Ka-52, helicóptero naval a la caza de buques de guerra y tanques

El desarrollo del nuevo modelo está pensado para prestar apoyo de combate durante las operaciones de desembarco. Fuente: AP

El desarrollo del nuevo modelo está pensado para prestar apoyo de combate durante las operaciones de desembarco. Fuente: AP

Rusia sigue trabajando en la fabricación de una versión naval del helicóptero de ataque Ka-52, a pesar de la incertidumbre que despierta el suministro de los portahelicópteros Mistral a la armada rusa.

“En primer lugar, ya estamos construyendo nuestras propias lanchas de desembarco, y nuestra flota necesitará helicópteros como el Ka-52K”, anunció a la agencia TASS el viceministro de Defensa, Yuri Borisov.

Los helicópteros Ka-52K ‘Katran’ (la versión naval del último helicóptero de ataque) se iban a destinar a los dos portahelicópteros Mistral que Francia debería haber entregado a Rusia en 2014 pero que se paralizó a causa del empeoramiento de las relaciones con Occidente.

Los primeros Ka-52K debían estar listos para someterse a diferentes pruebas a principios de 2015, pero su construcción se ha retrasado. De acuerdo con Yuri Borisov, las condiciones de explotación de estos helicópteros en el mar son muy distintas de las del modelo terrestre, motivo por el cual se han tenido que introducir mejoras en los materiales y complementos.

Los Katran están diseñados, en primer lugar, para prestar apoyo de combate durante las operaciones de desembarco. Sus principales objetivos serán los tanques y otros vehículos. Además de eso, también son capaces de destruir helicópteros enemigos.

El Ka-52 está provisto de un cañón de tiro rápido 2A42-1, con un calibre de 30 mm. También pueden equiparse con lanzamisiles ‘Strelets’, para misiles guiados de tipo ‘Attack’ y ‘Vijr-1’, o con lanzamisiles para misiles no guiados de tipo S-8.

La peculiaridad de los misiles supersónicos antitanque guiados por láser Vijr reside en que los pilotos pueden disparar tranquilamente sin ver el objetivo, ya que los efectivos que operan en tierra les pueden guiar.

El helicóptero Ka-52 se distingue también por su alto rendimiento en vuelo. Los potentes turboejes VK-2500 le permiten volar a una altura de 5.000 metros y el techo estático de 4.000 metros garantiza un despegue y aterrizaje seguro en climas calurosos y en alta montaña. El helicóptero alcanza una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora.

El ‘Katran’ también tendrá otras particularidades, como un tratamiento anticorrosión o flaps y voladizos plegables.

Para la versión naval, se ampliará la gama de misiles tanto guiados como no guiados, lo que le permitirá entrar en combate en cualquier momento y clima.

En la fábrica comentan que además, en el futuro, los helicópteros Ka-52K podrían equiparse con un nuevo radar que permitirá usar los misiles antibuque J-31 y J-35. Todas estas características convierten al Ka-52K en una máquina de combate única, pues hasta ahora, solo los aviones Su-30 y MiG-29K podían llevar misiles de crucero.

Lea más: La exportación de los helicópteros rusos registra un crecimiento constante>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.