“Al principio pensamos que el cometa 67P era un error de la placa fotográfica”

Klim Churiúmov, descubridor en 1969 del cuerpo celeste estudiado por la misión Rosetta. Fuente: AP

Klim Churiúmov, descubridor en 1969 del cuerpo celeste estudiado por la misión Rosetta. Fuente: AP

Klim Churiúmov ha conversado con RBTH acerca de su descubrimiento y de la importancia de la misión Rosetta para la humanidad.

¿Qué opina acerca de la misión Rosetta al cometa Churiúmov-Guerasimenko?

La misión todavía no ha finalizado, hay que esperar los resultados definitivos. Pero por ahora podemos decir que está siendo un éxito total. En cuanto la sonda se aceró a unos diez kilómetros de distancia del cometa obtuvimos una información muy detallada sobre el relieve de su superficie. Nuestros compañeros europeos prepararon casi inmediatamente una maqueta en tres dimensiones y nos regalaron unos modelos en miniatura.

El principal logro de la misión fue el aterrizaje de la sonda Philae en el núcleo del cometa. Es algo mucho más difícil que un aterrizaje sobre Marte, Venus u otros planetas, ya que se realiza en unas condiciones de alta gravedad. Evidentemente, las características del cometa Churiúmov-Guerasimenko nos eran conocidas y habíamos calculado sus dificultades. Pero cuando la sonda se posó sobre la superficie, no se dispararon los arpones que debían fijarla en la superficie.

La Agencia Espacial Europea lanzó la misión Rosetta con destino al cometa Churiúmov-Guerasimenko el 2 de marzo de 2004. El 12 de noviembre de 2014 el módulo Philae aterrizó sobre la superficie del cometa. La misión tiene como objetivo conocer el proceso de nacimiento de la vida en la Tierra. También se planea desarrollar tecnologías para el transporte de personas a Marte. Además, estudia la posibilidad de cambiar la órbita de los asteroides peligrosos. 

¿Qué pudo pasar para que las tecnologías más complejas llevaran la sonda hasta el cometa y luego fallaran unos arpones?

La sonda lleva diez años en el espacio. Las juntas más pequeñas, las bisagras, podrían haberse soldado entre sí debido al efecto de los protones solares. Esto podría haber afectado al funcionamiento del mecanismo de los arpones. O quizás la sonda Philae podría haber tocado la superficie con una sola de sus tres patas, y los arpones no se activan hasta que al menos dos patas tocan la superficie.

De un modo u otro, debido a que en el cometa apenas existe fuerza de gravedad, la sonda dio un salto de unos 500 metros tras el primer impacto, después volvió a tocar la superficie y a dar otro salto. No se consiguió fijarla al suelo hasta el tercer intento. En una persona un golpe así habría provocado su rápida salida hacia la órbita del cometa, alcanzando una gran velocidad. Después de todos los problemas que la sonda Philae ha tenido con las baterías, esperemos que estas comiencen a funcionar con normalidad.

A pesar de estar funcionando en modo de ahorro de energía, ¿la información sigue llegando a la Tierra?

De hecho, se han cumplido las tareas en un 80%: a bordo del Philae existen diez instrumentos de alta precisión, de los cuales ocho han funcionado con normalidad. ¡Supone un éxito colosal! Gracias a esto, en el futuro podremos enviar cohetes con cabezas nucleares contra los asteroides o cometas peligrosos que amenacen con colisionar con la Tierra.

Usted ya predijo hace 60 años que gracias al estudio del cometa la humanidad podría desvelar el misterio del nacimiento de la vida en la Tierra.

En los cometas existen organismos complejos. En la cola del cometa Wild 2 se descubrió glicina. Todo el mundo sabe que sin esta sustancia el hombre no podría vivir, ya que el cerebro y la médula espinal no funcionarían. Hoy en día se ha demostrado que la composición isotópica del agua de los océanos es idéntica a la composición del agua en el núcleo de los cometas. Según una teoría, el agua apareció en la Tierra gracias a la caída de una gran cantidad de cometas sobre nuestro planeta. Y entonces se originó la doble espiral del ADN.

¿En qué se encuentra trabajando actualmente?

Sigo procesando los espectros de los cometas. Tenemos acumuladas 10.000 fotografías y grabaciones de vídeo realizadas por telescopios en Estados Unidos, México, Chile y Ucrania. Hemos procesado mucha información, pero la mayor parte quedará para el estudio de mis estudiantes en el futuro.

Klim Churiúmov (Kiev, 1937), es un astrónomo soviético y ucraniano. En 1969 descubrió junto con su alumna Svetlana Guerasimenko un nuevo cometa tras examinar una serie de fotografías tomadas en el Instituto Astrofísico de Alma-Ata (Kazajistán). Churiúmov ha trabajado en el Observatorio Astronómico de la Universidad de Kiev y en el Planetario de la capital ucraniana.

Los espectros son como las huellas dactilares de los cometas. Todos ellos son parecidos, pero en realidad su trazado es muy distinto. Los telescopios modernos nos permiten obtener imágenes con una resolución perfecta. Incluso con la ayuda de telescopios con pequeñas lentes, si se utilizan buenas cámaras es posible obtener una cantidad colosal de información. Los telescopios espaciales han llegado a una distancia tal que somos capaces de ver el límite del Universo: objetos que se originaron como resultado del Big Bang hace más de 13.000 millones de años.

Circulan algunas leyendas sobre el descubrimiento del cometa Churiúmov-Guerasimenko. ¿Cómotuvo lugar realmente?

Después de nuestras observaciones transcurrió un mes hasta que nos dimos cuenta de que habíamos descubierto el cometa. Estábamos observando otros objetos y descubrimos el nuevo cometa en cinco placas fotográficas a la vez. En cuatro de ellas se encontraba en el borde mismo de la imagen, mientras que en una de ellas figuraba en el centro, porque nos habíamos equivocado a la hora de dirigir el telescopio. En un principio tomamos el cometa por un defecto de la placa fotográfica.

El astrónomo Nikolái Beliáiev, que actualmente es arcipreste en un monasterio ruso, calculó su órbita exacta. Más tarde enviamos un telegrama a todos nuestros colegas de todo el país. Cuando estos vieron el cometa desde otras coordenadas en Occidente, nos llegó un telegrama que anunciaba el reconocimiento de nuestro descubrimiento y la asignación de nuestros nombres al cometa.

¿Sigue en contacto con su colega Svetlana Guerasimenko, junto con la cual descubrió este cometa conocido ahora en todo el mundo?

Por supuesto. Mantenemos una continua correspondencia por correo electrónico y por videoconferencia. Fui a visitarla a Dusambé (Tayikistán) para dar una conferencia dedicada a nuevos descubrimientos y ella me regaló una hermosa bufanda oriental.

Lea más: "Me encantaría viajar a Marte", entrevista a Valentina Tereshkova, la primera mujer en el espacio>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.