Gazprom anuncia una drástica reducción de sus ingresos

Se han reducido las ventas a los países de la UE, a las antiguas repúblicas de la URSS y en el mercado interno. Fuente: Ígor Ageyenko / Ria Novosti

Se han reducido las ventas a los países de la UE, a las antiguas repúblicas de la URSS y en el mercado interno. Fuente: Ígor Ageyenko / Ria Novosti

El monopolio gasístico ruso Gazprom ha declarado una reducción considerable de sus ingresos. En particular, en el índice EBITDA la compañía ha caído en más de un 40%, ya que el monopolio ha reducido las ventas de gas a todos sus compradores, incluyendo los países de la UE, las antiguas repúblicas de la URSS y los consumidores internos de Rusia. El conflicto con Ucrania también ha influido en la situación de la compañía.

Los beneficios netos del monopolio gasístico ruso Gazprom durante los diez primeros meses de 2014 se redujeron desde los 15.750 millones de dólares hasta los 10.860 millones de dólares, según un informe de cuentas de la compañía publicado el 30 de enero.

Sin embargo, debido a la caída del rublo hasta menos de la mitad de su valor anterior en comparación con el dólar estadounidense y el euro a partir de otoño de 2014, la caída real en dólares de los ingresos de la compañía resulta mucho más seria, ya que la compañía exportadora de recursos energéticos recibe una gran parte de sus ingresos en divisas. De hecho, el monopolio redujo sus ventas a todos sus compradores, incluyendo los países de la UE, las antiguas repúblicas de la URSS y los consumidores internos de Rusia.

El volumen de gas vendido a los consumidores europeos se redujo desde los 126.800 millones hasta los 122.500 millones de metros cúbicos. El suministro a las antiguas repúblicas de la Unión Soviética cayó de los 42.200 millones hasta los 36.700 millones de metros cúbicos, y los consumidores rusos han comprado 157.900 millones de metros cúbicos de gas en lugar de los 170.800 millones anteriores. 

La carga de la deuda

Tras el tercer trimestre del año pasado, la deuda de las empresas se incrementó en un 14%, aunque la mayor parte está compuesta por créditos a corto plazo. Debido a la inestabilidad geopolítica, Gazprom ha perdido prácticamente todas sus posibilidades de conseguir préstamos a largo plazo, necesarios para llevar a cabo los proyectos estratégicos de construcción del gasoducto Fuerza de Siberia a China y del gasoducto Turk Stream a Turquía, señalan los expertos.

“En efecto, los índices de la empresa empeoran gradualmente, y esto está relacionado con las tendencias macroeconómicas, la reducción de la demanda interna y la congelación de las tarifas internas, la reducción del suministro a Europa y la interrupción del suministro a Ucrania”, comenta el analista principal de UFS IC Iliá Balákirev.

Al mismo tiempo, según este, sus resultados podrían ser incluso peores, ya que la reducción del suministro a Europa ha permitido reducir los costes en el tránsito del gas. Según el experto de Finam Management Dmitri Baránov, “algunos índices se han reducido, pero la situación de la compañía no podía ser ideal, teniendo en cuenta cómo se ha desarrollado la situación en el país y en el mundo durante el año pasado”.

“Seguramente Gazprom habrá sufrido pérdidas en 2014 debido al debilitamiento del rublo. La compañía sigue perdiendo participación en el mercado europeo debido a la poca flexibilidad de la política de precios, y existe el temor de que se reduzcan los precios de los contratos a largo plazo, que están vinculados a los precios del petróleo”, opina Íliá Balákirev.

La disputa con Ucrania

En la situación de Gazprom influye también el conflicto irresoluto con Ucrania.

Es más, según los informes de la compañía, las vistas en el tribunal de arbitraje de Estocolmo sobre las demandas mutuas entre Gazprom y Naftogaz Ucrania no comenzarán hasta principios de 2016, es decir, que las partes del conflicto deberán llegar a un acuerdo sobre los precios del gas al menos durante otra temporada más.

En otras cosas, Gazprom exige a Ucrania el pago de una deuda por el suministro de gas de 4.500 millones de dólares que ya ha sido parcialmente cancelada. En la actualidad, según Rusia, la deuda asciende a 2.440 millones de dólares contando la penalización por impago. Por su parte, la compañía ucraniana Naftogaz exige una reducción de los precios del gas con efecto retroactivo a partir del 20 de mayo de 2011 y una devolución del importe pagado de más. De hecho, Naftogaz insiste en obtener una compensación por los volúmenes insuficientes de gas recibidos desde 2009 y 2013. El importe total que contiene la demanda de la empresa ucraniana asciende a 6.200 millones de dólares.

Según Dmitri Baránov, las partes deberán alcanzar un acuerdo para otro año más sin la participación del tribunal de arbitraje, lo cual significa que las condiciones del suministro de gas y su pago para el año 2016 podrían cambiar. Según señala Iliá Balákirev, todo el mundo sigue confiando en que las partes lograrán resolver esta disputa fuera de los tribunales, ya que esta tiene una motivación más bien política. “El pasado invierno demostró que Ucrania no tiene ninguna alternativa real al gas ruso”,  comenta Balákirev.

Lea más: La nueva política rusa respecto a Europa>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies