Moscú estará protegida desde el espacio

Un quinto regimiento se incorporará a la defensa del espacio aéreo de la capital rusa. Fuente: Ria Novosti

Un quinto regimiento se incorporará a la defensa del espacio aéreo de la capital rusa. Fuente: Ria Novosti

El Ministerio de Defensa continuará aumentando el número de agrupaciones equipadas con los medios de defensa anitaérea y antimisiles más modernos para la defensa de los cielos de Moscú. Según los planes del mando militar, en 2015 debería sumarse un regimiento equipado con sistemas antiaéreos S-400 Triunf.

Según informa el representante oficial del servicio de prensa e información del Ministerio de Defensa, el coronel Alexéi Zolotujina, en diciembre del año pasado entró en servicio un regimiento de Triunf para defender el espacio aéreo de Moscú, con base en Podolsk, pueblo de la región de Moscú. Unos meses antes también había entrado en servicio una unidad de misiles antiaéreos, con base en Zvenigorod, con la misma misión. Regimientos parecidos ya están situados en Elektrostal y Dmitrov.

Para 2020 deberían defender Moscú y la región central de Rusia 12 regimientos armados con sistemas de misiles antiaéreos S-400 Triunf, capaces de proteger de forma efectiva de ataques desde el aire a los órganos estatales, los mandos militares y los principales complejos científicos y productivos.

Los militares dicen que este escudo antiaéreo y antimisiles estará compuesto de cuatro sectores divididos por altura y distancia. Cada uno estará protegido por sus propias unidades de defensa antiaérea y antimisiles.

Para entender de qué tipo de armamento estamos hablando basta mirar los resultados de las pruebas realizadas en el polígono de Kapustin Yar en la región de Astracán. El sistema recibe en Occidente el nombre de “Growler” (gruñón) y ha logrado alcanzar con un misil un objetivo volando a una velocidad de 2.800 metros por segundo y con otro un objeto a una altura de 56 kilómetros.

Las características bélicas del misil antiaéreo Triunf son impresionantes. Controla al mismo tiempo hasta 12 objetivos en un radio de 400 kilómetros de la posición y en cuanto a la capacidad de alcanzar objetivos en el espacio cercano a la tierra no tiene análogos en el mundo.

Además, se planea desplegar en la región de Moscú más de 200 complejos antiaéreos de misiles Pantsir S1 de última generación. Estos controlarán el espacio aéreo junto a las divisiones de S-400 y al mismo tiempo les darán cobertura. De este modo, la seguridad del espacio aéreo de la capital rusa queda garantizada gracias a unidades militares mixtas con medios de largo (más de 200 kilómetros) y corto (hasta 20 kilómetros) alcance.

Los expertos afirman que con los sistemas de armamento S-300, S-400, Pantsir y los futuros complejos S-500, la defensa aeroespacial obtendrá un sistema de zonas polivalente de protección por anillos de la ciudad. Este sistema podría defender Moscú incluso de los ataques desde el espacio.

Lea más: El sistema de defensa antimisiles capaz de interceptar cualquier tipo de objetivo>>>

Artículo abreviado. Publicado originalmente en ruso en Rossiyskaya Gazeta 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies