¿Se creará en Rusia una alternativa a Wikipedia?

Un nuevo proyecto de las dos mayores bibliotecas de San Petersburgo. Fuente: TASS / Rusínov Denís

Un nuevo proyecto de las dos mayores bibliotecas de San Petersburgo. Fuente: TASS / Rusínov Denís

La Biblioteca Estatal de Rusia y la Biblioteca Presidencial, las dos mayores de San Petersburgo, están desarrollando un proyecto para la creación de una enciclopedia electrónica rusa. Este recurso está llamado a convertirse en la alternativa a Wikipedia, que según los autores del proyecto contiene muchos errores. RBTH ha averiguado cómo será el nuevo recurso y la opinión de los representantes de Wikipedia al respecto.

La Biblioteca Presidencial y la Biblioteca Nacional de Rusia están preparando un proyecto que aspira superar a la Wikipedia rusa. Según Valentín Sidorin, director del servicio de prensa de la Biblioteca Presidencial, los empleados de las bibliotecas no escribirán el material de la enciclopedia desde cero. Los especialistas se limitarán a sistematizar, digitalizar y publicar de forma gratuita el material que ya poseen dedicado a todos los aspectos del desarrollo histórico de Rusia.

“De este modo, hemos iniciado la creación de una alternativa a Wikipedia. Nuestros análisis sobre este recurso han demostrado que esta enciclopedia electrónica no es capaz de dar una información detallada y fidedigna sobre las regiones rusas y la vida del país”, resume Sidorin en una entrevista para RBTH.

Esta nueva enciclopedia electrónica se construirá siguiendo el modelo de una biblioteca electrónica. No todo el mundo podrá corregir los artículos, del mismo modo que no todos pueden corregir el contenido de los libros. “Pero será posible añadir nuevas ediciones y propuestas. Nosotros trabajamos con los lectores interactuamos activamente con todos los que nos proponen nuevos recursos”, concluía Sidorin. 

¿Una alternativa a Wikipedia o simplemente una enciclopedia?

A pesar de que el principio del funcionamiento del nuevo recurso de referencia sobre Rusia se distingue radicalmente del funcionamiento de Wikipedia, los medios de comunicación lo han bautizado como la “alternativa a Wikipedia”. Esto se debe, ante todo, a unas declaraciones del director de la Biblioteca Nacional de Rusia, Antón Lijománov, uno de los autores de la idea.

En abril de 2014, al anunciar la creación del recurso en una asamblea del Foro Sociopedagógico “Ilustración en Rusia”, Lijománov declaró que “la sección rusa de Wikipedia recibe cerca de un millón de solicitudes cada hora, aunque este recurso contiene muchos errores e introducir correcciones es prácticamente imposible”.

“Wikipedia está controlada por Estados Unidos y en la actualidad podríamos encontrarnos con la misma situación con la que se encontraron recientemente los sistemas de pagos electrónicos Visa y Mastercard”, añadía Lijománov, insinuando que las sanciones de Occidente podrían llegar a limitar el acceso de los rusos a la mayor enciclopedia electrónica.

Pese a que Lijománov ha subrayado en repetidas ocasiones que el nuevo recurso está llamado a remplazar a Wikipedia, Valentín Sidorin asegura en una entrevista para RBTH que el proyecto no planea competir con el popular recurso electrónico. “No estamos intentando sustituir a Wikipedia. Nosotros queremos crear una enciclopedia basada en fuentes fiables”. 

El dudos futuro del proyecto  

El director ejecutivo de la fundación Wikimedia (la ONG que se dedica a mantener Wikipedia en Rusia), Stanislav Kozlovski, opina que es absurdo temer unas sanciones por parte de Occidente contra la Wikipedia rusa.

“Es es un recurso que crean más de un millón de rusos bajo una licencia libre. Sí, los servidores se encuentran en Estados Unidos, así como en Europa y en el sureste de Asia. En Rusia no existen servidores. Pero Wikipedia no está controlada de ningún modo por el gobierno estadounidense. Desde que se creó el recurso, el gobierno de Estados Unidos no ha intentado ni una sola vez restringir el acceso a la enciclopedia”.

Según Kozlovski, en el mundo existen algunos países que intentan influir en Wikipedia, entre ellos Rusia. “Siete artículos completamente inocentes de Wikipedia figuran en el registro ruso de páginas web prohibidas. Si alguien puede cerrar el acceso de los ciudadanos a la enciclopedia electrónica es precisamente Roskomnadzor (la Agencia rusa de Control de Medios de Comunicación y Tecnologías de la Información), y no el Departamento de Estado”.

Kozlovski añadía que, sin duda, existen errores en Wikipeida. Sin embargo, 45 millones de personas en todo el mundo introducen correcciones diariamente para solucionar los problemas.

Vladímir Jaritónov, director de la Asociación de Editores Web de Rusia, se muestra de acuerdo con esta opinión. “El volumen de errores en Wikipedia es comparable al de la Enciclopedia Británica. Los creadores de la enciclopedia electrónica sobre Rusia no deberían tratar de inventar nada nuevo, sería mejor que concentraran sus recursos en la mejora de la Wikipedia en lengua rusa”.

Iván Zasurski, director del departamento de nuevos medios de la Facultad de Periodismo de la Universidad Estatal de Moscú, se muestra todavía más categórico en su valoración. Zasurski no cree de ningún modo que este proyecto llegue a llevarse a cabo.

“Cualquier intento de crear una alternativa a Wikipedia está generalmente relacionada con el control sobre el conocimiento y su difusión. El problema no estriba en el hecho de que la nueva enciclopedia sea objetiva o no. El problema reside en que será imposible de realizar. Estoy seguro de que el proyecto se quedará a medias”.

Lea más: La malograda historia de la informática en la URSS>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.