Vuelve al ring tras un año entre rejas

El luchador de sambo, Rasul Mirzayev, estuvo en la cárcel acusado de un delito de “muerte por negligencia”. Fuente: Aleksánder Nésterov / RIA Nóvosti

El luchador de sambo, Rasul Mirzayev, estuvo en la cárcel acusado de un delito de “muerte por negligencia”. Fuente: Aleksánder Nésterov / RIA Nóvosti

Rasul Mirzayev, condenado a prisión condicional por la muerte del estudiante Iván Agafonov, ya ha participado en un campeonato de Rusia tras su reciente puesta en libertad. El luchador de sambo ganó dos combates pero fue derrotado en el tercero. Su condena despertó tensiones étnicas.

 El luchador ruso de sambo, Rasul Mirzayev, ha estado expulsado de la competición debido a las acusaciones de asesinato del estudante Iván Agafonov. El entrenador de la selección rusa declaró a la agencia R-Sport que podrá recuperar su forma en medio año.

Mirzayev participó en el campeonato de Rusia de Gubkin (región de Bélgorod). El luchador ganó los dos primeros encuentros pero fue derrotado en el tercero, dando por finalizada su participación en el torneo.

El sambo

Deporte de lucha moderno desarrollado en la URSS. Tiene sus raíces en estilos tradicionales de la lucha libre como el Judo, el Koch armenio, el Chidaoba georgiano, o el Kurash uzbeko.

Konakov comenta: “Era la primera competición de Mirzayev después de una larga pausa, así que difícilmente podíamos esperar de él una victoria asegurada. Sobre todo porque en esta categoría de peso participan deportistas muy importantes y ambiciosos. Por ahora Rasul no está en forma y para él es muy difícil llegar de pronto a un nivel de competición tan alto. Necesita un tiempo para adaptarse a la situación. Pero teniendo en cuenta su espíritu luchador y su carácter, creo que si trabaja como es debido podrá llegar a su nivel de competición anterior en medio año”, comenta Konakov.

Mirzayev es campeón del mundo de sambo, campeón de Rusia de artes marciales mixtas, posee una Copa del mundo de lucha libre, y fue campeón del mundo Fight Nights del torneo "Batalla en Moscú: 4" en la categoría de hasta 65 kg. de peso. Volvió a los entrenamientos a mediados de enero.

La denuncia de la familia del estudiante fallecido Iván Agafonov, de 19 años de edad, que pedía la condena de Mirzayev, fue rechazada por el colegio judicial de asuntos penales del Tribunal Municipal de Moscú.

La resolución del caso del deportista ha sido considerada legal y ya ha entrado en vigor. Las compañías especializadas en combates de lucha libre ya han expresado su voluntad de devolver al campeón del mundo de sambo a los rings. Y los abogados de Mirzayev están preparando la publicación de una biografía del deportista.

El incidente tuvo lugar el 15 de agosto de 2011 en el centro de Moscú, junto a la discoteca Garazh. Aquella noche surgió una riña entre Mirzayev y Agafonov durante el cual el deportista golpeó al estudiante en la mandíbula. Al caer, Agafonov se golpeó la cabeza y días después fallecía en el hospital. El propio Mirzayev se entregó a la policía y fue arrestado.

Durante la investigación cambió la causa penal contra el deportista. En un principio la acusación solicitaba juzgarlo por provocar de manera intencionada lesiones corporales graves, aunque más tarde el fiscal solicitó que se considerara al acusado culpable de una pena más suave: "muerte por negligencia".

Durante el caso se llevaron a cabo cinco exámenes de expertos. Los resultados del último mostraban que no era posible establecer una relación directa entre el golpe del deportista y la muerte del estudiante.

El 27 de noviembre el tribunal declaró a Mirzayev culpable de muerte por negligencia y lo condenó a dos años de prisión. Como el deportista había permanecido en prisión preventiva más de un año, la pena impuesta se consideró cumplida. 

Otros casos de deportistas entre rejas

Ya son habituales los casos en que deportistas de élite retoman su carrera después de tener problemas con la ley.

Uno de los casos más famosos en Rusia de retorno al deporte de élite es el del futbolista soviético Eduard Streltsov, que a los 18 años fue el mayor goleador de la liga de fútbol de la URSS y a los 19 años fue campeón olímpico. A los 21 años Streltsov podía haberse convertido en la estrella del Mundial de 1958, pero fue arrestado por una acusación de violación y vandalismo.

El futbolista pasó varios años en prisión (existen versiones que aseguran que la causa de la persecución de Streltsov podía haber sido su rechazo a ser traspasado a los clubes CSKA Moscú y Dinamo). A los 28 años Streltsov volvió al terreno de juego y fue nombrado mejor futbolista de la URSS en 1967 y 1968.

Valentín Saninski, exdirector del servicio médico del Centro de Preparación Deportiva de la Agencia Federal de Educación Física, Deporte y Turismo y también médico principal de las selecciones de la región de Moscú, aseguraba al periódico Vzgliad que cuando un deportista tiene problemas con la ley no existe nada que le impida volver al deporte profesional después de su salida en libertad.

La única limitación puede ser la pérdida del estado de forma física. En este caso, puede ser que el deportista no supere la cualificación para participar en los torneos. “Si logra recuperar su forma física no existe ninguna barrera para su vuelta al deporte”,  declaraba Saninski. 

Artículo reducido. Publicado originalmente en ruso en Vzgliad

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.