El Anzhi pone en venta a sus estrellas y anuncia recortes

De izquierda a derecha Jucilei da Silva, Ewerthon, Diarra, Mehdi Carcela-Gonzalez y Samuel Eto'o. Fuente: RIA Novosti.

De izquierda a derecha Jucilei da Silva, Ewerthon, Diarra, Mehdi Carcela-Gonzalez y Samuel Eto'o. Fuente: RIA Novosti.

El Anzhi de Majachkalá deja atrás el olimpo futbolístico y va allanando el terreno para adaptarse al ‘juego limpio financiero’ de la UEFA. Los problemas financieros de Suleimán Kerímov, accionista mayoritario de Uralkali y propietario del club de Daguestán, han acarreado cambios sustanciales en la política del proyecto futbolístico más sonado del fútbol europeo.

El Anzhi de Majachkalá arrancaba esta temporada como principal favorito. Y no solo en la Liga Premier del fútbol ruso, también en la Liga Europea de la UEFA. El club conservó al primer entrenador, el titulado holandés Guus Hiddink, y realizó una serie de fichajes estelares. Tres futbolistas de la selección rusa pasaron a engrosar sus filas: Alexánder Kokorin (19 millones de euros), Ígor Denísov (15 millones) y Alexéi Iónov (5 millones), además del  defensa de la selección congolesa Christopher Samba (15 millones).

Parecía que, con tan solo unos nombres, el Anzhi  tendría que haber sembrado el pánico entre los jugadores del equipo rival. Pero la inexorable ley del fútbol acabó por imponerse: son los jugadores quienes saltan al terreno, no el dinero. Tras la derrota sufrida en terreno del Dínamo de Moscú, Guus Hiddink presentó su dimisión.

Suleimán Kerímov es propietario del Anzhi desde enero de 2011. Primero invitó a su club al brasileño Roberto Carlos y al entrenador holandés Guus Hiddink, después hizo del camerunés Samuel Eto’o el jugador mejor pagado del mundo (20 millones de euros al año) y, al final, empezó a hacer acopio de los más fuertes jugadores de Rusia. Nadie se esperaba que la siguiente etapa se abriera con el fichaje de un técnico ruso y una drástica reducción del presupuesto. Ahora, en vez de aspirar al campeonato, el Anzhi  tendrá que apañárselas para quedar entre los ocho primeros equipos de la Liga Premier de Rusia.

Para sustituir al holandés se reclutó al que había sido el asistente del gran Alex Ferguson en el Manchester United, el holandés René Meulensteen. La pérdida de un especialista tan fuerte e influyente como Hiddink desmoralizó profundamente a la afición, que por aquel entonces ni siquiera podía imaginar qué le depararía el futuro a su equipo favorito.Bajo la dirección de Meulensteen el Anzhi siguió perdiendo puntos.

Por su parte, el 31 de julio Uralkali rompió con su socio bielorruso lo que provocó grandes peérdidas. Este empresa es el primer productor mundial de fertilizantes minerales y su propietario es Suleimán Kerímov, dueño del Anzhi. La caída de las acciones de Uralkali en la bolsa provocó que su valor retrocediera hasta los niveles que la empresa tenía cuando pasó a manos de los actuales accionistas, con el empresario de Daguestán a la cabeza.

Tan solo una semana después, el Anzhi sufría una nueva derrota a domicilio ante el Kriliá Sovétov de Samara y el 6 de agosto el presidente del consejo directivo del club de Daguestán, Konstantín Remchukov, emitió una serie de polémicas declaraciones.

El Anzhi ha tasado a Samuel Eto'o en 15 millones de euros. Según informan medios birtánicos podría recalar en el Chelse de José Mourinho. Otros de los pretendientes son el Arsenal, el Nápoles o el Inter.

En primer lugar se refirió al ‘reformateo’ del Anzhi. A partir de ahora, la plantilla se nutrirá de jugadores de la cantera y los futbolistas mejor pagados deberán abandonar el equipo.  En segundo lugar, el presupuesto del Anzhi será de 50-70 millones de euros anuales, lo que contrasta con los 120 millones de le temporada anterior. El nuevo entrenador del club será el ruso Hadzhí Hadzhíev, que regresa de nuevo al Anzhi por cuarta vez. Anteriormente había trabajado en el primer equipo de Majachkalá del 1999 al 2001; en 2003 y del 2010 al 2011.

Al día siguiente los medios internacionales ya especulaban con la venta de algún que otro futbolista del Anzhi. En Rusia se anunciaron los traspasos de Yuri Zhírkov e Ígor Denísov al Dinamo de Moscú; en Francia, la transferencia de Lass Diarra al Mónaco; y en Italia, el regreso de Samuel Eto’o al Inter. Remchukov trató de calmar los ánimos de aficionados y especialistas anunciando que no se liquidaría la plantilla al completo, pero en el mismo comunicado el presidente del Anzhi  explicaba que Suleimán Kerímov padece una enfermedad que le impedirá seguir involucrado en el fútbol.

Esta noticia tuvo un gran impactó. Las acciones del señor Kerímov, que posee negocios en varios sectores, no cesaban de caer. Media hora después, literalmente, el secretario de prensa de Kerímov anunciaba que el empresario ruso goza de un perfecto estado de salud y está dispuesto a continuar al frente de sus negocios. Tan flagrantes contradicciones entre los directivos del club de fútbol dejan multitud de preguntas en el aire.

El entrenador Shándor Varga, representante del entrenador del Arsenal londinense Arsène Wenger, expuso a Rusia Hoy su opinión sobre los hechos. “Kerímov invirtió más de 30 millones de euros en el club y esperaba un rendimiento instantáneo. Pero, en vez de resultados, se ha encontrado con un equipo en el que no hay comunicación entre los legionarios y los futbolistas rusos, mientras que los managers no dejan de pedir dinero para refuerzos”, dice Varga.

“A juzgar por las apariencias, Kerímov se reunió con diversas personas del mundo fútbol y decidió modificar la forma en que se debe cubrir la plantilla del Anzhi. Dentro de dos años todos los clubes europeos empezarán a regirse por el ‘juego limpio financiero’ de la UEFA. Solo podrán gastar aquello que ingresen. Los propietarios privados de los clubes de fútbol solo podrán invertir en la promoción de los equipos infantiles y juveniles, no gastarlo en nuevos jugadores. El Anzhi también debe adaptarse, porque los clubes rusos tienen pocos ingresos y todos, excepto el CSKA, son deficitarios. Indudablemente Kerímov ha hecho caso de esos consejos y ahora quiere enseñar al club a vivir de acuerdo con sus recursos”, señaló el experto.