Kaláshnikov fabricará drones

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

El consorcio Kaláshnikov ha anunciado la adquisición del 51% de las acciones de ZALA Aero, un desarrollador de vehículos aéreos no tripulados (VANT). La noticia se hizo pública durante la Feria Internacional de Defensa IDEX-2015 que se celebra en Abu Dabi. En el stand de Kaláshnikov ya se han presentado diversos prototipos modernos de dron.

“Sobre la base del consorcio Kaláshnikov  y la empresa ZALA Aero prevemos proyectar y fabricar vehículos aéreos no tripulados y estaciones de mando móviles y terrestres  –indica Alexéi Krivoruchko, director general del consorcio Kaláshnikov–. Los principales productos serán aviones, helicópteros y aeróstatos no tripulados para misiones de reconocimiento”.

El campo de aplicación de los VANT abarca la vigilancia fronteriza, las misiones de reconocimiento y rescate y las operaciones especiales. Los socios también prevén desarrollar y fabricar drones para realizar un seguimiento aéreo de los emplazamientos de alto riesgo y los puntos donde se haya producido una situación de emergencia, así como para apoyar labores geodésicas y cartográficas e investigaciones científicas que se realicen en unas duras condiciones climatológicas.

El grupo de empresas ZALA Aero fue fundado en 2005 y se dedica a desarrollar vehículos aéreos no tripulados en forma de avión y helicóptero de distintos tamaños y para diversos usos. Los principales clientes de la empresa son el Ministerio del Interior de Rusia, el Servicio Federal de Seguridad (FSB), el Ministerio de Situaciones de Emergencia y el Servicio de Protección Forestal, así como clientes particulares del sector de las energías y los combustibles, como Gazprom.

El consorcio Kaláshnikov prevé gestionar los proyectos de fabricación de los VANT en Rusia, mientras que la adquisición del paquete de acciones de ZALA Aero permitirá ampliar la línea de producción del consorcio. El servicio de prensa del consorcio ha anunciado que el Plan Estratégico de Desarrollo de Kaláshnikov para 2020 contemplaba este paso, así como la incorporación de nuevos segmentos de su perfil de mercado.

La apuesta del productor del legendario fusil Kaláshnikov por competir en el mercado de los VANT, que a primera vista puede parecer inesperada, es, en realidad, una operación lógica y meditada porque el mercado global de vehículos aéreos no tripulados está creciendo a un ritmo acelerado.

Según el “Estudio de mercado de los vehículos aéreos no tripulados para el periodo 2014-2020”, elaborado por la empresa Markets&Markets, en 2014 el volumen del mercado mundial de los VANT superó los 6.700 millones de dólares, mientras que en 2020 batirá la marca de los 10.000 millones de dólares.

Según los datos que arroja el informe, actualmente EE UU controla el 69% de la cuota de mercado. Aun así, se prevé que en un futuro próximo algunos países de Asia Oriental y del Sudeste Asiático experimenten un crecimiento. Actualmente en esa zona ya se están perfeccionando modelos para usos militares y comerciales, principalmente en China y la India.

En el siglo pasado, la URSS fabricaba prometedores modelos para destinarlos a diversos usos. Pero durante la década de los 90 el potencial que se había alcanzado en este ámbito prácticamente se perdió, y Rusia quedó a la zaga de los líderes del sector.

Actualmente Rusia está impulsando la recuperación de lo que entonces se desaprovechó. En los últimos años se han creado prototipos competitivos como el Orlán-10, el ZALA-421-16 y el Elerón-10, entre otros. Según los datos de la corporación estatal Rostech, con una organización efectiva, en el transcurso de la próxima década Rusia podría ocupar del 3 al 5% del mercado mundial de los VANT.

Lea más: Israel prohíbe la venta de drones a Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies