Glonass, el GPS ruso, interesa a los servicios internacionales de emergencia

Fuente: Evgueni Kurskov/TASS

Fuente: Evgueni Kurskov/TASS

Gracias a una excelente labor en puntos ubicados en latitud norte, el sistema Glonass puede ser clave para el sistema internacional de salvación de vidas.

A principios de 2015 varias compañías de telefonía y comunicaciones han mostrado su disposición a usar el sistema global de navegación por satélite Glonass en servicios de emergencia 911. La propuesta fue elaborada por los operadores móviles Verizon, T-Mobile y AT&T Mobility. Según ellos, el sistema ruso permite localizar con mayor precisión a las personas que necesitan una ayuda urgente.

En una ciudad la precisión aumenta muchos si se usan dos sistemas de navegación por satélite. Si Glonass se utilizara junto con el sistema norteamericano GPS, se podría localizar a las personas con un margen de error de 10 metros.

Glonass (acrónimo de Sistema Global de Navegación por Satélite) es un sistema de navegación desarrollado en Rusia. Las pruebas de vuelo comenzaron en 1982, pero hasta 1992 el sistema no se hizo oficial para la explotación. En 2011 se lanzó el GLONASS-K, de tercera generación. Cuenta con 27 satélites, de los cuales 23 están en funcionamiento. Ha sido considerado como la alternativa rusa al GPS, desarrollado por el Ejército de los EE UU. 

¿Es mejor Glonass para Alaska?

Expertos rusos afirman que las ventajas del sistema ruso son más notorias en puntos ubicados al norte, en particular, en Alaska. Debido a órbitas bajas de sus satélites, el sistema GPS funciona peor en latitud norte. El analista del banco VTB24, Oleg Dushin, explicó a RBTH que los satélites del sistema Glonass cuentan con una mayor inclinación orbital, de 64,8 grados, mientras que los satélites de GPS tienen 55 grados de inclinación orbital. “Esto le da mayor precisión a Glonass en puntos de latitud norte”, explicó Dushin.

Además, el experto cree que la utilización conjunta de ambos sistemas garantizaría grandes ventajas en la búsqueda de personas dentro de una ciudad. En espacios abiertos los servicios de emergencia norteamericanos pueden funcionar perfectamente utilizando solo el GPS, y los rusos  Glonass. “Otra cosa es localizar una señal en condiciones de estrechez de una ciudad y, sobre todo, dentro de edificios y a pequeñas distancias, solo separados por ventanas”, añade el analista.

El director general de la consultora FOK-GIS, Alexander Panin, destaca que ya hay muchas personas que están utilizando Glonass en sus móviles sin saberlo. “En 2011, Apple instaló un chipset con soporte para Glonass. Los programadores de la compañía se dieron cuenta de que sería más seguro utilizar ambos sistemas. Este principio permite evitar los dos grandes problemas de los sistemas de localización: un error en la ubicación y la posibilidad de un fallo técnico. Otros productores de móviles, como Samsung, Nokia, Motorola, siguieron el ejemplo de Apple”, cuenta Panin. 

Un gran mercado de tecnología

EE UU no es el primer socio extranjero que se interesa por el sistema Glonass. En 2011 la compañía sueca Swepos, proveedora de servicios de corrección diferencial de la señal, afirmó que Glonass es preferible para las latitudes norte. Esta es la causa por la que el 90% de sus clientes usen Glonass en combinación con GPS, recordó Dushin.

Además, se valora la colaboración de Glonass con China. A principios de febrero se celebró en Pekín un encuentro de expertos en navegación por satélite y se tomó la decisión de acercar los estándares de sistemas de navegación rusos y chinos. El vicepresidente de Glonass, Evgueni Belianko, cree que esto podría ser una base para el futuro desarrollo de sistemas de navegación conjuntos. 

¿Llegará la era de Glonass?

El uso de sistemas de navegación en Rusia es limitado. Hace tan solo un mes, concretamente el 1 de enero, se lanzó el sistema estatal de emergencias Era-Glonass que permite localizar con exactitud el lugar de un accidente de tráfico.  

Gracias a este sistema, los servicios de emergencia reciben la información más rápido y pueden llegar antes. Según expertos rusos, Glonass permitirá salvar más de 4.000 vidas al año, ya que se invertirá un 30% menos de tiempo en localizar el lugar del siniestro.

Para poder usar este sistema en los coches debe instalarse el terminal Era-Glonass que funcionará gratis. A partir del 1 de enero de 2017 todo el transporte producido en el territorio de la Unión Aduanera (Bielorrusia, Kazajistán y Rusia) contará con este terminal. La llamada de emergencia se puede realizar de manera manual o automática.

De momento, el uso de Era-Glonass se limita al transporte y a la regulación del tráfico. Aunque ahora se está valorando la propuesta del desarrollo tecnológico y funcional de estos sistemas en otras áreas de la seguridad.

Lea más: Dos sistemas de navegación frente a frente: GLONASS vs. GPS>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies