María Kirilenko: “Mi momento ha llegado”

La tenista rusa, 12º en la clasificación de la WTA, habla sobre su progreso profesional y sus expectativas. Fuente: Reuters

La tenista rusa, 12º en la clasificación de la WTA, habla sobre su progreso profesional y sus expectativas. Fuente: Reuters

La tenista rusa María Kirilenko comenta en una entrevista con la agencia 'R-Sport', cómo ha conseguido progresar y por qué antes no fue posible.

Esta temporada ha conseguido gran cantidad de victorias frente a oponentes de élite. ¿Qué ha cambiado para usted como jugadora de tenis? ¿Cómo ha conseguido superar temporadas pasadas?

Ha cambiado mucho. Los años de entrenamiento dan sus frutos, por supuesto, además de todos los avances acumulados en las últimas temporadas. Y también creo que cada atleta tiene su momento en el que se abre y empieza a mostrar resultados. Mi momento ha llegado  ahora. 

Siento que he cambiado, que he empezado a pensar de otra manera en la cancha, he empezado a percibirlo todo de otra manera. Ahora disfruto del tenis. Incluso si pierdo, mantengo la calma. Sé que un partido consta de tres sets. En general, tengo una percepción muy diferente de la situación.

En la modalidad Junior ganó el Abierto de EE UU. Tras su paso al tenis profesional, siempre se esperó mucho de usted. ¿Hubo momentos de crisis, en los que nada salía bien y quería dejarlo todo?
No, esto nunca ha sucedido. Gané el Abierto de EE UU cuando tenía 15 años. Mire las fotos de esa época: era pequeña, delgada, nunca he tenido una fuerza especial, ni golpes o saques fuertes. No, incluso ahora no puedo decir que sea muy fuerte.

En general, por eso, la transición de junior a profesionales no me resultó fácil, era difícil jugar con mujeres adultas. Pero poco a poco, cada año fui ganando experiencia. Y si nos fijamos en la forma en que mi carrera se ha desarrollado, cada año ha sido mejor que el anterior.

No ha habido saltos colosales, pero en cada temporada he tenido buenas victorias ante jugadores fuertes. Sí, Sharápova ganó a los 17 años un Gran Slam, pero ella, por su desarrollo físico siempre me ha superado. Desde la infancia fue muy superior.

Durante un tiempo estuvo tratando de encontrar el entrenador ideal, pero luego, en algún momento dejó esta búsqueda y comenzó a trabajar con su padre.
Sí, empecé a jugar con mi padre, y luego en el transcurso de mi carrera, intentamos realmente atraer a diferentes entrenadores. Cada entrenador me dio algo para ayudar a mejorar el juego.

Pero llegué a la conclusión de que psicológicamente me sentía mucho más tranquila  con mi padre. Él sabe cómo prepararme para los partidos, elige las palabras adecuadas.

Por otro lado, con él no hay situaciones de estrés que a veces se dan con otros entrenadores. Al fin y al cabo, son extraños, no eres su hijo natural. Y por último, mi padre juega al tenis. Y mucho mejor que muchos de los entrenadores que he tenido. En general, realmente aprecio mucho el entendimiento que existe en nuestra relación profesional.
 
Su progreso en la clasificación individualcoincidió con el momento en que dejó de participar en dobles. ¿No es una coincidencia?
De pequeña jugaba en dobles cada año, y lo hacía bastante bien con cualquier pareja. Me fue especialmente bien me el año pasado con Nadia Petrova, ganamos medallas olímpicas, y ganamos en la final del Mundial. En general, tengo la sensación de haber alcanzado todos los objetivos. Bueno, no gané el Grand Slam. Pero lo que realmente quería ganar era una medalla olímpica y el torneo final.

Si no fuera por las hermanas Williams, podría haberme llevado  el oro olímpico. Y ahora ya no siento placer de jugar en dobles. Además, la combinación de los resultados en las dos categorías es difícil, especialmente si sola consigues llegar lejos en los torneos.

Ha mencionado a las hermanas Williams: ¿Cómo actúa Serena, que afecta mágicamente a sus rivales, y le tienen tanto miedo?
Yo no diría que le tienen miedo, simplemente jugar contra ella es difícil. Especialmente para algunas jugadoras contra las que ella se prepara de una manera especial. Simplemente se convierte en otra jugadora cuando se prepara en especial contra alguien concreto.

Este año, ha estado continuamente yendo a Washington a ver el hockey, a juzgar por las fotos en su Twitter. Sin embargo, los Capitals, donde juega su compañero Alexander Ovechkin, abandonaron la lucha por la Copa Stanley. ¿Consiguió durante los torneos europeos seguir los partidos en la televisión o el régimen deportivo es más importante?
Por la noche los partidos no los veía, ciertamente, pero sí seguía los acontecimientos y los apoyaba, incluso estando aquí. Hubo algunos partidos que empezaron antes y así tuve la oportunidad de verlos aquí, la hora coincidió. Vi un par de juegos.

¿Está muy desilusionada porque  perdiera el Washington o tal vez hay algo positivo en el hecho de que Alexander [su pareja que juega a hockey en EE UU] ahora pueda venir a apoyarla en los torneos de Europa?
Sé que para ellos, para el equipo, era importante la Copa Stanley. Realmente querían ganarla. Incluso, simplemente al ver partidos, se puede observar cómo lo están dando todo en una lucha tensa. Así que, por supuesto, deseaba enormemente que ganaran.

La Copa Stanley es lo más prestigioso del hockey. Así que es muy decepcionante. Sé lo que se desilusionó Alexander, y lo siento mucho. Pero por otro lado, hay muchos más años por delante. Alexander es aún bastante joven. Y estoy seguro de que su momento aún está por llegar, no dudo de que aún ganen la Copa. 

Artículo publicado originalmente en ruso en R-Sport.  

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.