El secretismo rodea al nuevo misil de crucero de la flota rusa

Se instalará no solo en los buques y submarinos sino también en las baterías de lanzamiento de misiles del ejército de tierra. Fuente: ITAR-TASS

Se instalará no solo en los buques y submarinos sino también en las baterías de lanzamiento de misiles del ejército de tierra. Fuente: ITAR-TASS

El misil de crucero, cuyas especificaciones técnicas todavía son secretas, ha pasado las pruebas estatales y pronto entrará a formar parte del armamento de las Fuerzas Armadas de Rusia. Las conjeturas de los expertos militares apuntan a que puede tratarse tanto de un desarrollo completamente nuevo de los fabricantes rusos, como de un aparato modernizado sobre la base de los misiles tipo Yajont.

En septiembre de 2014 se realizaron las pruebas estatales del último misil de crucero desarrollado por 'Mashinostroyenia', que forma parte de la corporación de Armas de misiles tácticos.

Según el director general Alexander Leonov, el nuevo misil está destinado a la Armada de Guerra de Rusia, aunque en las mismas pruebas se llevaron a cabo con éxito también las pruebas de dos baterías, una para mar y otra para tierra. Actualmente se desconoce tanto la denominación, como la clasificación y menos aún las especificaciones táctico-técnicas del nuevo arma.

En opinión del redactor jefe del proyecto de internet MilitaryRussia, Dmitri Korniev, a pesar del velo de secretismo que rodea al complejo que acaba de pasar las pruebas, es posible hacerse una idea. "Podría tratarse de un misil completamente nuevo, probablemente supersónico. No hay que olvidar que la 'Mashinostroyenia' está realizando intensos trabajos en este ámbito y hace no tanto han aparecido en las exposiciones maquetas de los misiles supersónicos ruso-indios Bramos-2", comentó Korniev a RBTH.

En opinión de Korniev, también podríamos estar hablando de una modernización de los misiles ya en servicio. "En este caso lo más probable es que se le haya instalado un nuevo sistema de guiado más preciso, en el que se hayan utilizado nuevos circuitos más modernos y nuevos algoritmos informáticos. No se excluye que se haya sustituido la llamada cabeza autoguiada", supone Korniev.

Si se tratase de un aparato modernizado, lo más probable es que se trate del misil P-800 'Onix' que en su versión de exportación es conocido como Yajont. Estamos hablando del misil supersónico más popular del mercado internacional, desarrollado por 'Mashinostroyenia'. Sobre su base se han creado los misiles supersónicos conjuntos ruso-indios Bramos y los misiles de costa Bastión.

"En la Armada rusa se está desarrollando actualmente acciones de diferentes fuerzas, en las que las acciones de la flota son apoyadas no solo por la aviación sino también por agrupaciones de fuerzas de tierra. Intervienen tanto complejos de misiles de mar como  de costa. Son capaces no solo de alcanzar buques con ataques precisos, sino también objetivos en tierra", le comentó a RBTH Dmitri Boltenkov, experto militar independiente y coautor del libro El nuevo ejército ruso.

En opinión de Boltenkov los complejos de misiles universales que se han introducido en el Ejército reforzarán de forma significativa la fuerza de la Armada de Guerra. Al mismo tiempo los dos expertos señalaron que, aunque los datos sobre el nuevo aparato todavía son secretos, a día de hoy ya se puede presuponer que el nuevo misil  tendrá potencial para la exportación.

Hay muchos países, como por ejemplo Vietnam o Indonesia, que estarían dispuestos a comprar complejos de misiles rusos armados con el misil Yajont, tanto los de mar como los de tierra. Los Yajont vietnamitas que van incluidos dentro del complejo de misiles de costa Bastión serían, según algunos datos, capaces de alcanzar tanto objetivos marinos como terrestres.

Como recordó el experto militar independiente Dmitri Boltenkov, antes de los Yajont, los complejos de misiles de costa Sopka y Rubezh se vendían en más de diez países e incluso fueron utilizados durante conflictos armados, como el árabe-israelí.

Es de destacar que en las páginas de la publicación estadounidense The Inquisitr el vicealmirante de la Armada de los EEUU, Michael Connor, expresó su recelo ante el creciente potencial de la flota de submarinos rusa.

La causa de su intranquilidad eran las pruebas de los misiles balísticos intercontinentales Bulavá, uno de cuyos lanzamientos fue realizado con éxito en septiembre de este año. En dicho lanzamiento se disparó un misil balístico intercontinental de nueva generación desde las aguas del Mar Blanco alcanzando con éxito el objetivo en el polígono de Extremo oriente de Kura.

Lea más: Los submarinos rusos equipados con un nuevo misil balístico>>>