El sistema de defensa antimisiles capaz de interceptar cualquier tipo de objetivo

Rusia creará el S-500 Triunfator con unas característcas únicas. Fuente: TASS / Stanislav Krasílnikov

Rusia creará el S-500 Triunfator con unas característcas únicas. Fuente: TASS / Stanislav Krasílnikov

Las Fuerzas Armadas rusas pronto dispondrán del sistema antimisiles S-500, con unas características similares al sistema estadounidense THAAD, que permite interceptar misiles balísticos de alcance medio, aunque el diseño ruso tendrá también características únicas.

Si hoy en día no se copian los complejos de misiles antiaéreos S-300 es solo porque faltan ganas. Basta ver tan solo el clon chino HQ-9. Este sistema estuvo a punto de ganar al complejo ruso S-4 00 Triunf más avanzado en una licitación en Turquía.

Lo que, por otro lado, no le ha impedido a Pekín tomar la decisión de comprarle sistemas Triunf a Moscú de forma oficial. "Exportar tecnología moderna supone que el vendedor tiene sistemas todavía más perfeccionados", comentó a RBTH el redactor de la revista Arsenal Otéchestva (El arsenal de la patria), Víktor Murajovski. "Si le ofrecemos a China los S-400, significa que tenemos en reserva algo más eficaz".

En este contexto resulta bastante significativa la comparación entre los futuros sistemas rusos y los complejos estadounidenses THAAD. Aunque solo sea porque el THAAD es un sistema móvil de defensa antimisiles destinado a la interceptación de misiles de corto y medio alcance pocos minutos antes de que alcancen su objetivo. El desarrollo de estos sistemas comenzó en 1992. De los 39 lanzamientos de prueba conocidos de los sistemas THAAD, 31 fueron considerados exitosos.

En la mitad de ellos "luchó" contra imitaciones del famoso misil soviético R-17 (denominación de la OTAN SS-1 Scud). Este misil que ya ha quedado obsoleto, no tenía una trayectoria de vuelo compleja. Por lo tanto los éxitos obtenidos en las pruebas del THAAD no pueden considerarse completos.

Sin embargo, este sistema tiene una característica técnica muy importante. La concepción conocida como "interceptación cinética" en la que para alcanzar el objetivo se utiliza solo la energía cinética del bloque del aparato y el misil no porta una carga bélica independiente. Hasta entonces para derribar cabezas nucleares de misiles balísticos los constructores preferían sistemas más sencillos.

Por ejemplo, el A-135, el único sistema de defensa antimisiles que funciona realmente desplegado alrededor de Moscú y utilizaba para este fin antimisiles con cabezas nucleares. El antimisil despega en la zona donde se prevé que entre la cabeza bélica enemiga y hace explotar su propia carga nuclear. En el plasma de la explosión nuclear aérea todo se quema: las cargas bélicas, los objetivos falsos y los mismos restos del misil.  En este caso los "desechos radioactivos" de la interceptación nuclear caen inevitablemente sobre las cabezas de los habitantes locales.

La concepción THAAD presupone que el antimisil derribará un objetivo "normal" y no "tóxico". Sin embargo, en la actual etapa de desarrollo tecnológico, lograr esto no es tan sencillo. Los sistemas de localización de las defensas antiaéreas y antimisiles no detectan objetivos supersónicos ni hipersónicos.

"Una complejidad particular es la selección de objetivos: hay que poder saber cuáles son las cargas bélicas reales y cuáles las falsas", explica a RBTH Mijaíl Jodarenok, redactor del semanario Voenno-promishlenni kurier ("El correo de la industria armamentística").

"En el A-135 este principio se ha resuelto de forma muy sencilla: en el plasma de la explosión nuclear arden unos y otros. Para un derribo preciso de objetivos hace falta que la defensa antimisiles tenga unas características completamente distintas".

Del Triunf al Triunfator

El sistema de defensa antimisiles ruso S-400 Triunf indica cuales podrían ser. Tan solo son necesarios cinco minutos para poner el sistema en plena disposición militar. El sistema de radar garantiza el seguimiento simultáneo de hasta 100 objetivos y el seguimiento preciso de hasta seis. Realiza un disparo simultáneo de 36 objetivos pudiendo dirigir a los mismos hasta 72 misiles.

El Triunf es hasta seis veces más rápido que sus predecesores, incluido el Patriot estadounidense. Esto se consigue gracias a la utilización de lanzadoras verticales y al diseño de los propios misiles. Una vez lanzado el misil este sale del tubo de lanzamiento en vertical y una vez en el aire la señal del radar le guía en dirección al objetivo. Esto hace que se reduzca el tiempo de reacción ya que no hace falta, como en el Patriot, girar la plataforma de lanzamiento.

Para establecer el objetivo el S-400 puede utilizar no solo sus propios radares sino información recibida desde el exterior: de los centros de mando de las defensas antiaéreas o antimisiles, de satélites o sistemas de alerta y control aerotransportados de larga distancia.

Además cualquier complejo S-400 puede no solo disparar recibiendo órdenes externas, sino guiar él mismo una red de complejos antimisiles de diferentes tipos: S-400, S-300, Pantsir-S1, Tor-M1, unificando bajo sus órdenes decenas de instalaciones de lanzamiento y cientos de misiles.

Según afirman los constructores, este principio ha sido incluido en los sistemas de defensa antimisiles rusos más modernos, los S-500 Triunfator. De este sistema todavía no se sabe demasiado. "Es capaz de interceptar tanto objetivos de pequeño tamaño (vehículos aéreos no tripulados, misiles de crucero, cabezas nucleares), como satélites".

En el futuro el Triunfator se unirá a los sistemas de defensa antimisiles A-135, como se anuncia en una publicación para celebrar el centenario de la creación de las defensas antiaéreas rusas. Es posible que esto fuera precisamente lo que tenía en mente el constructor jefe del Consorcio de defensas antiaéreas Almaz-Antéi, Pável Sozinov cuando hablaba de los sistemas análogos al THAAD.

De todo esto se puede sacar la conclusión de que los S-500 serán no solo "una plataforma de lanzamiento de misiles" sino que se convertirán en un sistema global de control del espacio aéreo y de mando de todas las fuerzas y medios de defensas antiaéreas y antimisiles de Rusia.

Lea más: Los mejores sistemas de defensa antimisiles>>>