La economía rusa, entre las más militarizadas del mundo

Fuente: Ria Novosti / Grigori Sisóev

Fuente: Ria Novosti / Grigori Sisóev

En 2014, el porcentaje del gasto militar ruso a nivel global fue del 4,8 %, lo que coloca al país en el tercer puesto, por detrás de EE UU y China. Sin embargo, con relación al PIB, la partida presupuestaria rusa de defensa supera a la de las principales potencias mundiales. Según los expertos, esto podría arrastrar al país hacia la carrera armamentística, como ocurría en tiempos de la URSS.

En 2014, el porcentaje del gasto militar de Rusia ruso supuso el 4,8% del total mundial, lo que coloca al país en el tercer puesto por detrás de EE UU y China, cuyo gasto militar asciende al 34 % y al 12 % respectivamente. Así lo revela un informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), informa la agencia de información rusa TASS.

De acuerdo con el documento, el gasto militar de Rusia aumentó en 2014 un 8,1 % con respecto al año pasado, alcanzando los 84.500 millones de dólares o el 4,5 % del PIB.

El tercer puesto que ocupa Rusia en términos de gasto militar a nivel mundial no se corresponde con su posición en la economía mundial (octavo país por PIB nominal en 2013; los datos de 2014 no están disponibles), afirma Vasili Zatsepin, investigador jefe del Laboratorio de Estudios sobre Organización Industrial e Infraestructuras adscrito a la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública.

Según sus palabras, esto demuestra la excesiva militarización de la economía rusa. “En la situación económica en la que se encuentra Rusia en este momento, nadie puede justificar un gasto militar tan elevado”, añade Zatsepin.

Indicadores unánimes

Según los expertos, la carga del gasto militar sobre el presupuesto no se determina en función del lugar que ocupa a escala mundial, sino por su proporción con respecto al PIB. Según este indicador, Rusia es también uno de los líderes mundiales.

Para Vasili Zatsepin, la incidencia media en la economía mundial de la industria militar en 2014 fue del 2,4 % con respecto al PIB (esto es lo que los países destinan de media al gasto militar). Por ejemplo, de acuerdo con los requisitos de la OTAN, los países miembros de la Alianza están obligados a destinar al menos un 2 % de su PIB a este fin, aunque solo cuatro miembros de la OTAN cumplen esta norma, entre ellos EE UU.

En total, EE UU gastó en fines militares 610.000 millones de dólares (o el 3,5 % del PIB) en 2014, mientras que China destinó 216.000 millones de dólares, que equivalen al 2,2 % de su PIB. En Rusia, el gasto militar ha alcanzado el 4,5 % del PIB según la valoración de SIPRI y el 4,8 % según los datos oficiales, es decir, el doble de la media, afirma Zatsepin. De hecho, según la proporción del gasto militar con respecto al PIB, Rusia está muy por delante de las dos mayores economías del mundo.

Por otra parte, de acuerdo con el experto del fondo de inversión Finam Management Dmitri Baranov, este indicador se utiliza también para comparar el grado de militarización de las distintas economías. Se trata de un indicador que suele emplearse en comparaciones con los indicadores análogos de otros países. “Por desgracia, estos dos indicadores muestran un importante giro en el presupuesto estatal de Rusia a favor del gasto militar”, comenta Vasili Zatsepin.

La principal amenaza

Según explica Vasili Zatsepin, la militarización del presupuesto ha contribuido a que se supere el umbral de implicación en la carrera armamentística, que se sitúa entre el 4 % y el 5 % del PIB.

En su día, fue precisamente la carrera armamentística la que, entre otros factores, condujo al colapso de la economía de la URSS. Según expone en el libro La caída del imperioYegor Gaidar—exjefe de gobierno ruso y autor de las reformas del mercado a principios de los 90—, la URSS fabricaba más tanques de los que podía usar en cualquier conflicto bélico. Por otra parte, la caída de los precios del petróleo ha obligado al gobierno ruso a recortar el gasto militar un 5 % en 2015.

De acuerdo con autores del informe, aunque EE. UU. y Europa redujeron el gasto militar en 2014, este recorte se ha visto compensado con un aumento en Europa del Este, Asia, Oceanía, África y Oriente Próximo.

En opinión del director del departamento de gasto militar de SIPRI, Sam Perlo-Freeman, “en muchos casos, el aumento del gasto militar está relacionado con la corrupción, los intereses personales y los gobiernos autocráticos”.

Lea más: "Rusia debe tener respuestas adecuadas a todas las amenazas potenciales">>>

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó que el país debe tener preparadas respuestas a todas la amenazas potenciales a su seguridad militar

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.