Científicos rusos confirman la aparición de nuevos y extraños agujeros en Siberia

Los científicos han confirmado el descubrimiento de dos nuevos "agujeros misteriosos" en la península de Yamal, en el extremo norte de Rusia, aunque en internet se habla de que su cantidad es mucho mayor.

"Solo puedo confirmar dos nuevos agujeros, pero no es una confirmación científica, ya que según las fotografías, los agujeros son un poco diferentes", declaró Marina Leibman, doctora en mineralogía en el Instituto de la Criosfera en la rama siberiana de la Academia de las Ciencias de Rusia. "Uno de ellos está casi lleno de agua. Las paredes del segundo son diferentes a las del orificio que estudiamos el año pasado". 

Leibman fue una de las científicas que en 2014 tomó muestras del suelo del enorme agujero que se vio desde un helicóptero y está situado a 30 km del depósito de gas de Bovanenkovo. 

"En las muestras de suelo que tomamos el año pasado había mucho más hielo del que esperábamos", dijo Leibman. "Esto explica, por ejemplo, porque había un pequeño cerro junto al agujero y donde estaba la otra tierra. Todavía no podemos decir qué gas expulsó la tierra, ya que no hemos inventado una manera para confirmarlo. Por ahora nuestra única teoría es que fue gas". 

Según esta versión, factores todavía por determinar podrían haber provocado una fuerte presión y el gas acumulado bajo la capa de permafrost hizo saltar una capa de suelo. El montículo de suelo desprendido que se formó alrededor del orificio es lo que mejor explica que fuera una explosión fría, así como la ausencia de rastros de fuego. 

¿Qué es el permafrost?

El permafrost es la capa de suelo y rocas cuya temperatura se mantiene por debajo de los 0 °С durante un largo periodo de tiempo, desde dos hasta varios miles de años.  De acuerdo con el Instituto para el Estudio de la Criósfera de la Tierra, ocupa más del 70 % del territorio de Rusia, es decir, cerca de 12 millones de metros cuadrados. En el mundo, el permafrost ocupa, según distintas fuentes, una cuarta parte de toda la superficie terrestre. Se puede encontrar al norte de Alaska, en Canadá, Europa, Asia, las islas del Océano Ártico y en la Antártida e incluso en zonas montañosas de África. Solo en Australia hay una ausencia completa de permafrost. Constituye un enorme depósito de gases de efecto invernadero y en particular de metano. Al ocupar una superficie tan grande, el deshielo y la degradación del permafrost, así como otro tipo de procesos, afectan de manera directa al clima global.

Vasili Bogoiavlenski, doctor del Instituto de Petróleo y Gas en la Academia de Ciencias de Rusia, dice que los científicos tienen las coordenadas de otros cuatro agujeros y cree que su número irá aumentando. 

¿Cómo surgen los agujeros? 

Según Bogoiavlenski, los "misteriosos agujeros" que han causado sensación en la Red no tienen análogos conocidos en tierra, pero pueden servir para explicar la seria degradación del permafrost. Solo se han visto orificios parecidos en el fondo de los mares árticos, pero estos, según Bogoiavlenski, no han sido completamente estudiados. 

Este fondo marino tiene, aparentemente, la misma estructura geológica que la tierra de Yamal, con una excepción, esta tiene una gruesa capa de permafrost, que prácticamente ha desaparecido en los mares del norte. 

"Hace unos 10.000-15.000 años, una gran parte de lo que es el actual fondo Ártico era tierra cubierta por permafrost", explica el científico. "Es más, había un enorme territorio cubierto por un glaciar, que todavía conserva un trozo en Groenlandia. Actualmente, una parte importante del paleo-permafrost de los mares de Barents y Kara se ha derretido, sobre todo cerca de la costa. Hay una capa de hielo en el mar de Kara, pero se está degradando".   

Pero debido a que hay miles de hoyos en el fondo marino puede ocurrir que una mayor degradación del permafrost implique la aparición de nuevos canales o embudos en tierra.  

¿Dónde están los agujeros? 

El mayor de ellos se encuentra a unos 30 km aproximadamente de Bovanenkovo (70°26’17.00″N 68°19’27.00″E), en el territorio de un gran depósito de gas. Tiene un diámetro de unos 40 metros, pero está aumentando. Señales indirectas muestran que podría haberse formado en la primavera de 2014 o en el otoño de 2013. 

El segundo (69°9’56.22″N 74°34’14.87″E), lo encontraron pastores de renos, al igual que el tercero, cerca del asentamiento de Antipayuta y los más probable es que apareciera en septiembre de 2013.  

El tercero (70°9’58.57″N 82°20’2.20″E) se descubrió en abril de 2012, pero solamente se ha conocido hace poco. El segundo y tercer agujeros son de una dimensión similar, con un diámetro de unos 15 metros.  Uno de los "nuevos" agujeros está situado a solo 10 km del depósito de Bovanenkovo.

Lea más: Geólogos rusos apuntan al cambio climático como causa de los extraños agujeros de Siberia>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies