Se acelera la construcción de los estadios del Mundial de fútbol 2018

Deberá haber diez nuevos campos y en estos momentos sólo se han completado dos. Fuente: PhotoXpress

Deberá haber diez nuevos campos y en estos momentos sólo se han completado dos. Fuente: PhotoXpress

Repaso a los diez estadios en construcción para el Mundial de 2018. ¿Cuánto cuestan y quién los construye?

El ministo de Deportes de Rusia, Vitali Mutko, ha vuelto a revisar el coste de la organización del Mundial de fútbol de 2018. Según el calendario el coste para cumplir con el programa se ha reducido en 44 millones de rublos (1,3 millones de dólares) y tendrá un conste total de 620 millones de rublos (17, 5 millones de dólares).

En enero de 2014, Jerome Valcke, secretario general de la FIFA, anunció que Rusia iba entre seis y ocho meses adelantada en las preparaciones del Mundial 2018.

Aunque la experiencia ha demostrado que a la hora de construir un estadio el coste final siempre suele ser muy diferente a lo estipulado, de modo que nadie puede decir todavía cuál será el coste final.

"Además de los estadios estamos construyendo otros 300 proyectos: infraestructuras de alojamiento para los jugadores así como instalaciones de comunicación y de generación de energía", explicó el ministro Vitali Mutko.  "Se dice que las obras van lentas y que hay robos, pero no merece la pena prestar atención a estas acusaciones, ya que siempre habrá gente que las haga. Eventos como las Olimpiadas o el Mundial de fútbol crear miles de empleos y contribuyen a que el país suba de nivel".

Los estadios de Kazán y Sochi ya están listos

El Kazán Arena es el primero de los 12 estadios para el Mundial de 2018 que ya está listo. El partido inaugural tendrá lugar el 26 de mayo. Tiene una capacidad de 45.000 espectadores y recuerda a uno de los mejores campos del mundo: el Emirates Stadium del Arsenal. No es una casualidad, ya que lo ha construido la misma compañía, responsable también del nuevo Wembley y del Estadio Olímpico de Londres.

El Mundial Brasil 2014 tendrá un coste de unos 20.000 millones de dólares. Se han construido cinco estadios especialmente para el evento. En Rusia se construirán 10 nuevos estadios para el Mundial 2018.

El coste del Kazán Arena ha sido de 402 millones de dólares. Si se compara con los estadios para el Mundial de Brasil 2014, resulta mucho más caro: el estadio Arena Das Dunas (45.000 espectadores)  ha costado 205 millones de dólares; el Arena Amazonia (44.000 espectadores), 260 millones en el Arena Pantanalan (44.000 espectadores), 255 millones.

El coste del estadio de Kazán es similar al de los campos brasileños que acogerán los partidos decisivos de la competición. Así, el Estadio Nacional Garrincha (71.000 espectadores), donde se

jugarán los cuartos de final y el partido por el tercer puesto ha costado 400 millones de dólares. El Arena Corinthians (65.000 espectadores), que albergará una de las semifinales, resultó algo más caro, 403 millones de dólares.

El estadio Fisht en Sochi, donde tuvieron lugar las ceremonias de apertura y clausura tanto de las Olimpiadas como de las Paraolimpiadas, también está listo para acoger partidos de fútbol. Ha sido diseñado por Popoulous, los arquitectos que también diseñaron el Yankee Stadium de Nueva York, el Estadio Olímpico de Chicago y el estadio So Kon Po.

"El estadio está diseñado de tal manera que en invierno refleja la luz en un ángulo determinado, que consigue que penetre en el interior. En verano, cuando el sol está en lo alto, es capaz de generar sombra en el interior".

Proyectos en construcción

Mientras el estadio de Kazán y Sochi ya están listos para celebrar partidos al más alto nivel, en otras ciudades rusas se avanza más lentamente. El que está más cerca de ser completado es el nuevo estadio del Spartak, el Otkritie Arena, que debería inaugurarse en julio de este año. Por su parte, el Zenit Arena,  ha estado en construcción desde 2006 y no se abrirá hasta mediados de 2016.

El legendario estadio Luzhnikí de Moscú, que acogió las Olimpiadas de 1980 no estará listo en las próximas fechas. Se ha cerrado por reformas y se han destinado 534 millones de dólares para los próximos cuatro años. Será en el nuevo estadio de Luzhnikí donde se celebre la final del Mundial de 2018.

Por su parte, en las regiones, habrá compañías rusas construyendo. Stroytransgaz, propiedad de Guennadi Timchenko, estará ocupado de levantar los estadios en Volgograd y Nizhni Nóvgorod; Crocus Group, de Aras y Emin Alagarov serán los principales contratistas en Kaliningrado y Rostov del Don mientras que en Ekaterimburgo la construcción la llevará a cabo Sinara Development de Dmitri Pumpianski.

"Las regiones rusas han pedido estos estadios y nuestro objetivo es que pasen las inspecciones de la FIFA", declaró el ministro Mutko. "Los gobiernos regionales asumirán la responsabilidad por estos proyectos", añadió.

Tomando nota de la experiencia brasileña

En el Gobierno ruso están convencidos de que han estudiado con cautela la preparación de Brasil para el Mundial 2014 y que harán todo lo posible para no repetir los errores que puedan cometer los latinoamericanos.

Alexéi Sorokin, director general del comité organizador Rusia 2018 declaró: "Mis colegas del Comité estarán en Brasil a lo largo de toda la competición y asimilarán la experiencia. Además, estamos organizando un variado programa con representantes de nuestras regiones con las regiones de Brasil". 

La experiencia Olímpica

"Las infraestructuras son uno de los principales problemas del fútbol en Rusia", declaró en una entrevista con RBTH Anatoli Vrobiov, director general de la Unión de Fútbol de Rusia. "Sólo se ha construido un estadio desde las Olimpiadas de 1980, el del Lokomotiv, y actualmente los equipos de Moscú tiene que jugar en Jimki o Raménskoie, en las afueras de Moscú. La organización de un Mundial debería cambiar esta situación. Rusia debería aprender de la experiencia de ucrania, que solo fue capaz de completar sus estadios a última hora. Las Olimpiadas de Sochi nos muestran que nuestra infraestructura debería estar en lista con antelación".