El potente tanque capaz de resistir en el Ártico

El tanque estará preparado para las duras condiciones climáticas de la región ártica. Fuente: RIA Novosti.

El tanque estará preparado para las duras condiciones climáticas de la región ártica. Fuente: RIA Novosti.

El futuro tanque Armata se construirá con un acero especial capaz de resistir temperaturas extremadamente bajas. El Ministerio de Defensa de Rusia no manifestó intenciones de colocar estos tanques en el Ártico; sin embargo, los expertos creen que, desde la era soviética, el país tiene experiencia en el uso de tanques en las regiones árticas.

El tanque secreto ruso Armata, que se presentará al público en el desfile del Día de la Victoria, el 9 de mayo de 2015, estará equipado con una armadura "44S-SV-SH". Tal y como informó el representante del Instituto de Investigación del Acero (NII Stali), Yevgueni Chistyakov, en la feria Interpolitej 2014 en Moscú, la nueva armadura no pierde sus propiedades y puede ser operada a temperaturas árticas.

Esta declaración muestra que Rusia se está planteando la posibilidad de usar armamento pesado en el Ártico, donde en la actualidad se está formando un grupo militar de las Fuerzas Armadas rusas.

El Ártico podría convertirse en la manzana de la discordia para las grandes potencias, debido a la presencia de hidrocarburos situados bajo el hielo fundido. A día de hoy, Rusia ya ha reclamado sus derechos sobre una parte significativa de estos recursos, y constantemente aumenta su presencia militar en la región.

Como ya había informado anteriormente desde la comandancia de las Fuerzas Terrestres rusas el coronel general Alexander Postnikov, la base técnica de las brigadas árticas a corto plazo será un transportador-oruga multi-propósito blindado MT-LLV. En el futuro, se convertirá en una plataforma militar de vehículos de combate y de apoyo, sobre la base de una plataforma blindada unificada de dos niveles con oruga. Oficialmente, el Ministerio de Defensa no habla de la creación de la brigada blindada en el Ártico. La dotación motorizada de la Fuerzas Armadas rusas más cercana a esa zona se encuentra en la ciudad de Pechenga, en la región de Múrmansk.

 

Además, los comandos militares deben comprobar la seguridad teórica a la hora de utilizar cualquier tecnología en territorios de interés. Y estos territorios hoy día se encuentran en el Ártico.

Cuando hablamos de operaciones y despliegues militares con vehículos blindados y en condiciones de temperaturas críticamente bajas, es importante tener en cuenta la experiencia de las tropas soviéticas. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo operó con éxito en los territorio de Finlandia y Noruega contra las fuerzas alemanas.

Según señala Alexéi Jlópotov, experto militar independiente en el ámbito de armamento terrestre, los tanques rusos demostraron su superioridad durante la Segunda Guerra Mundial en el norte de Noruega, en la operación Petsamo-Kirkieneski.

"La brigada de tanques y el regimiento de artillería autopropulsada superaron las rocosidades noruegas durante fuertes heladas. Y aquellos no eran los tanques modernos, sino el modelo de la década de 1940: el tanque KV (Klim Voroshilov) y el ISU-152, un artillero autopropulsado instalado sobre la base del tanque IS (Iosef Stalin)", dice Jlopotov. En estas zonas del Ártico, la temperatura cae hasta los 40 grados bajo cero. El experto apunta que, en las inmediaciones de Múrmansk, ciudad situada por encima del Círculo Polar Ártico en territorio ruso, durante la época soviética se realizaban a menudo carreras de prueba con tanques.

El tanque será más ligero

El nuevo tanque Armata, en caso de guerra, tendrá la ventaja de una armadura ligera. Los desarrolladores lograron aumentar la dureza del acero, conservando sus características plásticas. Esta combinación consigue reducir el espesor de la placa de armadura en un 15%, sin degradar las características defensivas. Está previsto hacer uso del nuevo material para la modernización de la tecnología ya existente en el ejército. Este nuevo tipo de acero posee una alta protección, gracias a su estructura granulada, que optimiza el proceso de aleación y el propio tratamiento térmico, según informó en su comunicado el Instituto de Investigación del Acero. La nueva armadura deberá defender los módulos de ataque y dispositivos optoelectrónicos, así como la parte externo del tanque, de balas de armas pequeñas y munición automática.

 

"Debido a la mejora de las propiedades de la aleación de acero, se disminuye la fragilidad, lo cual es importante para el servicio técnico en zonas de bajas temperaturas", aclara Mijaíl Timoshenko, experto militar independiente y autor del libro "El ejército ruso".

Con todas la innovaciones del 'tanque del futuro' no se pueden descartar que deba enfrentarse a problemas típicos de las regiones extremadamente frías. Por ejemplo, en una zona de riesgo de bajas temperaturas, el componente electrónico del Armata puede verse afectado. Hay que tener en cuenta la eficiencia del uso de armamento pesado en términos de seguridad y además preparar los componentes electrónicos para sobrellevar la temperatura y la corrosión atmosférica.

Por lo tanto, aún siendo un tanque de gran dureza, el componente electrónico puede suponer un problema. Pero una vez más, aquí es necesario conocer las características y posibilidades reales según la Valoración de Eficacia Energética para tecnología de vehículos blindados, que en las muestras actuales es más que suficiente, según comentó a RBTH Vasili Poniatov, experto militar independiente.

“En toda la radioelectrónica militar se especifica el rango de temperatura de uso (por ejemplo, de 50 grados bajo cero a 50 sobre cero). Para el Ártico, ya se ampliará el rango de acuerdo con los parámetros de radio militar REO y de la propia terminal del dispositivo electrónico”, dijo el experto.

Lea más: El Ártico, la gran apuesta >>>