Cuando el clima de Siberia era como el de la sabana africana

Científicos rusos reconstruyen las condiciones climáticas, la vegetación y la fauna de hace 60.000 años. Fuente: wikipedia.org

Científicos rusos reconstruyen las condiciones climáticas, la vegetación y la fauna de hace 60.000 años. Fuente: wikipedia.org

Científicos rusos han reconstruido las condiciones climáticas, la vegetación y la fauna de hace 60.000 años, para comprobar que en aquella época el territorio era una curiosa combinación de la sabana africana y la tundra siberiana.

“Es casi imposible encontrar paralelos del entorno natural de aquel lejano pasado en ninguno de los ecosistemas actuales”, explicó a la agencia TASS Pável Kósintsev, director del laboratorio paleoecológico del Instituto de Ecología Vegetal y Animal de la sección de los Urales de la Academia Rusa de Ciencias. “Era algo que se asemejaba a la sabana africana actual y al bosque de tundra de Yakutia, un tipo de híbrido que no se encuentra en la naturaleza moderna”.

De este modo, según los científicos, el periodo en el que el Homo Sapiens alcanzó la Siberia occidental (hace entre 60.000 y 30.000 años) podía haber presentado unas condiciones climáticas bastante favorables. El clima era templado, a pesar de que se situaba en la Edad de Hielo del Pleistoceno tardío.

Los ecosistemas del periodo estaban caracterizados por una alta productividad biológica, afirma Kosintsev. El territorio estaba cubierto de vegetación herbosa parecida a la de las estepas actuales, con abundancia de diferentes cereales. Había pocos árboles.

La tierra estaba poblada por diversos animales: roedores, caballos, bisontes, rinocerontes, mamuts, saigas tatáricas (un tipo de antílope), renos, bueyes almizcleros, liebres. Por primera vez, se han encontrado fragmentos de esqueletos de Elasmotherium, un tipo de rinoceronte extinto, en latitudes tan septentrionales. Los depredadores que habitaban estas tierras incluían leones de las cavernas, osos pardos, lobos, glotones y zorros polares.

“Parece que las especies dominantes eran el caballo y el reno. Se han encontrado restos de estos animales en abundancia. La tercera especie más extendida era, obviamente, el bisonte. También había una densa población de rinoceronte lanudo”, describió Kosintsev.

La reconstrucción del clima ha llevado tres años, durante los cuales los científicos recuperaron fósiles de animales, pájaros, peces, insectos y plantas en las riberas del río Irtish. Como resultado, han conseguido formar la colección paleontológica más grande de Rusia, con unos 10.000 huesos fósiles.

“Hemos acumulado enormes colecciones de fósiles de mamíferos, plantas e insectos. Una vez que nuestros especialistas hayan estudiado estos hallazgos, seremos capaces de describir las características generales de sus hábitats”, dijo Kosintsev.

El estudio será llevado a cabo por un equipo internacional, que ha secuenciado el genoma humano más antiguo extraído de un hueso fósil encontrado en la Siberia occiental. Los resultados de la mapatura del genoma completo del hombre de Ust-Ishim, como se denominó al fósil, fueron publicados a finales de octubre.

Lea más: Diez animales únicos de Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.