Disputa entre Estados Unidos y Rusia sobre la no proliferación de armas nucleares

Kerry acusa a Rusia de violar el TNP e insiste en la necesidad de reducir el potencial nuclear. Fuente: Reuters

Kerry acusa a Rusia de violar el TNP e insiste en la necesidad de reducir el potencial nuclear. Fuente: Reuters

Durante la inauguración de la Conferencia de Examen del Tratado de la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, denunció unas “claras violaciones” del Tratado de Eliminación de Misiles de Alcance Intermedio y Corto (INF) por parte de Moscú. Kerry instó a Rusia a apostar por la reducción de sus arsenales nucleares y acusó a la Federación Rusa de no respetar el Memorándum de Budapest de 1994, que garantizaba la seguridad de Ucrania.

En 2014, la prensa estadounidense informó que Moscú estaba experimentando misiles con misiles de mediano alcance de la clase "tierra-tierra", violando el Tratado INF, firmado en 1987. El documento prohíbe la fabricación, las pruebas y el despliegue de misiles balísticos y de crucero con un rango de 500 a 5.500 km.

Hacen falta pruebas

Kerry se mostró preocupado por el hecho de que Rusia incumpliera sus obligaciones respecto al Tratado INF, aunque no ha presentado ninguna prueba acerca de ellas. El director del departamento para las cuestiones de la no proliferación y el control de armas del Ministerio del Interior de Rusia, Mijaíl Uliánov, durante su intervención en Nueva York declaró que las palabras de Kerry son “acusaciones infundadas” que Estados Unidos “no parece querer o poder respaldar con hechos concretos”. El diplomático ruso declaró que “es precisamente la política de Estados Unidos lo que supone un obstáculo en el camino de la reducción de los arsenales nucleares”. En particular, Uliánov mencionó la concepción estadounidense del ataque global inmediato, su despliegue unilateral del escudo antimisiles y los impedimentos al inicio de las negociaciones sobre la prohibición del despliegue de armas en el espacio.

Dmitri Evstáfiev, profesor de la Escuela Superior de Economía y especialista en no proliferación de armas nucleares, ha declarado a RBTH que por ahora no existe ningún hecho que demuestre que Rusia haya violado el Tratado INF. “Se trata exclusivamente de rumores que se basan en la interpretación errónea de unos trabajos de investigación científica que se llevan a cabo en la Federación Rusa”, - opina Evstáfiev.

Piotr Topychkanov, miembro del programa “Problemas de la No Proliferación” del centro Carnegie de Moscú, ha señalado que en el Tratado INF se establecen unos mecanismos que permiten debatir cada una de las preocupaciones de las partes, pero Estados Unidos no los ha puesto en marcha. El experto indica también que Washington no está intentando resolver los problemas existentes de forma bilateral, sino que utiliza activamente este tema en los medios de comunicación y lo pone de manifiesto en las plataformas multilaterales.

Se reducen los arsenales nucleares

En su intervención, Kerry hizo mención asimismo al tratado firmado hace varios años sobre la reducción de armas estratégicas (START III). El secretario de Estado declaró que ambas partes están cumpliendo el tratado, aunque subrayó que Washington continúa instando a Moscú a que siga reduciendo su potencial nuclear en un 30 % más.

Según aclara Dmitri Evstáfiev, Rusia por ahora no está dispuesta a apostar por esta reducción adicional de su armamento nuclear. La reducción de las fuerzas nucleares estratégicas por debajo de los límites del START III implicaría que Estados Unidos obtendría una “notoria ventaja” en medios de producción de armamento común, como por ejemplo de misiles de crucero.

Piotr Topychkanov indica que ambas partes están cumpliendo el tratado START III “al 100 %” y ha dado a entender que los llamamientos de Kerry son prematuros, ya que el tratado seguirá en vigor hasta el año 2020. El experto también ha señalado que Rusia no tiene motivos para reducir su potencial por debajo de los límites del START III.

 Una “señal engañosa” para terceros países

Comentando las palabras de Kerry acerca de que Rusia no ha respetado el Memorándum de Budapest (sobre las garantías de la seguridad de Ucrania debido a su adhesión al TNP), Piotr Topychkanov ha declarado que “lo sucedido en Ucrania [la anexión de Crimea a la Federación Rusa], ha enviado una “señal engañosa” a los países que contemplan la posibilidad de adquirir armas nucleares”. Según el experto, estos países han sacado la conclusión de que, debido a su rechazo del armamento nuclear, Ucrania ha perdido parte de su territorio.

Según Evstáfiev, cuando se firmó el Memorándum de Budapest Moscú partía del estatus neutral de Ucrania, pero en la actualidad los líderes ucranianos han optado por adherirse a la OTAN. “Desde el punto de vista de los factores políticos establecidos en el memorándum, es Ucrania quien se ha salido del marco del tratado [al declarar su deseo de adherirse a la OTAN]”, - declara el experto.

Lea más: Un 'tren atómico' para el 2020>>>

En Rusia siguen los trabajos de desarrollo de una nueva versión del complejo especial de misiles nucleares transportado por ferrocarril

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies