Una ‘startup’ para entrar en todos los museos

La aplicación CloudGuide pretende convertirse en una guía universal del arte. Permite tener acceso a los contenidos de las entidades culturales mundiales. Fuente: ITAR-TASS

La aplicación CloudGuide pretende convertirse en una guía universal del arte. Permite tener acceso a los contenidos de las entidades culturales mundiales. Fuente: ITAR-TASS

Olga Plets, codirectora de la startup CloudGuide, es una joven emprendedora rusa ubicada en Barcelona. La aplicación permite tener acceso a los contenidos de las entidades culturales en todo el mundo. Además, demuestra que la creatividad y la innovación abren muchas puertas, incluso en tiempos de crisis.

Nacida en Moscú hace 23 años, Olga Plets, codirige junto con otros dos compañeros de estudios de Esade una start-up que pretende ser la app (aplicación para móviles) que guíe y enseñe el arte contenido en todos los museos del mundo. El proyecto es ambicioso, como ellos, pero lo sostienen y argumentan con una naturalidad y solvencia que ya ha convencido a seis inversores de España, Bélgica, Alemania, Japón y Estados Unidos. Entre esos padrinos se encuentra un ejecutivo de Google y Ecosystem Ventures, un fondo de inversión con sede en Silicon Valley.

Olga Plets

Llegaron a ellos tras presentarse en Suiza, donde competían diez ideas innovadoras seleccionadas en todo el mundo para entrar en un programa de aceleración y apoyo a empresas jóvenes. De allí volvieron con contactos, conocimiento y un premio. Tras ese reconocimiento, decidieron montar una empresa que crease un canal de comunicación digital para museos, monumentos y galerías de arte.

El proyecto, denominado CloudGuide, es una app que se apoya en una plataforma de gestión de contenido para museos y usuarios. La idea es que las entidades culturales se registren, reciban el acceso a la plataforma y empiecen a crear guías multimedia para sus visitantes. “A partir de ahí, ya se puede subir toda la información sobre el museo, crear contenidos, traducir textos, audiovisuales y estudiar y mirar estadísticas de uso. Todo a través de la plataforma”, explica Plets.

De esa forma, los contenidos subidos por las entidades culturales están disponibles para sus visitantes. Así, cuando el usuario llegue al centro cultural solo tendría que escanear el código QR, descargarse la app y empezar a usar la guía: un tour por el museo con las descripciones de las obras, audios, información de los artistas, mapas interactivos y la posibilidad de crear su lista de obras favoritas, hacer comentarios y compartir en redes sociales. CloudGuide también ofrecerá la opción de comprar entradas u objetos de las tiendas de los museos.

Pensar globalmente

Actualmente, la terna de emprendedores que dirige la empresa (a Plets se le suman el belga Joris Van Dyck y Cristina Pérez, de España) tiene ya la aplicación móvil para iOs y Android y están trabajando en el programa piloto de ocho museos de España, Bélgica, Austria y México.

Cuentan a su vez, según la joven rusa, con cuatro representantes internacionales para abrir las puertas de más museos y galerías. Quieren tocar todas las puertas: no hay fronteras para ellos. Su modo de trabajar es 2.0: el mundo es global y los negocios también. Su sede está en Barcelona, donde trabajan con sus becarios; el diseño se hace en Alemania; cuentan con representantes en Bélgica, Austria, Inglaterra y EE UU, y la óptica internacional (más, si cabe) se la dan sus inversores, que observan su trabajo desde los cuatro puntos del planeta.

Para ella, la clave está en “pensar en global. Mirar las posibilidades en todas partes del mundo y todos los dominios. Por ejemplo, en el caso de CloudGuide, somos una startup tecnológica y muy innovadora, pero al mismo tiempo tenemos como objetivo fomentar el sector cultural y también trabajamos en el turístico: ya estamos en los dominios de tecnologías, innovación, cultura y turismo”, señala.

Pero a pesar de esa uniformidad que podría dar la globalización, desde CloudGuide defienden que cada país requiere un trato especial. Por eso viajan e indagan cada particularidad.

Respecto hasta dónde quieren llegar, los jóvenes, no tienen límites. “Me encantaría ver todos esos museos tan diferentes (en tamaños, dominios y países) unidos por CloudGuide. Esa es nuestra meta. También tengo un objetivo que es muy importante para mí: introducir CloudGuide en todos los museos de Rusia para que se incorporen a nuestro proyecto y ayuden a mejorar el conocimiento de mi país, tan rico en cultura e historia”, señala la joven directiva.

Para Plets, el actual panorama ofrece muchas facilidades: “Hay que saber moverse”, comenta. En este sentido, la directiva enumera por correo electrónico cómo ellos han aprovechado todas las posibilidades que han tenido: la ley de emprendedores, gracias a la cual ella consiguió su visado; financiación pública (en su caso, del Instituto Catalán de Finanzas); fondos europeos, competiciones e incubadoras, y business angels, el empujón más interesante, según la empresaria. “Todavía no estamos facturando, pero que los business angels estimen el potencial del proyecto es muy positivo. Además, son mucho más rápidos y flexibles a la hora de tomar decisiones. Nosotros cerraremos la ronda con los business angels en un mes”, señala la joven, que ya despuntaba hace años, cuando llegó a España con una beca de Women in Leadership.

Lea más: Cinco museos moscovitas que no te puedes perder>>>