Una startup rusa de videos virales quiere conquistar el mundo

Fuente: Coub

Fuente: Coub

Coub, una startup con base en Moscú que crece rápidamente y que ayuda a la creación de videoclips de 10 segundos en bucle, busca expandirse más allá de Rusia y se está centrando en el mercado global.

Con más de 50 millones de visitas distintas mensuales a su web, la startup rusa Coub  empieza a interesarse por Occidente. Vaizra Capital, una empresa de capital compartido liderada por los cofundadores del competidor ruso de Facebook VKontakte, prometió invertir 2,5 millones de dólares en la compañía el pasado mes de julio. Coub, que ahora dispone de dinero y ambición global, ha abierto una oficina en Nueva York para extender la idea de los llamativos videoclips en bucle por todo el mundo.

¿Recordáis los GIFs,  esos clips cortos que se pueden reproducir en bucle sin parar? Las características de Coub son similares pero esta aplicación añade una banda sonora y un editor online fácil de usar. Esto permite a los usuarios tomar video de YouTube, Vimeo o de un disco duro, cortarlo en un clip de 10 segundos, añadir una banda sonora y reproducirlo en bucle. Ya hay más de 550.000 “coubs”, como los llaman los usuarios, y se generan más de 337 millones de visitas al mes. Y la popularidad de esta aplicación tecnológica no hace más que crecer.

Los fundadores de Coub, Antón e Ígor Gladkobrodov, junto con Michael Tabunov, lanzaron el servicio en 2012. Poco después de su lanzamiento, empezaron a tener cada vez más presencia en Runet (el segmento de internet en lengua rusa).

Un famoso video donde aparece un conejo duchándose tranquilamente en un lavabo con la canción Breathe de Telepopmusik es sólo uno de los 500 clips que ha superado el umbral del millón de visitas.

El potencial viral de Coub ha atraído la atención de inversores, por lo que la startup recaudó un millón de dólares de las fundaciones rusas Phenomen Ventures and Brother Ventures en 2013. Los inversores no han divulgado las condiciones de estos tratos, pero afirman haber recibido participaciones minoritarias.

El pasado mes de abril la compañía firmó un acuerdo con el mayor vendedor de videos comerciales en Runet, Gazprom-Media Digital. El acuerdo ha hecho posible que los anunciantes puedan personalizar los canales de Coub donde pueden crear, subir y promover sus videos comerciales.

“Coub ha atraído a una gran audiencia tanto de jóvenes como de entendidos en tecnología y eso es lo que lo convierte en un canal ideal para los anuncios digitales”, afirma Tatiana Matvéieva, directora de Relaciones Públicas de Gazprom-Media Digital. “Coub es una plataforma ideal para crear videos llamativos que puede utilizar cualquier marca, sobre todo para ofrecer competiciones para clientes e interactuar con ellos”, continúa Matvéieva, añadiendo que “este tipo de campañas publicitarias pueden generar hasta1,3 millones de visitas únicas.”

El camino hacia la rentabilidad

Los expertos en tecnología opinan que los coubs tienen potencial para tener éxito a nivel internacional y para atraer la atención de inversiones de empresas de capital compartido si consolidan su modelo de monetización basado en la promoción de clips virales.

“Hoy en día, los vendedores están mucho más avanzados en el uso de canales como las redes sociales en comparación con 2006, cuando se lanzó Twitter”,  afirma Dmitri Galperin, director de inversiones de Runa Capital, una de las empresas de capital compartido más grandes de Rusia. Este añade que Coub tendrá probablemente un camino más corto hacia la rentabilidad que Twitter debido a que los clips virales publicitarios son cada vez más populares.

“La existencia de Coub se ha difundido de forma viral en los últimos meses. Aunque aún no ha alcanzado el éxito de Vine o Instagram, pero este tipo de servicios tienen sus altibajos, que dependen tanto de lo atractivos que resulten a los usuarios como de las modas. Casi nadie hubiera imaginado que Instagram se convertiría en algo tan grande en 2011,” afirma Galperin. 

Expansión móvil internacional

En una entrevista a finales de 2013, los Gladkobrodov afirmaron que las aplicaciones móviles potenciarían el aspecto social de Coub. “Empezamos como una comunidad creativa (con muchos coubs que nacían de nuestro escritorio como remezclas de contenido que ya existía) pero ahora somos también más sociales gracias a la ayuda de las aplicaciones,” comentan a TJournal.ru.

Stanislav Timoshchuk, un antiguo usuario de Coub y fundador de Checkit, una aplicación geográfica que permite hacer búsquedas de productos y servicios por todo el mundo,  declara que la presencia de Coub en el mundo del móvil está creciendo, hecho que abre un abanico de posibilidades para estimular su uso a nivel internacional.

“Si las aplicaciones de Coub para iOS y Android se vuelven más populares y la compañía muestra que puede cambiar rápidamente, así como reaccionar a los comentarios de los usuarios de manera eficaz ampliando a la vez su base de usuarios global, los principales inversores obtendrán su anhelado premio,” afirmó Timoshchuk.

Actualmente, la mayoría de los usuarios de Coub proceden de Rusia y del este de Europa. Los fundadores de la compañía declaran que recientemente se ha detectado un aumento significativo del uso de su aplicación en Hungría y Japón. Aun así, el objetivo principal sigue siendo entrar en el mercado estadounidense, ya que, según afirman los propietarios de Coub, si una compañía se hace famosa en EE UU, automáticamente se vuelve popular en el resto del mundo.

Lea más: Cómo sobrevivir en las carreteras rusas>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies