Koalitsia-SV, el rey de los cañones rusos del siglo XXI

El nuevo obús se encuentra en una avanzada fase de pruebas. Podrá alcanzar objetivos situados a 70 kilómetros. Fuente: bastion-karpenko.ru

El nuevo obús se encuentra en una avanzada fase de pruebas. Podrá alcanzar objetivos situados a 70 kilómetros. Fuente: bastion-karpenko.ru

El nuevo cañón móvil dejará a un lado armas como el Msta-S y otras del calibre 152 mm recientemente incorporadas. En opinión de los expertos, gracias a sus características técnicas podrá competir y superar a los obuses estadounidenses M-109 en su relación calidad-precio.

El Koalitsia-SV tiene su origen en el periodo soviético y los constructores de hoy en día simplemente lo están actualizando. La idea base de este arma comenzó en los años 70, pero entonces el concepto estaba por encima de las posibilidades técnicas y no se ha podido completar hasta ahora.

El experto militar independiente Oleg Zheltonozhko comentó a RBTH que “los trabajos para el nuevo cañón autopropulsado se iniciaron bajo el proyecto Iset y hoy se ha cambiado a Koalitsia-SV, donde SV hace referencia al Ejército de Tierra”.

Inicialmente este poderoso módulo estaba pensado para instalarse en una plataforma de gusano del tanque T-72. Pero los expertos creen que sería más efectivo utilizar el chasis del tanque secreto Armata o sus elementos. La plataforma de gusano es más estable durante el disparo que las de ruedas y no necesita la colocación de apoyos.

También se ha propuesto una variante sobre una base de ruedas Kamaz. El Koalitsia SV se diferencia de los desarrollos anteriores en que tiene una torreta no habitable.

“La ausencia de personal técnico en el módulo de combate es una particularidad muy importante”, comentó a RBTH el experto militar independiente en blindados Alexéi Klopotov, “Si el obús Msta-S se ha quedado atrás tecnológciamente, con el Koalitsia-SV se ha dado un salto hacia delante. En primer lugar, en cuanto a la seguridad del personal que se sitúa en la parte delantera”.

En el PzH 2000 alemán los soldados se arriesgan a resultar heridos ya que no están protegidos del mecanismo de disparo. “Gracias al mecanismo neumático de recarga cuenta con una gran seguridad como rapidez de disparo. Además, el mecanismo de microondas de ignición de la cargas mejora sus características balísticas”, considera Alexéi Jlopotov.

El Koalitsia-SV tiene un peso por debajo de las 48 toneladas y unas dimensiones menores que su análogo alemán, el obús PzH 2000. Los ferrocarriles por los que se transporta tradicionalmente la tecnología militar en Rusia, tienen como referencia un peso de 50 toneladas. Este factor también aligera el transporte por avión.

El líder del mercado mundial de armamento entre los cañones autopropulsados es el obús estadounidense M-109, que se distingue por su sencillez de utilización y por su precio asequible. Los expertos consideran que cuando esté listo para la exportación, el nuevo producto ruso será más barato que su análogo estadounidense.

Armamento de nueva generación: especificaciones táctico-técnicas

El Koalitsia-SV puede considerarse un arma de nueva generación. El cañón autopropulsado disparando ráfagas puede alcanzar objetivos en tierra a una distancia de 70 kilómetros. Su nueva tecnología de recarga le permite una rápida preparación para el tiro, así como cambiar de posición en un minuto.

Los dos o tres miembros de la tripulación están situados en un módulo informatizado de guía en la parte delantera del aparato.

El módulo está equipado con sistemas tácticos para la selección de objetivos, posicionamiento y navegación. La tripulación puede vigilar constantemente el estado del aparato y la cantidad de munición gracias a los indicadores del instrumental y los sensores. 

El armamento se encuentra en la torreta, donde hay instalado un equipo doble y un mecanismo con un sistema de recarga mecanizada. El motor está ubicado en la parte posterior del aparato.


El nuevo obús sustituye al Msta-S, que quedará anticuado para el 2020. “Cualitativamente el nuevo sistema supone un cambio a un nuevo sistema modular y flexible para la carga explosiva, además del abandono de la carga por casquillos. Se trata de la tendencia actual en artillería y para los sistemas rusos supone entrar en una nueva época”, considera Oleg Zheltonozhko.