Un avión de reconocimiento ruso con pasado chino

Fuente: Marina Lístseva / TASS

Fuente: Marina Lístseva / TASS

Recientemente se ha hecho público que este año comenzarán las pruebas del nuevo avión de alerta temprana y control aerotransportado A-100 Premier, largamente esperado en las Fuerzas Aéreas. A partir de 2016 esta clase de aviones comenzarán a remplazar a los A-50 Shmel, que se utilizan desde mediados de los años 80 y a los que el Premier se parece únicamente por su aspecto externo.

El avión A-100 es una modificación del avión de transporte Il-76MD-90A. En comparación con su predecesor, el nuevo avión posee un fuselaje más alargado, bajo las alas cuelgan unos nuevos motores de bajo consumo y la cabina de la tripulación es de cristal: los paneles de disparo han cedido su puesto a un conjunto de pantallas multifuncionales. El nuevo avión estará destinado a la detección, el reconocimiento y el seguimiento de objetivos aéreos, terrestres y marítimos, así como al control de todo tipo de cazas, bombarderos, aviones de asalto, aviación especial y drones.

El inicio de las pruebas de este nuevo avión durante este año ha sido anunciado por el coronel Ígor Klímov, representante del servicio de prensa del Ministerio de Defensa para las Fuerzas Aéreas. Según Klímov, en 2016 el avión comenzará a probarse en las tropas y en otoño de 2015 el primer Il-76MD-90A se entregará a la fábrica de aviación de Taganrok para la instalación del sistema de alerta temprana y control aerotransportado.

Cabe destacar que los plazos de entrega del avión se han adelantado (la fecha prevista hasta ahora de entrega del avión era 2017). El Premier es muy necesario en las Fuerzas Aéreas rusas. Un avión de este tipo, con unos sistemas radioelectrónicos tan potentes, será los ojos, los oídos e incluso el cerebro de los cazas. Rusia está modernizando su parque de aviones, de modo que la aparición de nuevos sistemas de alerta temprana y control aerotransportado resultan también muy urgentes.

La decisión de que el fabricante de aviones Beríev desarrollara un nuevo avión de alerta temprana y control aerotransportado junto con el desarrollador Vega-M para las Fuerzas Aéreas rusas se tomó en 2004. Pero la historia de este proceso se remonta al año 1999, cuando, bajo presión de EE UU, Israel se vio obligado a denegar el suministro de su radar con antena en fase activa para el avión ruso A-50I, que pretendía venderse a China. En aquel momento las Fuerzas Aéreas de Rusia no podían comprar este tipo de tecnología, pero los contratos para la exportación salvaron a los fabricantes rusos.

Un año después la cooperación con Israel dio sus frutos, pero en un ámbito menos conflictivo: Rusia vendió a India sus aviones A-50EI con un radar EL/W-2090 desarrollado por la empresa israelí Elta. En aquel momento, al parecer, las autoridades rusas decidieron crear un sistema con unas características análogas de fabricación nacional.

Al mismo tiempo, los militares rusos habían solicitado a los fabricantes algo fundamentalmente nuevo, lo que para aquel tipo de técnica significaba una nueva antena, así como una zona de seguimiento y una autonomía en el aire todavía mayores.

Las buenas noticias sobre el desarrollo de este proyecto no llegaron hasta 2011, justo cuando realizó su primer vuelo el A-50E modernizado, equipado con electrónica digital y con mayor alcance de vuelo.

Los detalles del proyecto del A-100 fueron anunciados personalmente por el comandante en jefe de las Fuerzas Aéreas, el coronel general Alexander Zelin. Este informó a la prensa de que “la antena para el avión está lista. Es una antena totalmente distinta a la de su predecesor, el A-50, con antena en fase activa”, y señaló también que la base para la fabricación del A-100 sería el avión de transporte modernizado Il-76 con el nuevo motor PS-90, que incrementaría el alcance de vuelo.

Todo lo relacionado con los sistemas radioelectrónicos en Rusia, como en cualquier otro país del mundo, está envuelto en un velo de secreto. En general, sobre las características del radar Premier no se sabe nada con certeza. Podemos basarnos únicamente en las palabras del director general adjunto del consorcio Vega, creador de los equipos radioelectrónicos para el nuevo sistema, el cual declaró en 2012 sobre el A-100: “No podemos comentar los detalles sobre las características táctico-técnicas por motivos comprensibles, pero la mejora de características como el alcance, la precisión y el volumen de información será considerable en comparación con el modelo A-50 y con los mejores análogos en el extranjero”.

Lea más: Finalizan las pruebas de misiles para el caza T-50>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies