Gazprom paga 1.000 millones de dólares por detener el gasoducto South Stream

Fuente: Ramil Sítdikov / Ria Novosti

Fuente: Ramil Sítdikov / Ria Novosti

Gazprom ha pagado a sus socios europeos - la italiana ENI, la francesa EDF y la alemana Wintershall - 56.120 millones de rublos (alrededor de 1.000 millones de dólares, según la tasa de cambio de principios de diciembre) por las acciones en el proyecto del gasoducto South Stream, según un informe de Gazprom de 2014.

South Stream iba a costar unos 16.000 millones de euros, proyectado en 2012. Preveía enviar unos 63.000 millones de metros cúbicos desde Rusia a los países de la UE a través de las aguas territoriales turcas en el Mar Negro, evitando Ucrania. La construcción iba a correr a cargo de empresas mixtas creadas por Gazprom con sus socios en Bulgaria, Serbia, Hungría, Grecia, Croacia, Eslovenia y Austria. Se canceló en diciembre de 2014, ante las crecientes desavenencias con la UE.

Los expertos consideran que la motivación de Gazprom era el deseo de mantener las relaciones con sus socios europeos. “Ahora Gazprom es la única dueña de todas las estructuras y los fondos del proyecto”, explica Iván Kapitónov, vicerrector de la Facultad de Regulación Económica Estatal de la Academia Presidencial de Economía Nacional y Administración Pública.

Haz click en la imagen para aumentarla

Según Kapitónov, los tubos que ya se han adquirido para South Stream pueden utilizarse para realizar el proyecto Turkish Stream. Al principio, ENI anunció que sería socia de Gazprom para construir la parte marina de South Stream (50 %), pero luego cedió un 15 % a Wintershall y otro 15 % a EDF.

Según la agencia de noticias rusa Interfax, Gazprom está enormemente interesada en mantener el contrato con la compañía de construcción italiana Saipem para llevar a cabo los gasoductos dentro del contexto de las nuevas sanciones sectoriales impuestas por la UE contra la industria rusa del gas y el petróleo. El Gobierno italiano ya ha permitido que Saipem pase las tuberías por el Mar Negro. En concreto, la flota para la colocación de tuberías de Saipem está aún amarrada en el puerto búlgaro de Burgas. Kapitónov cree que es esta la razón por la que Gazprom ha mantenido buenas relaciones con ENI, que es la principal accionista de Saipem.

“Una cosa son los riesgos del proyecto, que se dividen entre todos los accionistas y que pueden presentarse durante la realización, y otra cosa es cuando el principal accionista liquida unilateralmente el proyecto”, dice Dmitri Baranov, experto jefe de Finan Management. Baranov afirma que, en este caso, Gazprom actuó correctamente pagando una compensación a los demás accionistas.

El nuevo “Stream”

Según el proyecto South Stream, la parte de tubería que debería cruzar el fondo del Mar Negro y que tenía capacidad para un potencial anual de 63.000 m3 de gas debería haber alcanzado Bulgaria y a partir de ahí los países del sur de Europa, incluyendo Serbia y Macedonia, en los Balcanes. Sin embargo, la compañía rusa abandonó el proyecto porque Bulgaria dejó de trabajar en el gasoducto por orden de la Comisión Europea.

El nuevo proyecto del Turkish Stream también pasará por el Mar Negro pero no por Bulgaria, sino por Turquía. Según el acuerdo, parte marina del proyecto seguirá la misma trayectoria del South Stream durante los primeros 660 kms, lo que significa que Gazprom no necesitará gastar dinero en nuevos estudios marinos, y que la tubería girará hacia la orilla europea de Turquía.

La oficina de prensa de Gazprom explica que muy pronto empezarán los estudios sobre la cuenca marina de la zona turca del gasoducto. Sin embargo, Gazprom aún no ha recibido el permiso de Turquía para empezar esta investigación, ya que este país insiste en obtener un descuento.

Recientemente, Gazprom llegó a un acuerdo sobre la trayectoria del gaseoducto con el Ministerio de Energía y Recursos Naturales turco. La oficina de prensa de Gazprom dijo que las partes habían decidido los puntos clave de la trayectoria y habían debatido los últimos detalles técnicos. El gasoducto saldrá a la superficie en las cercanías del pueblo de Kiyikoy y después atravesará la frontera griega en Ipsala. En la actualidad, Gazprom está discutiendo con Grecia la trayectoria de la tubería a partir de ese punto.

Lea más: Las perspectivas del gas ruso en Europa>>>

¿De dónde viene la idea de la construcción del gasoducto South Stream? La Comisión Europea afirma: ¿para qué necesitamos este proyecto? Existe el tránsito a través de Ucrania que funciona bien y no necesitamos inventar nada nuevo.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies