikova y el esquiador Alexánder Legkov (también campeones olímpicos) y el tres veces medallista de plata en la disciplina de descenso en trineo Albert Demchenko.

“He participado en siete juegos olímpicos. Los primeros y los últimos son los que más recuerdo”, explica Albert Demchenko. “Mi debut en los juegos olímpicos fue muy emocionante, pero las dos medallas que he ganado en Sochi siempre ocuparán un lugar en mi memoria. Nunca antes había competido ante tantos espectadores. El apoyo que recibimos fue una locura. Competir en un entorno así es una verdadera alegría. Para las olimpiadas se construyeron muchas instalaciones deportivas y pistas en las que los jóvenes deportistas pueden practicar. Ya no tendrán que viajar al extranjero y eso es un gran paso adelante”, afirma Demchenko. 

Un apoyo para Río 2016

Durante el evento, Alexéi Nemov entregó una serie de premios conmemorativos a las personas que han contribuido con el desarrollo y la popularización del deporte ruso: Alexéi Vorobiov (Departamento de Educación Física y Deporte de Moscú), María Morózova (Mercedes Benz Rus), Andréi Bagáev (Donstroi), Stanislav Novikov (BKS), Evgueni Ábov (Russia Beyond The Headlines), Nikolái Dolgopolovu (Federación de Periodistas Deportivos de Rusia)

También se les otorgó una condecoración a todos los deportistas que asistieron. El patrocinador informativo del evento, Russia Beyond the Headlines, entregó el premio a la “popularización de Rusia en el mundo de las potencias deportivas” a la campeona olímpica y también campeona del mundo de natación sincronizada en repetidas ocasiones Angelina Timanina.

“Los deportes olímpicos de invierno nos han pasado el testigo. Intentaremos no decepcionar a Rusia y obtener los mejores resultados en Río 2016. Ocupar el primer puesto en la clasificación general no será fácil, pero haremos todo lo posible para lograrlo. He pasado mucho tiempo en los Juegos de Sochi. Allí se respiraba tanta emoción que no apetecía que se acabara la fiesta. La victoria de estos deportistas constituye también una victoria para todo el deporte ruso. Estoy convencida de que, a partir de ahora, aumentará significativamente la competencia para formar parte de la selección nacional en las disciplinas de invierno”, comentó Timanina. 

El renacimiento de las tradiciones deportivas

En opinión del campeón olímpico de esquí Alexánder Legkov, los Juegos de Sochi fomentarán el renacimiento del deporte de masas. 

“En la URSS la práctica del deporte estaba muy generalizada. Esto explica que los deportistas soviéticos obtuvieran unos resultados tan buenos tanto en los juegos olímpicos como en los campeonatos del mundo de deportes de equipo como el fútbol, el baloncesto y el voleibol. Tenemos que recuperar esa tradición. El éxito alcanzado en Sochi será un buen contexto para conseguirlo. Si el esquí lo practicaran cientos de miles o millones de personas, en lugar de decenas de miles como ocurre ahora, obtendríamos muchas más medallas. Y lo mismo ocurre con el resto de deportes”, reconoce Legkov.

En febrero de 2014, Rusia organizó por primera vez en su historia unos Juegos Olímpicos de Invierno (en 1980 la URSS acogió los Juegos de Verano). La selección rusa obtuvo en Sochi 33 medallas, superando así los logros alcanzados por la selección de la URSS en su día: 13 oros (lo que iguala el resultado de la URSS en 1976), 11 platas y 9 bronces que constituyen un récord nacional. 49 rusos se convirtieron en medallistas, 26 de los cuales obtuvieron la medalla de oro.