Los lanzagranadas DP-64 capaces de hundir objetivos submarinos

Fuente: TASS / Valery Sharifulin

Fuente: TASS / Valery Sharifulin

La flota rusa recibirá una partida de lanzagranadas de doble cañón y calibre 45 DP-64 Nepriadva, diseñados para destruir objetivos submarinos. En Rusia se ha puesto en marcha la fabricación en serie de este tipo de armas.

El lanzagranadas diseñado como sistema de defensa para los buques en caso de incursiones de buzos militares y ataques en espacios abiertos. El DP-64 también se puede emplear para garantizar la seguridad en las infraestructuras costeras y plataformas marinas. Sus cañones disparan granadas fragmentarias de manera consecutiva y desde una distancia máxima de disparo de 400 metros. Además, para facilitar la detección de los buzos durante la noche, entre su munición se incluyen también granadas de iluminación.

El DP-64 se diseñó en 1989 en la fábrica Degtiarev de Kovrov, aunque hasta ahora no se había fabricado en serie. En 1990, se incluyó en el equipamiento armamentístico del ejército ruso. Primero solo en las unidades especiales del KGB.

Después se empezaron a fabricar partidas pequeñas para la infantería marina, el FSB (el Servicio Federal de Seguridad de Rusia), los soldados del servicio de aduanas y la unidad antisabotaje. Además, también se pueden equipar con estos sistemas patrulleras, buques militares y civiles, lanchas y otro tipo de embarcaciones.

El DP-64 también está disponible para la exportación (principalmente como medio para la lucha contra la piratería), aunque de momento no hay datos sobre la firma de ningún contrato. 

“En 2014, recibimos un importante pedido del Ministerio de Defensa; ahora no puedo indicar el volumen exacto del pedido ni la unidad a la que se destinará, excepto que se trata de la flota”, anunció a la prensa el portavoz de la compañía Bazalt durante la exposición militar IDEX-2015, que se celebra en la capital de los Emiratos Árabes, Abu Dabi.

Lea más: El desarrollo del láser en el Ejército Soviético>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.