Rusia prepara una nueva redacción de su doctrina militar

Dibujado por Alekséi Iorsh

Dibujado por Alekséi Iorsh

Se definirán los objetivos, las tareas y las tendencias de las Fuerzas Armadas de Rusia, teniendo en cuenta el empeoramiento de la situación política y militar mundial. A pesar de las innovaciones, la doctrina militar de Rusia seguirá manteniendo un carácter defensivo.

A finales de noviembre Vladimir Putin celebró la tradicional ronda de reuniones con los mandos militares y los directores de la industria armamentística. En estos encuentros se evaluaron las recientes maniobras militares, se trató el nuevo programa estatal de armamento para 2015-2025, la inminente publicación del "Libro Blanco" sobre defensa y la nueva redacción de la doctrina militar. 

Nunca antes se ha publicado en Rusia algo equivalente a un "Libro Blanco", aunque en los últimos años se ha realizado más de un intento de contar al mundo todo lo máximo posible sobre el Ejército ruso y las tareas que tiene encomendadas.

El 2007 se publicó el documento "Objetivos actuales del desarrollo de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia". Pero debido al contenido no es posible compararlo al "Libro Blanco", como los que aparecen todos los años en los principales países del mundo.

Los objetivos, tareas y tendencias de la actividad de las Fuerzas Armadas y del país deberían, en principio, emanar de la doctrina militar vigente, aprobada mediante decreto presidencial en 2010.

La situación nacional e internacional ha cambiado significativamente desde entonces. Las relaciones de Rusia con Estados Unidos y con la organización que se encuentra bajo su supervisión, la OTAN, se han agravado.  En Siria hay una guerra civil, en el norte de Irak ha tomado el poder una organización religiosa extremista, el Estado Islámico.

Los EE UU y la OTAN están desplegando elementos del sistema de defensa antimisiles en las fronteras de Rusia. En violación del Acta fundacional Rusia-OTAN, se están construyendo bases militares estadounidenses y de la OTAN cerca de las fronteras del país eslavo. También se están realizando maniobras militares por las inmediaciones y los buques de la Alianza pasan junto al territorio ruso en el Mar Negro y el Mar Báltico.

Además se está llevando a cabo una guerra psicológica y de información. El Consejo de Seguridad de Rusia considera que todo esto requiere un serio replanteamiento conceptual y el desarrollo de una nueva doctrina teórica para contrarrestar la agresividad de los países de Occidente, que debería quedar plasmada en una serie de medidas políticas y militares para repeler a posibles enemigos.

El potencial enemigo y el principio de contención nuclear defensiva

Surge la pregunta de si la nueva doctrina militar incluirá el concepto de "potencial enemigo" y a quién se considerará como tal. Los autores de la doctrina militar rusa de 2010 evitaron cuidadosamente definirse en este sentido a pesar de que en EE UU y la OTAN Rusia queda definida como un potencial enemigo.

Otra pregunta básica sobre la nueva redacción de la doctrina militar es el principio de uso del armamento nuclear. Este asunto ha suscitado varias polémicas. Algunos expertos rusos afirman que en la doctrina se debería expresar el derecho de Rusia a un ataque preventivo nuclear, en caso de verse obligada a defender su independencia y soberanía ante fuerzas enemigas que le superen. Otros afirman que este enfoque provocaría una reacción tremendamente negativa en la opinión pública internacional.

El general del ejército Yuri Baluevski, anterior jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia y primer vice ministro de Defensa entre 2004 y 2008, que participó además en la redacción de la doctrina militar de 2010, dice que en los documentos de 1993, 2000 y 2010 no se preveía en ningún momento el uso de las armas nucleares en un ataque preventivo.

En su opinión tampoco lo estará en la nueva doctrina militar. Rusia no adoptará este enfoque para la resolución de graves conflictos internacionales. Y en caso de adoptarlo por equipararse a los términos usados por la OTAN, la doctrina militar de Rusia se basará sobre el principio de "contención defensiva nuclear".

Baluevski considera que este será probablemente el principio que se adoptará en la nueva redacción de la doctrina militar, que además quizá tenga que responder a la guerra informativa que están llevando a cabo contra Rusia algunos países occidentales desde sus medios de comunicación electrónicos y la prensa escrita. Problemas como el ciberespionaje, las agresiones cibernéticas, el despliegue del sistema antimisiles global, etc, se han intentado tapar con todo tipo de argumentos.

Habrá que responder a problemas como el despliegue de armamento nuclear en terceros países, la reacción, tanto teórica como práctica ante la aplicación del ataque relámpago global, los intentos de llevar armamento al espacio, la responsabilidad en el uso de vehículos aéreos no tripulados utilizados en la guerra contra el terrorismo y que matan a población civil.

Finalmente, será básico y fundamental señalar los principios y métodos para prevenir las revoluciones de colores y la injerencia de otros estados en los asuntos internos de cualquier país.

A juzgar por las opiniones de muchos expertos militares que han sido publicadas en prensa, la nueva redacción de la doctrina militar será, por supuesto, mucho más dura en sus valoraciones y conclusiones que la anterior. Pero esto viene provocado exclusivamente por las actuales relaciones entre Rusia y Occidente. 

Lea más: Un nuevo complejo nuclear para las tropas de misiles estratégicos>>>