“Debéis proteger a los rusos que están muriendo allí”

El Consejo de Derechos Humanos de Rusia investiga declaraciones de soldados rusos que afirman que iban a ser enviados a Donbass. Fuente: Kirill Kalínnikov / Ria Novosti

El Consejo de Derechos Humanos de Rusia investiga declaraciones de soldados rusos que afirman que iban a ser enviados a Donbass. Fuente: Kirill Kalínnikov / Ria Novosti

Un grupo de soldados profesionales de la región rusa Múrmansk afirma que a finales de enero se les indicó que podrían ser enviados a Donbass. El Consejo de Derechos Humanos de Rusia investiga si estas declaraciones son reales o no.

Desde el incicio del conflicto las autoridades ucranianas han repetido en numerosas ocasiones que hay un despliegue de tropas rusas en Ucrania.  Los medios occidentales se han hecho eco de estas declaraciones y repiten que hay miles de soldados rusos y artillería pesada. Hasta el momento la OSCE no ha confirmado que así sea, mientras que las autoridades rusas lo han negado.

 

Serguéi Krivenko, miembro del Consejo Presidencial para los Derechos Humanos, ha exigido al Ministerio de Defensa de Rusia que se verifiquen las declaraciones realizadas por un grupo de soldados profesionales instalados en la región de Múrmansk. El grupo declara que recibieron una advertencia que indicaba que podrían ser enviados en una misión a Ucrania. Cuando estos preguntaron por la causa, les respondieron: “Debéis amar a la Patria, debéis proteger a los rusos que están muriendo allí”, comenta Krivenko.

Según el defensor de los derechos humanos, este tipo de se hace referencia a ninguna base legal para utilizar las tropas rusas en el extranjero. El periódico Gazeta.ru ha conseguido entrevistar a un soldado profesional que sirve en la 536ª brigada costera de misiles y artillería de la unidad militar 10544, que ha preferido no revelar su nombre (Gazeta.ru dice conocer su nombre y rango y afirma que la solicitud de Serguéi Krivenko provenía de este mismo soldado).  El joven ha contado al periódico que el 28 de enero, varias semanas antes de la firma del acuerdo de Minsk, él y 58 compañeros fueron llamados a una reunión con sus superiores. En ella les informaron que iban a ser enviados a una unidad militar situada en la aldea Spútnik, en la región de Múrmansk, después a Rostov y, finalmente serían enviados a Donbass.

“Debemos ayudarles por muchos motivos”

El 31 de enero, debido al descontento de los soldados, llegó a Spútnik el comisario político de la unidad militar 10544, el teniente coronel Viacheslav Okanev. Gazeta.ru posee la transcripción de la reunión de Okanev con los soldados.

“Vuestra misión actual es puramente formativa. (…) Si se da la orden, podríais ser enviados a un destino desconocido a seguir llevando a cabo ejercicios militares”, declaró Okanev. Este añadía que el destino podría ser cualquier distrito militar. A los soldados que no desearan cumplir con estas órdenes, Okanev les invitó a que rescindieran su contrato.

“Por ahora nadie ha declarado que haya ninguna guerra, ¿por qué tenemos que luchar por cualquier otro país?”, preguntó indignado uno de los soldados. A esto respondieron: “sí, nadie ha declarado oficialmente la guerra”, pero “nosotros debemos ayudarles por muchos motivos: humanitarios, éticos, militares, etc.”. 

“La información está sacada de contexto”

Gazeta.ru ha entrevistado al comandante de la unidad, el coronel Yuri Riazántsev. Este ha declarado que nadie se propone enviar a los soldados a Ucrania, que los oficiales pasarán un mes con una brigada de la infantería marina y que pronto serían enviados de vuelta a su base.

“De algún modo han entendido que les enviarían a Ucrania. Yo también me he reunido con ellos, así como el comisario político de la flota: 'no os vamos a enviar a ningún sitio, no vais a ir a la región de Rostov y mucho menos a Ucrania”, aclara Riazántsev.

Gazeta.ru ha conversado también con el comisario político de la unidad, Viacheslav Okanev. A la pregunta sobre si se celebró esta reunión con los soldados profesionales, responde “es posible”, aunque señala que “habló de todo ello en términos teóricos”, “porque algunos líderes ucranianos han declarado oficialmente que planean celebrar un desfile militar en Sebastopol”. Debemos estar preparados para ello, añade, aunque “el hecho de que les hayamos ordenado esta misión es información sacada de contexto”.

Unpréstamoporsuservicio

Según Gazeta.ru, este tipo de maniobras podrían realizarse en otras ubicaciones de las tropas de la región de Múrmansk. Irina Paikacheva, activista pro derechos humanos, asegura que el año pasado en la región tuvo lugar un incidente similar.

A los reclutas que cumplían con el servicio militar obligatorio les propusieron firmar un contrato para seguir sirviendo con la posibilidad de ser enviados a Ucrania. Por ello supuestamente les ofrecían algunos beneficios: desde una hipoteca hasta vacaciones adicionales o la posibilidad de ser destinados a unidades más “tranquilas”.

La dirección del Ministerio de Defensa niega rotundamente todas las acusaciones que implican su participación en el conflicto de Ucrania. El Secretario de Estado del Ministerio de Defensa, Nikolái Pankov, ha declarado a Gazeta.ru que este no es el primer intento de acusar a los militares rusos de enviar soldados y oficiales a Ucrania. Según Pankov, en cada una de estas ocasiones, tras analizar debidamente los hechos, se ha confirmado que la información era falsa. “Ahora también verificaremos cuidadosamente estos hechos, pero puedo asegurarles que no hemos enviado ni enviaremos a nadie a Ucrania”, declaraba Pankov.

El presidente de Consejo de Derechos Humanos de Rusia, Serguéi Krivenko declaró a RBTH: "No hemos obtenido declaraciones del Ministerio de Defensa pero el Comité de Derechos Humanos tiene un acuerdo para el intercambio de información relacionada con los derechos de los soldados . Se ha establecido un canal y estamos a la espera de la respuesta. Tal y como explicamos a nuestros colegas de Múrmansk, la comisión del Ministerio de Defensa ya ha ido allí. La situación es de alerta y también extraña.

Cuando el Ministerio declara en repetidas ocasiones que allí no hay ningún soldado ruso, y luego aparecen ante los soldados profesionales cuadros militares que les hablan de una manera tan directa. Todo esto provoca preguntas. Esto es lo que nosotros queremos aclarar: si los soldados no lo entendieron bien, si los comandantes no se explicaron o si ocurrió alguna otra cosa. Se trata del primer caso de una apelación colectiva, cuando acordaron dar nombres reales y firmar una declaración. Hasta este momento había informes sobre el ofrecimiento de este tipo de viajes.

Yo iba a comprobar que no fueran una broma. Los soldados profesionales son verdaderos patriotas que están dispuestos a recibir órdenes, pero órdenes que se ajustan a la ley. El Consejo de Derechos Humanos no tiene la fuerza ni la posibilidad de realizar una investigación paralela, pero lo hemos hecho a causa de esta situación. Si el Ministerio dice que no se han cometido infracciones y las quejas continúan, vamos aclarar la situación y a recabar información".

Lea más: ¿Cómo se pasa a formar parte de las milicias separatistas de Ucrania?>>>

En base a material publicado originalmente en ruso en Gazeta.ru 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies