Cohetes rusos participarán en la creación de un internet global

Los Soyuz se encargarán de poner en órbita centenares de microsatélites que tienen como objetivo hacer accesible la Red en todo el planeta. Fuente: EPA

Los Soyuz se encargarán de poner en órbita centenares de microsatélites que tienen como objetivo hacer accesible la Red en todo el planeta. Fuente: EPA

La compañía OneWeb y el operador de lanzamientos Arianespace planean lanzar 648 microsatélites a la órbita cercana a la Tierra para 2019. Un número significativo de lanzamientos tendrá como protagonistas a los cohetes rusos Soyuz.

El objetivo de este proyecto, en el que también participan Airbus, Coca-Cola y Virgin, es hacer que internet sea accesible al planeta entero, desde la aldea más remota a las estepas de Mongolia.

Entre los inversores también se cuenta el grupo Bhari Enterprises. Previamente, Google y Facebook también anunciaron proyectos que llevarían internet a los países en desarrollo, pero parece que OneWeb es la que más se ha acercado a este ambicioso plan.

El proyecto OneWeb incluye el desarrollo de terminales con energía solar que reciben señales desde microsatélites. Además, la compañía planea proporcionar acceso a internet móvil en barcos, aviones, trenes e incluso plataformas petrolíferas.

Algunos de estos satélites serán puestos en órbita utilizando los cohetes de transporte Soyuz, desde las plataformas de Kourou en la Guyana Francesa y el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Entre 2017 y 2018, Rusia proporcionará 21 cohetes; por su parte, Richard Branson, presidente de Virgin Galactic, prometió proveer de otros 39.

Según los representantes de la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos), el contrato incluye la opción de por lo menos cinco lanzamientos adicionales de Soyuz después de 2020, en el caso de que el proyecto se implemente con éxito.

“Este contrato es el más importante de la historia de los suministros a servicios de lanzamiento”, afirmó el responsable de la agencia, Igor Komarov. “La elección del cohete de transporte Soyuz es una prueba de la gran competitividad de la tecnología espacial rusa”.

El hecho de que se haya alcanzado un acuerdo de estas características, en su opinión, subraya “la necesidad de que se culmine el nuevo puerto espacial Vostochni”, que Rusia está construyendo en la región de Amur, en el Lejano Oriente ruso.

Se planea la producción de un total de 900 microsatélites dentro de este proyecto, con vistas a su integración en un sistema que proporcionará acceso móvil a internet a escala global. Los diez primeros se construirán en la planta de la compañía Airbus Defence and Space (ADS) en Toulouse (Francia) y el resto en una cadena de montaje del proyecto de colaboración de OneWeb y ADS en EE UU.

El coste de cada uno de ellos ascenderá a los 500.000 dólares y pesarán unos 150 kilos. Esto es mucho menos que los satélites convencionales, con un precio medio de 250 millones de dólares y un peso de 5 toneladas.

¿Por qué cohetes rusos?

“El sueño de traspasar completamente la brecha digital podría convertirse en realidad en 2019”, vaticina Greg Wyler, fundador de OneWeb. “Contamos con todos los elementos clave: marco legal, satélites y operadores comerciales en más de 50 países y territorios. Nos hemos comprometido a solucionar uno de los mayores problemas del mundo: hacer posible un acceso económico a internet de banda ancha para todo el mundo”.

Los clientes no se dejaron engañar ni por las sanciones ni por los recientes problemas de la industria espacial rusa, que tuvieron como consecuencia que se admitiese oficialmente la existencia de una crisis sistémica a los más altos niveles en el sector espacial.

Según los expertos, la razón es la escala del proyecto. “Simplemente, no había otra opción”, cuenta a RBTH el responsable del Instituto de Política Espacial, Iván Moiséiev.

Moiséiev recordó que uno de los accidentes más recientes (el lanzamiento fallido del satélite mexicano MexSat1) sucedió por un fallo del vehículo de lanzamiento Protón-M. Mientras que, los Soyuz siguen siendo fiables. “Desde luego, han dado algunos problemas, pero Roscosmos es la mejor candidata para llevar a cabo con éxito la modificación”.

Según Moiséiev, el contrato llegó justo a tiempo, dado que la industria espacial rusa está muy necesitada de modernización y financiación adicional. Con motivo de estos lanzamientos, Roscosmos obtendrá más de 1.000 millones de dólares, lo que, según la agencia “asegurará mucho trabajo para un buen número de empresas nacionales de cohetes e industria espacial durante los próximos años”.

Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies