Los medallistas olímpicos rusos reciben coches de lujo como premio

Fuente: Ria Novosti

Fuente: Ria Novosti

El pasado jueves, el primer ministro ruso Dmitri Medvédev entregó las llaves de una nueva flota de Mercedes como premio a los medallistas rusos de los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi.

El anfitrión de las Olimpiadas, que se clausuraron el pasado 23 de febrero, dominó el medallero  con 13 oros, 11 platas y nueve bronces, lo que supone un récord histórico para el país de 33 medallas. 

Ekaterina Bobrova, patinadora rusa de 23 años que ganó el oro en la competición por equipos, decidió vender el auto recibido como regalo y donar el dinero a un fondo que ayuda a niños con enfermedades oncológicas.

En una ceremonia celebrada en Vasilevski Spusk, junto a la Plaza Roja, Medvédev ha felicitado a los 44 medallistas y les ha repartido las llaves. Se entregaron tres modelos de Mercedes diferentes en función de la medalla obtenida. 

“Me sorprendió mucho el coche que recibí”, comentó el atleta de biatlón Antón Shipulin, parte del equipo de relevos que se llevó el oro. “Claro que sabía qué modelo sería, pero no me lo acababa de creer”, añadió. Se trata del segundo coche que Shipulin recibe del Estado ruso después de haber ganado la medalla de bronce en el mismo evento celebrado hace cuatro años en Vancouver. 

Además de los coches, obtendrán también un premio en efectivo: los ganadores del oro recibirán una recompensa de 120.000 dólares, los de la medalla de plata 76.000 y los de la de bronce 52.000. 

Rusia ha superado todas las expectativas, al dominar el medallero por primera vez en 20 años. Atrás queda el fracaso de Vancouver en 2010, cuando el equipo ruso obtuvo tan solo tres medallas de oro en una actuación declarada universalmente como un desastre nacional. 

Artículo publicado originalmente en inglés en The Moscow News.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.