Los líderes de UE y Asia inician hoy su cumbre con la vista puesta en Ucrania

Los líderes de la Unión Europea (UE) y Asia inician hoy una cumbre de dos días en la que abordarán la cooperación económica y asuntos de calado internacional, como el cambio climático o los derechos humanos, con una atención especial al conflicto en Ucrania.

La reunión prevista, al margen de la cumbre del foro Asia-Europa (Asem), el viernes por la mañana entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Ucrania, Petró Poroshenko, junto a otros líderes europeos, acaparará la atención de los asistentes.

En el encuentro también está previsto que participen la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande; los primeros ministros británico, David Cameron, e italiano, Matteo Renzi, y los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, según fuentes comunitarias.

El Kremlin informó el miércoles de que ambos mandatarios han acordado, en una conversación telefónica, abordar en Milán las medidas para el arreglo pacífico del conflicto.

Putin acude a la cumbre porque Rusia es uno de los 53 países que forman el ASEM, mientras que Poroshenko ha sido invitado a Milán por el Gobierno italiano -que preside este semestre la UE-, para participar en reuniones bilaterales.

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, ofrecerá esta noche una cena a los asistentes a la cumbre. Antes tiene previsto reunirse bilateralmente con Poroshenko y, a su término, con Putin.

La situación en Ucrania fue uno de los asuntos destacados que abordaron ya anoche en Milán Van Rompuy y Barroso en una reunión con el primer ministro chino, Li Keqiang, un asunto sobre el que tuvieron "una discusión meticulosa y de consenso", según un comunicado de la UE al término de la cita.

Hoy Barroso y Van Rompuy mantendrán una reunión bilateral con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Las delegaciones de los países del ASEM celebrarán hoy dos sesiones de trabajo centradas en la cooperación financiera y económica, el comercio multilateral, el crecimiento y el empleo, el cambio climático, los derechos humanos, la gestión de desastres o la seguridad energética. 

Lea más: Hacia un nuevo modelo de relaciones entre Rusia y la UE >>>