Ya están a la venta las entradas para Sochi 2014

Queda un año para que den comienzo las Olimpiadas de invierno en la ciudad del sur de Rusia. Fuente: ITAR-TASS

Queda un año para que den comienzo las Olimpiadas de invierno en la ciudad del sur de Rusia. Fuente: ITAR-TASS

Ya ha empezado la venta de entradas para los Juegos Olímpicos de Sochi del año 2014. Pueden comprarse en la página web www.tickets.sochi2014.com o en los comités olímpicos de cualquiera de los países participantes. La lista completa está en www.sochi2014.com. Los organizadores cuentan con vender el 70% de las entradas a rusos y el 30% restante a ciudadanos de otros países.

La entrada más barata cuesta 500 rublos (16 dólares). Además, casi la mitad de las entradas costarán menos de 3.000 rublos (100 dólares). El precio medio, según estimaciones de Kommersant-Dengui, está en 6.400 rublos (210 dólares). 

Mientras que la más cara costará 50.000 mil (1.650 dólares). Esta será la cantidad a desembolsar por un lugar en la zona VIP durante la ceremonia de apertura. Menos presupuesto necesitará la entrada para los deportes tradicionalmente favoritos de los rusos, el hockey y el patinaje artístico: entre 30  y 1.100 dólares y de 50 a 800 dólares respectivamente. 

Ir a Sochi va a ser más barato que a Londres, pero más caro que a Vancouver.  Las Olimpiadas del pasado verano en Londres fueron las más caras en la historia de los Juegos. Por el contrario, en Vancouver el precio máximo de las entradas no superó los 1.100 dólares.

Presupuesto

En 2007, justo después de que Sochi se convirtiera en organizador de los juegos, se asignaron 320.000 millones de rublos (10.600 millones de dólares) de presupuesto para la construcción. En los últimos seis años, los costes se han multiplicado por cinco. Se estima que los gastos ascienden a 1,5 billones de rublos (49.000 millones de dólares). La mayoría del dinero ha sido para la construcción de infraestructura. 

Por su parte, el Comité Organizador calcula que los Juegos van a ser relativamente baratos. Así lo ha comentado su presidente, Dmitri Chernyshenko “Queremos que el mayor número posible de hinchas venga a los Juegos de Sochi a apoyar a nuestro equipo, por eso el 42% de todas las entradas costará menos de 100 dólares. Tendremos unas de las entradas más asequibles en la historia de los Juegos de invierno”, ha declarado.

Al mismo tiempo, prácticamente no es posible anular la entrada y conseguir la devolución del dinero. Simplemente no hay opción a devolverla. Su valor solo será compensada en caso de fallecimiento del seguidor, de anulación de la actividad o de denegación de emisión del pasaporte de seguidor, un documento especial que tendrán que tener todos los que deseen asistir a la competición.

El uso de tarjetas

Justo al inicio de la venta, las entradas pueden adquirirse solo en internet. Más adelante estarán también en los puntos oficiales de venta, cuya lista será publicada en la página web de las Olimpiadas. Para el pago solo se aceptan tarjetas Visa. Por cierto, esto afecta a cualquier pago directamente durante los Juegos.

Infraestructura

Para mejorar la infraestructura local se han construido 201 kilómetros de vía férrea, 22 túneles, cuatro centrales eléctricas y una estación eléctrica, tres plantas de tratamientos de residuos y 428 kilómetros de tuberías.

Los organizadores rusos de los Juegos han intentado tener en cuenta los errores de las Olimpiadas de Londres, cuando una parte principal de las entradas fue vendida en internet. Entonces, los interesados enviaban por la red una petición de reserva e indicaban su número de tarjeta. Después, por un método de elección casual se designaba a los afortunados.

Sin embargo, ya en los primeros días de venta estalló el escándalo, puesto que muchos portadores de tarjeta Visa cuya plazo de validez se acababa a los cuatro meses no pudieron realizar la reserva. Y, según datos del DailyMail, en ese momento se contabilizaron cerca de diez millones de casos.

A los desafortunados se les ofreció pasar por una oficina de Lloyds TSB y, tras completar un formulario, pagar la entrada con tarjeta o en efectivo. Mientras, los especialistas tuvieron que reajustar el sistema de venta de entradas a toda prisa.

Los acaparadores pagaránel triple

La reventa es uno de los principales temores del Comité Organizador. Por eso han puesto en marcha un documento llamado “el pasaporte del hincha”. Lo puede recibir cualquier persona que compre al menos una entrada.

Para formalizar el “pasaporte” habrá que presentar la correspondiente solicitud electrónica a través de la página web del Comité Organizador. Esta solicitud será comprobada por los Cuerpos de Seguridad, quienes tendrán la potestad de negar la emisión del pasaporte. En este caso, sí se devolverá el dinero de la entrada.

Todos los espectadores tendrán que tener el pasaporte para acceder a las competiciones deportivas.

Aunque de momento no está nada claro qué hacer en caso de que alguien quiera comprar una entrada y regalarla. Este tendrá que registrarse y presentar la solicitud de emisión del pasaporte, pero entonces pueden surgir preguntas de por qué la compra la hace una persona, pero va otra.

También contra los acaparadores se ha implantado una ley especial, que entró en vigor el 15 de enero.

Para los ciudadanos de a pie que infrinjan las normas se han establecido multas por el valor de 5-10 entradas. Para los funcionarios y empresarios autónomos, la multa es dos veces mayor: de 10 a 20 entradas (no menos de 1.600 dólares). Para las personas jurídicas, de 16.000 a 32.000 dólares.

Además, a estos últimos y a los empresarios autónomos se les amenaza con la suspensión de actividad durante un plazo de hasta 90 días. “Las entradas compradas en páginas no legales podrán ser anuladas, el Comité Organizador no será responsable de la denegación de entrada al recinto por este motivo”, advierte el Comité. 

En la redacción del artículo se ha utilizado material deKommersant-Dengui.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.