La Universidad Estatal de Moscú quiere convertirse en un nuevo Silicon Valley

Se construirá un clúster de 43.000 metros cuadrados dedicado a la innovación tecnológica. Fuente: Lori / legion Media

Se construirá un clúster de 43.000 metros cuadrados dedicado a la innovación tecnológica. Fuente: Lori / legion Media

La Universidad Estatal de Moscú Lomonósov (MGU) es una de las instituciones de educación superior más antiguas de Rusia, sin embargo aspira a convertirse en el análogo ruso a Silicon Valley de EE UU. La MGU planea construir un clúster de 430.000 metros cuadrados dedicado a la investigación científica cerca del campus principal.

El objetivo del proyecto consiste en estimular la colaboración entre la universidad y las empresas de alta tecnología, explica el rector Víktor Sadovchini. Posibilitará a los laboratorios universitarios realizar grandes investigaciones científicas en diferentes áreas, dijo el académico. Se centrará en los “sectores de petróleo y gas y en las tecnologías de la información, medicina y biología”.

No se trata de la primera vez que se intenta construir un análogo de Silicon Valley en Rusia. En 2010, se levantó el centro de innovación Skólkovo en el extremo occidental de la capital. Según los expertos consultados, la creación de otro complejo de investigación es una señal de que la demanda de desarrollo científico aumenta, aunque ocurra a un ritmo menor de los esperado.

"El Estado es un mercado prometedor para la comercialización de bienes de innovación: pedidos estatales, licitaciones por parte de empresas de infraestructura y compañías propiedad del Estado", afirma Serguéi Fajretdínov, miembro del consejo de la asociación empresarial Delovaya Rossiya, a RBTH. "Supone alrededor de un cuarto del PIB del país".

[Infografía] 260 aniversario de la Universidad Estatal de Moscú

Fjaretdínov subraya que los pedidos estatales están dirigidos hacia las grandes empresas, mientras que las pequeñas y medianas empresas de alta tecnología tienen poco representación. No ha sido hasta hace poco que el Estado ha empezado a tratar este problema. En diciembre del año pasado el gobierno prometió reasignar a pequeñas y mediadas empresas el 18% del total de sus pedidos, que estaban dirigidos a grandes empresas.

Aunque el propio empresario sugiere que el sistema es lento a la hora de realizar cambios. "Hay alrededor de 60 empresas a las que el gobierno ha obligado a retirarse hacia un lago para dejar más espacio a las pequeñas y mediana", dice. "Sin embargo, no más de diez han comenzado a ello".

¿Quiénes lideran la innovación?  

Según los expertos, a pesar del aumento de la demanda de nuevas tecnologías, la estructura económica de Rusia, basada en la exportación de materias primas, no estimula el desarrollo de las innovaciones.

"Tradicionalmente en Rusia el principal motor de la innovación ha sido el sector militar-industrial", dice Antón Tabaj, economista de la agencia Rus-Rating. "El aumento de los gastos en este sector ha empezado recientemente":

"Ha habido gastos significativos en I+D en el área de defensa, pero en general, este sector tiene poca influencia en el desarrollo de la economía rusa", declara el consultor de FOC, Moiséi Furshik. El proyecto de la MGU es prometedor, pero no parece que vaya a contar con tantas prestaciones y nuevos acercamientos administrativos en comparación con Skólkovo, afirma.

Según su opinión, Skólkovo y el proyecto de la MGU tienen objetivos diferentes, así que considera que hay espacio para ambos espacios en el mercado. Tabaj afirma que actualmente en Rusia hay numerosos actores compitiendo por apoyo privado y estatal. Cita al clúster de investigación Akademgorodok en Novosibirsk y a gran cantidad de centros científicos situados en los alrededores de Moscú, así como a las universidades federales.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies