KAMAZ fabrica los vehículos blindados más resistentes para el Ejército ruso

Fuente: RIA Novosti

Fuente: RIA Novosti

Continúa el desarrollo de la tecnología automovilística para el Ejército ruso. La empresa KAMAZ, conocida por las victorias de sus camiones en el Rally París-Dakar, entrega al Ejército ruso los primeros 30 vehículos blindados Taifún-K.

El vehículo pesa 25 toneladas, está equipado con motores de 450 caballos con transmisión automática y puede transportar 16 soldados. En la cabina se han instalado dos pantallas que pueden utilizarse para conducir en caso de que se deteriore el cristal. Cinco cámaras permiten al conductor ver a su alrededor permanentemente y comprobar el estado del automóvil.

Durante los años 80, a los consejeros militares soviéticos en Angola les gustaba fotografiarse con los inmensos vehículos capturados a las fuerzas de defensa de la República Sudafricana. Esto era lógico porque ni la URSS ni los EE UU tenían nada parecido.

En una guerra convencional este tipo de camión es un blanco ideal, y en caso de que se movilice gran cantidad de material pesado, simplemente resulta imposible de utilizar.

Pero en Angola los oficiales soviéticos no se las veían con el ejército de los EE UU, sino con mercenarios y fuerzas de ultraderecha sudafricana. Además, las fuerzas de ambos bandos eran relativamente pequeñas en la infinita sabana angoleña. Estamos hablando de los vehículos Casspir, que posteriormente se llamarían MRAP.

Se trata de un vehículo de transporte alto adaptado para la protección de tropas y carga de explosiones de minas y barrenos. Es capaz de resistir al fuego enemigo en caso de caer en una emboscada. Los militares soviéticos querían tener su Casspir ya que los habían preparado para una gran guerra y habían tenido que utilizarlos en conflictos locales en Angola, Etiopía, Afganistán y Oriente Próximo.

Poco antes del final de 2014, la empresa KAMAZ entregó al ejército la primera partida de 30 vehículos Taifún-K sin capota. El nuevo aparato ha sido dotado de una protección de clase 6a según la clasificación rusa e incluso superaba las exigencias. En el sistema STANAG de la OTAN, el más conocido en el mundo, esto sería algo a medio camino entre defensa 3b y 4. El vehículo garantiza protección frente a una explosión bajo las ruedas o el corpus de una carga equivalente a 8 kg de explosivos y en las pruebas logró proteger a maniquíes especiales incluso de deflagraciones de 10 kg.

Además, representantes de la empresa KAMAZ declararon que el blindaje de una combinación de acero y cerámica soporta balas antiblindaje B-32, equivalentes a la clase 4 de defensa STANAG.

Los fabricantes destacan además el cristal blindado, desarrollado por la empresa Maguistral LTD. Durante las pruebas realizadas en el Instituto de investigación Stali lograron aguantar disparos de metralleta KPVT del calibre 14,5 mm, a una distancia de tan solo tres centímetros.  La transparencia del cristal fue del 76%, lo que supone la mejor prueba mundial.

Con la entrega de la primera partida no ha hecho más que comenzar la vida del proyecto Taifún. Se está preparando toda una serie de vehículos especiales sobre la base del Taifún-K. Pronto deberían llegar los KAMAZ-63969 que también siguen la fórmula de ruedas 6x6, aunque con una rampa lateral y un cañón controlado a distancia.

Lea más: El desarrollo del láser en el Ejército Soviético>>>