La aurora boreal enciende la antorcha paralímpica

El 7 de marzo comienzan los Juegos Paralímpicos en Sochi. Ahora comienzan los relevos que recorrerán gran parte de Rusia. Fuente: Ria Novosti / Vitali Ankov

El 7 de marzo comienzan los Juegos Paralímpicos en Sochi. Ahora comienzan los relevos que recorrerán gran parte de Rusia. Fuente: Ria Novosti / Vitali Ankov

Los relevos de la antorcha paralímpica han comenzado en el cabo de Dezhniov, el punto más oriental de Rusia. Los organizadores prometen un auténtico espectáculo en cada una de las 45 ciudades por las que pasará la llama paralímpica. La antorcha visitará también la cuna de los Juegos Paralímpicos, la ciudad británica de Stoke Mandeville.

Los Juegos Olímpicos de Sochi ya son historia, pero las victorias en la ciudad más meridional de Rusia no han terminado: el 7 de marzo Sochi acogerá los Juegos Paralímpicos.

El 26 de febrero comenzaron los relevos de la llama paralímpica. El viaje de la antorcha, que se llevará a cabo con el lema “Superándose. Venciendo. Inspirando”, ha dado comienzo en el cabo de Dezhniov, el punto más al este de Rusia. La llama se encendió en Chukotka, la primera región de Rusia en recibir el amanecer, a las 5:10 hora local, durante un resplandeciente espectáculo pirotécnico. Enesemomento, enMoscú todavíaera 25 defebrero.

La forma de la antorcha de la llama paralímpica es la misma que la de la antorcha olímpica. La diferencia está en el color del mango y del espacio central. La antorcha paralímpica no es roja, sino azul claro, un color que simboliza la pureza de mente y la fuerza de espíritu de los atletas paralímpicos. La antorcha pesa cerca de 1,8 kg, mide 0,95 metros de altura y 0,145 metros de ancho en su punto más ancho y tiene un grosor de 0,54.

Según informaba a ITAR-TASS en una rueda de prensa el secretario general del Comité Paralímpico de Rusia, Mijaíl Teréntiev, 1.500 personas transportarán la llama por 45 ciudades de Rusia y la mayoría de ellas serán personas con discapacidades. Cada día, la antorcha se encenderá al mismo tiempo en varias ciudades y los relevos finalizarán el día de la Inauguración de los Juegos Paralímpicos, el 7 de marzo, en el estadio Fisht de Sochi. 

La aurora boreal y los Caballeros Rusos

La organización promete un espectáculo único en cada una de las ciudades de paso de la antorcha. Por ejemplo, en Lípetsk la llama se encenderá con las llamas de los hornos en los que se fabrican los juguetes de Románovo.

En Pskov, los mejores herreros de la ciudad serán los encargados de prender la llama. En Nizhni Nóvgorod, a la orilla del Volga, la llama se encenderá mediante síntesis fotoquímica. En Volgogrado probarán un método no menos interesante: el 4 de marzo, en el planetario de la ciudad, se recreará el famoso experimento de Arquímedes para obtener fuego de la luz solar con ayuda de un sistema de espejos.

En Kémerovo, Siberia, se construirá especialmente para el relevo un alto horno simbólico en el que se 'fundirá' la llama. Al sur de Krasnodar se organizará una representación teatralizada en una aldea cosaca: un herrero, golpeando un yunque con su martillo, hará saltar una chispa de la que se encenderá la antorcha paralímpica.

Y en Múrmansk, una ciudad situada al norte de Rusia, encenderán la llama paralímpica con la luz de la aurora boreal. En la región de Moscú al público le espera un auténtico espectáculo. El grupo de aviación Rússkie vitiazi (Los Caballeros Rusos) realizará varias acrobacias de pilotaje y dibujarán en el cielo el símbolo de los Juegos Paralímpicos: los Ágitos, tres arcos de distintos colores. 

Viaje a las raíces

Una de las etapas pasará por la ciudad británica de Stoke Mandeville, en el condado de Buckinghamshire, considerada la patria de los Juegos Paralímpicos. La competición que se celebra allí desde 1948 fue la predecesora de los primeros Juegos Paralímpicos, celebrados en Roma en 1960. Desde 2014 esta etapa será una parte obligatoria de todos los relevos de la antorcha. 

El acento sobre los valores fundamentales

Mijaíl Teréntiev, actual secretario general del Comité Paralímpico de Rusia, también hará un relevo.

“Los Juegos Paralímpicos suelen comenzar dos semanas después de las Olimpiadas.

Es una tradición que existe desde Seúl 1988, donde se organizaron los primeros relevos de la llama paralímpica. Este evento nos permite promover el interés por los juegos, por los atletas paralímpicos. Yo participé en los relevos de Pekín 2008. Mi etapa pasaba por una plaza en la que estaban escritos los nombres de los emperadores. El objetivo de los relevos es llamar la atención sobre el deporte, sobre los Juegos Paralímpicos, sobre los valores del movimiento paralímpico: la inspiración, la igualdad y el valor. Porque el deporte es una herramienta que promueve una mayor participación de las personas con discapacidad en la sociedad”.

“En Vancouver ganamos 38 medallas: 12 oros, 16 platas y 10 bronces, - recuerda Teréntiev. – Intentaremos alcanzar esta cifra o incluso superarla. Sobre todo porque en el programa de la competición han aparecido nuevas disciplinas, como el parasnowboard, que por ahora se disputa en las carreras de esquí alpino. Estoy seguro de que dentro de cuatro años, en Corea, el parasnowboard tendrá su propia disciplina. Además, este año presentamos por primera vez una selección de hockey con muchas posibilidades. Espero que los espectadores disfruten tanto las actuaciones de los atletas paralímpicos como las de las Olimpiadas de Sochi”.

Artículo basado en materiales de ITAR-TASS y de Rossíyskaya Gazeta.