El petróleo ruso supera al saudí en suministros a Asia

Fuente: Legion-Media

Fuente: Legion-Media

En 2014 el suministro de petróleo ruso a los mercados de China, Japón y Corea del Sur se incrementó en 10 millones de toneladas y su proporción en estos mercados creció de un 7,2 % a un 8,7 %. De este modo, Rusia supera a su principal competidor, Arabia Saudí.

En 2014 la participación de Arabia Saudí en el mercado petrolero de Asia se redujo del 26 % al 24 %, informa Bloomberg. Al mismo tiempo, se redujo también la presencia de otros países árabes en el mercado petrolero de la región Asia-Pacífico. En particular, Catar redujo su suministro de petróleo en un 7,4 %, y Kuwait logró únicamente mantener el volumen del suministro en el nivel anterior, tras lo cual su presencia en los mercados de China, Japón y Corea se redujo de un 7,2 % a un 7 %.

Por su parte, el suministro de petróleo de Rusia ha crecido hasta los 51 millones de toneladas. Además, durante los próximos cinco años, el envío de petróleo ruso a China podría incrementarse en 15-20 millones de toneladas, opinan los expertos.

Rusia ha reforzado su apuesta por reorientar sus exportaciones debido al empeoramiento de sus relaciones diplomáticas con Europa. Entre sus prioridades actualmente se encuentran China, Corea del Sur y Japón. El potencial de crecimiento de estas economías es mucho mayor que el de los países occidentales, lo cual garantiza una creciente demanda de recursos energéticos en el futuro.

“Hace tiempo que Rusia está interesada en los mercados asiáticos, ya que estos están dispuestos a pagar por los recursos más que Occidente, la media del precio del petróleo se sitúa por encima de los 5 dólares por barril”, comenta Kira Yujtenko, analista de la compañía FBS.

Los países asiáticos también están interesados en la cooperación a largo plazo con Rusia. Según Kira Yujtenko, desde el punto de vista de la política internacional, Rusia es para ellos un socio más fiable que los países del golfo Pérsico, que tienen una relación más estrecha con EE UU.

Los expertos entrevistados por RBTH señalan que la importación terrestre de petróleo desde Rusia reduce la dependencia de China del suministro marítimo desde Oriente Próximo, que puede sufrir pérdidas y retrasos debido a las condiciones climáticas, según temen en Pekín.

 

“Además, para los países asiáticos resulta muy beneficiosa la competencia entre los proveedores, ya que esto permite, en particular a China, conseguir los mejores precios en los contratos”, añade Elizaveta Beluguina, directora de la sección analítica de FBS.

Arabia Saudí ya ofrece descuentos para los consumidores asiáticos. La corporación estatal Saudi Arabian Oil Co. ha reducido en 90 céntimos su precio oficial para el suministro a Asia en marzo de la marca Arab Light. Como resultado, a China el petróleo le cuesta ahora 2,30 dólares menos por barril que las principales marcas de Oriente Próximo: este es el precio más bajo que Arabia Saudí ha ofrecido durante los últimos 14 años. Cabe señalar que a la carrera de reducción de precios se han sumado otros países de la OPEP: Irán e Irak. En particular, el barril de petróleo iraquí Basrah Ligh se vende en Asia 4,1 dólares más barato.

“En Arabia Saudí el coste de la extracción de petróleo es más bajo que en Rusia, por lo que teóricamente pueden ofrecer más descuentos, - señala Grigori Birg, analista de Investcafe, - Sin embargo, el suministro desde Rusia sigue siendo competitivo: Rusia tiene una potente infraestructura que permite suministrar mayores volúmenes de petróleo a China directamente y al resto de países de la región Asia Pacífico por la ruta marítima más corta”, comenta el experto.

 

Haz click en la imagen para aumentar el mapa

Lea más: Las relaciones Rusia-China en el ámbito de la energía>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies