“En el Sistema Solar hay entre 3.000 y 6.000 asteroides potencialmente peligrosos”

Entrevista al astrónomo Denís Denisenko, del del Instituto Astronómico de la Universidad Estatal de Moscú y descubridor del nuevo asteroide 2014 UR116. Fuente: Alamy / Legion Media

Entrevista al astrónomo Denís Denisenko, del del Instituto Astronómico de la Universidad Estatal de Moscú y descubridor del nuevo asteroide 2014 UR116. Fuente: Alamy / Legion Media

La red rusa de telescopios robóticos MASTER descubrió a finales de octubre el nuevo asteroide 2014 UR116, un objeto que supone una potencial amenaza para la Tierra. Su tamaño asciende a más de 370 metros, es decir, es 20 veces mayor que el meteorito de Cheliábinsk, que colisionó con la Tierra en febrero de 2013. La trayectoria de este cuerpo espacial pasará cerca Venus y Marte. Existe la probabilidad de que dé un giro hacia nuestro planeta. El responsable de su descubrimiento es Denís Denisenko, especialista del Instituto Astronómico Estatal de la Universidad Estatal de Moscú, descubridor de siete supernovas y de más de cincuenta estrellas variables. El experto ha hablado con RBTH sobre la amenaza que presenta el asteroide para el planeta.

¿Dónde y cuándo podría caer el asteroide recién descubierto?

Por ahora se desconoce. Según nuestros cálculos, durante los próximos seis años no colisionará con la Tierra. La franja de incertidumbre de su situación en el espacio durante su próxima aproximación a la Tierra en octubre de 2017 será de 1,8 millones de kilómetros. De ese mismo modo, tampoco se pueden prever los futuros acercamientos del asteroide a Marte y Venus, que podrían alterar su órbita de forma significativa.

El sistema de telescopios robóticos MASTER se dirige automáticamente y en cuestión de segundos hacia fuentes de rayos gamma a partir de las señales de los satélites. Puede descubrir supernovas, estrellas clásicas y enanas, así como asteroides cercanos a la Tierra. El sistema fue desarrollado en la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú (MGU) bajo la dirección del profesor Lipunov. La red opera con inversión pública y privada.

Si colisiona con la Tierra, ¿habrá posibilidades de sobrevivir o no?

Siempre hay posibilidades. Los asteroides de ese tamaño (unos 370 metros) son capaces de provocar una catástrofe, pero no la extinción de la humanidad. Por ahora es imposible prever ni la fecha, ni el lugar aproximado de la caída en la Tierra del 2014 UR116 ni de cualquier otro asteroide potencialmente peligroso. 

¿En qué consiste el sistema "MASTER"? ¿Qué hizo posible el descubrimiento del asteroide?

Se trata de un sistema único porque es universal y puede realizar varias tareas al mismo tiempo. Los análogos de MASTER en el mundo son los sistemas Catalina Sky Survey, Pan-STARRS y Palomar Transient Factory.

Sin embargo, ninguno de ellos es capaz de reaccionar de ese modo a los rayos gamma, unas explosiones en el Universo potentes pero poco duraderas. Otros sistemas análogos (ROTSE, formado por telescopios en Estados Unidos, Turquía, Namibia y Australia, o los europeos BOOTES y GROND) nunca han descubierto ningún asteroide potencialmente peligroso.

Los telescopios inteligentes y móviles de MASTER han descubierto en varias ocasiones la radiación óptica de objetos tan lejanos que su luz no fue percibida por el telescopio óptico del observatorio espacial Swift.

¿Cómo colaboran con las agencias espaciales internacionales?

El seguimiento de la extinción de una fuente de rayos gamma o la reconstrucción de una órbita de un nuevo asteroide únicamente son posibles a partir de las observaciones de varios observatorios en distintas longitudes del globo terrestre.

Al asteroide 2014 UR116 se asignaron durante los primeros dos días tras su descubrimiento 28 telescopios en diez países del mundo. La mayoría de los centros de recopilación, tratamiento y difusión de información astronómica se encuentran en Estados Unidos.

Entre ellos se encuentran la red de coordinación de rayos gamma GNC, la Oficina Central de Telegramas Astronómicos o el Centro de Planetas Menores. La información sobre asteroides potencialmente peligrosos se analiza en el Laboratorio de Propulsión a chorro (NASA JPL) en Pasadena, Estados Unidos, así como en la Universidad de Pisa en Italia. Las designaciones de las nuevas estrellas se asignan en el Grupo de Estudio de Estrellas Variables de Moscú. Nuestro proyecto MASTER colabora con siete grupos, laboratorios y organizaciones análogos.

Anteriormente se han descubierto muchos otros cuerpos celestes peligrosos. ¿Por qué no parece llevarse a cabo demasiada actividad para desarrollar un sistema de protección contra estos cuerpos? ¿O se trata simplemente de una actividad clasificada?

En todo el mundo se trabaja en este ámbito. Como ejemplo, existe la misión de la nave estadounidense NEAR Shoemaker al asteroide Eros, el viaje de la sonda interplanetaria japonesa Hayabusa en el asteroide Itikawa, cercano a la Tierra, o la misión europea Rosetta al cometa Churiúmov-Guerasimenko.

Se envía muchas naves espaciales a los pequeños cuerpos del Sistema Solar. En Rusia se está planeando la misión de un satélite baliza al asteroide potencialmente peligroso Apofis. Si próximamente se descubre un asteroide lo suficientemente grande que vaya a colisionar con la Tierra con una probabilidad del 100% dentro de 15-20 años, este trabajo se intensificará, sin duda. Pero por ahora no existe una fecha exacta para una colisión inevitable, por lo que el peligro es hipotético.

Según datos del año 2012, en el Sistema Solar existe un total de 3.000 a 6.000 asteroides potencialmente peligrosos. Es más, según muestra la experiencia del meteorito de Cheliábinsk, los cuerpos espaciales de pequeño tamaño también pueden provocar catástrofes si caen en alguna instalación estratégica, como por ejemplo una fábrica. Parece que debemos revisar el umbral del peligro potencial y añadir a este tamaños menores y una mayor cantidad de asteroides.

A lo largo de su vida, usted ha descubierto siete supernovas y más de 50 estrellas variables. ¿Se puede decir que ha tenido mucha suerte?

El secreto de este gran número de descubrimientos es la devoción a la ciencia, el fanatismo, en el buen sentido de la palabra y un enorme trabajo. Pero en astronomía, la suerte juega realmente un papel muy importante.

El asteroide 2014 UR116 da una vuelta alrededor del Sol cada tres años con un margen de error de una semana. Esto implica que cada tres años, en octubre, se acerca a la Tierra y se vuelve lo suficientemente brillante para ser visto por sistemas como Catalina Sky Survey.

El anterior acercamiento más importante tuvo lugar en octubre de 2011. El asteroide permaneció visible durante cerca de una semana, pero en aquel momento nadie lo percibió. Es posible que en el momento de acercamiento y brillo máximos a finales de octubre el cuerpo pasara de la Vía Láctea a Aquila, donde nadie busca asteroides, y que más tarde se desplazara demasiado deprisa y no fuera percibido por la red de telescopios. Y a principios de noviembre de 2011 hubo un periodo de máximo brillo de la Luna que podría haber impedido su descubrimiento.

El secreto de mis descubrimientos puede describirse con una frase de Sherlock Holmes: “Mirar y ver, observar y percibir son cosas distintas”. En astronomía, esto es algo enormemente importante.

Lea más: La amenaza del asteroide no une a los científicos de Rusia y EE UU>>>