Disturbios interrumpen partido de liga de fútbol en San Petersburgo

El pasado domingo unos hinchas de San Petersburgo provocaron la cancelación de un partido de la liga rusa de fútbol entre el Zenit y el Dinamo. Las autoridades futbolísticas prometen castigar duramente a los culpables, el Zenit se compromete a revisar sus relaciones con las agrupaciones de hinchas.

El partido de la penúltima jornada de la liga de Rusia en el que el Zenit de San Petersburgo recibía en casa al Dinamo de Moscú acabó con un escándalo. Cinco minutos antes del pitido final, con un marcador de 2-4 a favor del equipo visitante, los hinchas del Zenit rompieron el cordón de seguridad y se agruparon tras la portería del Dinamo.

A falta de un partido, el CSKA de Moscú es líder con 61 puntos, por 60 del Zenit de San Petersburgo. El Lokomotiv es tercero con 59 puntos.

Los fanáticos más agresivos saltaron al campo y atacaron a los jugadores. Uno de ellos logró alcanzar al defensa del Dinamo y de la selección de Rusia Vladímir Granat y golpearle en la cara. Como resultado, el árbitro tomó la decisión de interrumpir el partido.

Tras el encuentro, la policía detuvo a varios radicales. En cuanto al hincha implicado en el ataque del futbolista, el atacante logró ocultarse. Según la policía rusa, la identidad del agresor ya ha sido determinada.

“El Zenit lamenta profundamente el incidente sucedido durante el partido contra el Dinamo, - declaraba el director del servicio de prensa del club de San Petersburgo, Evgueni Gúsev. – Esperamos que los culpables reciban un merecido castigo. Vamos a revisar nuestras relaciones con los movimientos de seguidores”. 

Según el reglamento disciplinario de la Unión Rusa de Fútbol (RFS por sus siglas en ruso), al Zenit se le aplicará una derrota técnica por 0-3. El club de San Petersburgo podría ser sancionado con cinco partidos en casa a puerta cerrada. Además, el club patrocinado por Gazprom deberá pagar una multa de hasta 1 millón de rublos (28.500 dólares). La sanción oficial del Zenit será anunciada el 14 de mayo en una asamblea de la comisión disciplinaria de la RFS. 

Dura reacción de las autoridades

La reacción de las autoridades ha sido inesperadamente crítica. “El grupo de hinchas actuó de forma muy organizada, - ha declarado el presidente de la Liga Premier de Rusia, Serguéi Priadkin. – “Esto debe servir de precedente, los radicales serán sancionados con los más duros castigos. Evidentemente, es imposible encontrar a todos los hinchas que saltaron al campo, pero teniendo en cuenta que el estadio cuenta con los más modernos sistemas de grabación por vídeo, creo que hallaremos a los agresores y estos recibirán un duro castigo”.

El ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, también se expresó en un tono serio acerca del incidente en San Petersburgo. “Con los hinchas hay que trabajar de forma sistemática y regular, no hay que limitarse a la venta de entradas. El club anfitrión no estaba preparado para lidiar con este incidente y no pudo garantizar la seguridad en el estadio”, declaraba Mutko al portal sports.ru. 

La muchedumbre y el efecto dominó

“En nuestra ciudad nunca había sucedido nada por el estilo, - declaró a Gazeta.ru uno de los veteranos del movimiento de seguidores del Zenit, Valeri Iliunin, - Nunca había sucedido nada que hubiera provocado el salto de los seguidores al campo. Sí, íbamos perdiendo, pero no es la primera vez que el Zenit pierde un partido importante en su campo. Lo que sucedió fue una estampida espontánea de la multitud”.

Eduard Latypov, otro miembro de los hinchas de San Petersburgo, presidente del club de seguidores de la selección de Rusia, Russia Unites, opina que la causa del comportamiento inadecuado de los hinchas fue el estrés: “Nadie preparó ninguna acción agresiva para este partido. Al contrario, la afición estaba preparada para celebrar la victoria, y los cuatro goles del Dinamo cayeron como una ducha de agua fría. Se disparó el efecto masa. Un par de hinchas saltó, y detrás de ellos otros dos. Estos animaron al resto. Es consolador el hecho de que, aunque los guardias al principio no pudieron detener la estampida de hinchas saltando al campo, en general los servicios de seguridad actuaron correctamente. Como resultado de sus acciones, los seguidores que saltaron al campo volvieron atrás”. 

La imagen del Zenit dañada

“Lo que sucedió en el estadio va en contra del espíritu del fútbol, - señalaba en una entrevista para el periódico Izvestia el campeón de la URSS de 1984 con el Zenit, Borís Chujlov. – Las personas que saltaron al campo y provocaron la pelea y la posterior cancelación del partido dañan al club, a la ciudad y a todo el fútbol ruso y luego quedan impunes. No deberían poder volver a entrar en la tribuna de ningún estadio”.

El antiguo delantero del Zenit, Aleksander Panov, opina que el comportamiento de los hinchas del equipo de San Petersburgo influirá de manera negativa en la imagen del club.

El Zenit ha estropeado su reputación, demostrando que en esta ciudad no se puede garantizar la seguridad de ninguna persona, incluidos los futbolistas”, cita las palabras de Panov la agencia R-Sport.

No es la primera vez que los seguidores del Zenit aparecen en el centro de un escándalo. En febrero, durante un partido en casa de octavos de final de la Champions League contra el Borussia Dortmund, el sector de los hinchas locales del estadio del Zenit estuvo vacío. De este modo, la UEFA sancionaba al club ruso por el comportamiento radical de sus hinchas durante un partido de la etapa de grupos contra el FK Austria Wien.

A finales de 2012, los hinchas del Zenit provocaron la cancelación de otro partido contra el Dinamo. El encuentro fue interrumpido después de que se lanzara un petardo contra el portero visitante. El guardameta sufrió quemaduras y el Zenit una multa de 1,1 millón de rublos (31.400 dólares), además de dos partidos en casa a puerta cerrada. 

 

Fuente: youtube / HQ Soccer The Motion

Artículo basado en materiales de Kommersant, Gazeta.ru, Izvestia, R-Sport y sports.ru.