Todo preparado para el lanzamiento del nuevo cohete portador Angará

El reformado transportador ruso puede poner en órbita satélites de hasta 8 toneladas. El objetivo es sustituoir al Protón-M. Fuente: Photoshot / Vostock-Photo

El reformado transportador ruso puede poner en órbita satélites de hasta 8 toneladas. El objetivo es sustituoir al Protón-M. Fuente: Photoshot / Vostock-Photo

El portamisiles Angará A5 despegará del cosmódromo de Plesetsk a finales de diciembre. Este misil pesado puede poner en órbita satélites de un peso de hasta 8 toneladas. Después de 2025 el Angará A5 sustituirá completamente al actual portador Protón-M.

Representantes del Servicio de información de Roscosmos han informado de que las pruebas de vuelo del Angará-A5 prevén la realización de diez lanzamientos, las dos primeras con maquetas de aparatos y el resto con satélites reales.

Además, a principios de noviembre la dirección del Centro Estatal de Investigación y Construcción Espacial M. V. Jrunichev, comunicó al vice primer ministro Dmitri Pogozin que el transportador ruso más moderno está listo para el despegue establecido  el 25 de diciembre desde el cosmódromo de Plesetsk.

Actualmente existen varios modelos de Angará con diferentes capacidades de peso. Se trata de los primeros transportadores rusos creados bajo el principio modular, es decir,  mediante una combinación de varios módulos universales de cohetes URM-1 y URM-2. El primer módulo está equipado con un motor RD-191 desarrollado por la empresa científica Energomash, el segundo cuenta con un motor RD-0124A creado por la Oficina de construcción de equipamiento químico de Vorónezh. Los motores utilizan un combustible ecológico de oxígeno y queroseno.

La base de la familia es el Angará-A5 pesado de tres etapas. Inicialmente se pensó como un nuevo cohete para sustituir al Protón, que despega desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Para la fabricación del Angará-A5 se han utilizado exclusivamente elementos rusos y despegará desde los complejos rusos de Plesetsk y Vostochni. Así podrá poner en órbita geostacionaria cualquier satélite militar, comercial y de uso interno con un peso de hasta 3 toneladas, los que hasta ahora lanza el Prontón-M.

En una primera fase el cohete utilizará un Briz-M y posteriormente habrá una etapa KVTK pesada de oxígeno-hidrógeno. Gracias a esta última se podrán poner en órbita satélites con un peso de hasta 4,6 toneladas.

El miembro más joven de la familia es el cohete ligero Angará-1.2 de dos etapas, diseñado para transportar a órbita cercana a la Tierra cualquier satélite con un peso de hasta 3,8 toneladas. Se encuentra en fase de construcción y se están realizando las pruebas del primer modelo de vuelo. Las pruebas de vuelo comenzarán en 2016.

El cohete de clase media Angará-A3, con una capacidad de carga de 15 toneladas se encuentra en fase de proyecto.

Las pruebas de vuelo de los misiles de la familia Angará comenzaron en 2009, cuando sobre la base del módulo URM-1 y por solicitud de Corea del Sur, se desarrolló un transportador ligero KSLV-1 (Korean Satellite Launch Vehicle-1), que hasta 2013 realizó tres vuelos.

El Angará-A5.2 de dos etapas que tiene como objetivo el lanzamiento de aparatos de hasta 18 toneladas. En principio podría poner en órbita las naves espaciales tripuladas de nueva generación, pero todavía no se ha finalizado.

El Angará-A7.2 de dos etapas (a medio camino entre la clase pesada y superpesada) está equipado con seis URM-1 en su primera etapa. Dependiendo del equipamiento del bloque central, es capaz de poner en órbita entre 35 y 50 toneladas de carga útil. El transportador podría servir como parte del futuro programa de viaje tripulado a la Luna.

Más barato que sus competidores

Además del despegue en Plesetsk, se planea comenzar la construcción en 2016 de dos rampas de lanzamiento para el Angará-A5 en el cosmódromo de Vostochni, en fase de construcción y situado en el este de Rusia.

Las futuras etapas de lanzamiento, que funcionarán con combustibles ecológicos como el oxígeno líquido (queroseno y oxígeno líquido) y el hidrógeno líquido, el misil podrá poner en órbita de transferencia geoestacionaria satélites con un peso de hasta 8 toneladas, garantizando la competitividad de los medios durante muchos años.

El enfoque modular, que utiliza un número relativamente menor de los componentes más caros, como son los motores y los sistemas de navegación, permiten reducir los gastos de explotación.

El Centro Jrunichev dice que el modelo medio de Angará-A5 tendrá un precio de lanzamiento de entre 95 y 108 millones de dólares, lo que es equivalente al del Protón-M. Sus análogos extranjeros por lo general son mucho más caros: el lanzamiento del transportador Atlas V 552 ronda los 180-190 millones, el Delta IV Heavy entre 230 y 255 y el Ariane 5ECA los 210-220 millones.

Después de las pruebas y el inicio de la producción en masa, el Angará-A5 estará por sus parámetros técnicos y económicos a la altura de sus competidores extranjeros y en algunos casos (como por ejemplo en el peso de carga útil que se pone en órbita baja) llegará a superarlos.

Los planes de Roscosmos presuponen una introducción por etapas del transportador.  En una primera fase los lanzamientos del Angará serán relativamente escasos, posteriormente el número de misiones será comparable a las del Protón-M y después de 2020-2025 se impondrá al resto de los transportadores rusos.

Lea más: Las lecciones aprendidas gracias al transbordador soviético Burán>>>