Rusia creará una respuesta al sistema de Ataque Global Inmediato de EE UU

Fuente: Ria Novosti

Fuente: Ria Novosti

Se lanzará un sistema análogo al Prompt Global Strike (Ataque Global Inmediato) en caso de amenaza real por parte de los Estados Unidos.

Siguiendo la estela de los Estados Unidos, Rusia está en grado de crear su propio sistema de Ataque Global Inmediato, con la creación de misiles hipersónicos. El desarrollo de proyectos y pruebas en este ámbito ya se está llevando a cabo, pero el gobierno ruso no lo ha divulgado.

En caso de que fuera necesario, Rusia preparará una respuesta al programa del Pentágono Prompt Global Strike, según declaró el viceministro ruso de Defensa Yuri Borísov, sugiriendo que, siguiendo los pasos de Washington, Moscú está aplicando grandes esfuerzos en producir misiles de crucero hipersónicos de largo alcance.

Este programa tiene como misión crear instrumentos de ataque hipersónicos capaces de alcanzar un blanco en cualquier parte del mundo en un margen de tiempo mínimo. Según Vladímir Dvorkin, exjefe del 4º Instituto de Investigación Científica del Ministerio de Defensa ruso, actualmente un misil balístico marino americano Trident tarda entre 15 y 20 minutos en llegar a Moscú y el terrestre Minuteman-3, entre 25 y 35 minutos.

El lanzamiento de esos misiles y el cálculo de su trayectoria son fácilmente registrados por el sistema de alerta de ataque de misiles y hay tiempo suficiente para poner en estado de alerta de combate al sistema de defensa antimisiles  de Rusia.

Es precisamente por este motivo que Washington pretender crear un arma capaz de cubrir la distancia de Estados Unidos a Rusia en un margen de tiempo mínimo. Al contrario de los misiles balísticos, los hipersónicos serán lanzados desde bombarderos o lanzadores Mk-41. Esto tiene que hacer imposible la detección de lanzamiento por los sistemas existentes de alerta de ataques de misiles tanto espaciales como terrestres.

Actualmente, los Estados Unidos son líderes en la creación de vehículos aéreos hipersónicos. El país está trabajando simultáneamente en varios tipos de ellos: X-43 (NASA), X-51A (Fuerza Aérea), AHW (Ejército), ArcLight (Darpa, Marina) y Falcon HTV-2 (Darpa, Fuerza Aérea). En opinión de los expertos, el surgimiento de estos vehículos permitirá crear misiles de crucero hipersónicos de largo alcance hasta 2018 ó 2020.

Estas actividades no son divulgadas por Rusia, a pesar de que el primer vehículo hipersónico se creó en la Unión Soviética, a finales de la década de 1970. En 1997, fue exhibido por primera vez en el Salón Aeroespacial MAKS por los constructores de Raduga.

El vehículo aéreo experimental hipersónico X-90 se presentó como un sistema perteneciente a una nueva clase. De acuerdo con los datos de la empresa, el cohete era capaz de recorrer una distancia de hasta 3.000 kilómetros y llevaba dos ojivas con orientación individualizada, capaces de alcanzar blancos a una distancia de 100 km a partir del punto de separación.

Aun así, el X-90 acabó no siendo adoptado por el ejército ruso, pero los principios de su funcionamiento son parecidos a la descripción de las ojivas nucleares maniobrables de los misiles balísticos Topol-MYars y del nuevo RS-26.  Estos misiles han sido citados varias veces por el Ministerio de Defensa como un ejemplo de superación de cualquier sistema de defensa antimisil. Según los militares, el bloque maniobrable puede “dar un bandazo” en cualquier segundo, alterando la dirección de vuelo de manera imprevisible y evitando los sistemas antimisiles de los Estados Unidos.

El vice primer ministro Dmitri Rogozin afirma que los trabajos de creación de misiles hipersónicos ya se están realizando en el país. Este verano la corporación rusa Tactical Missiles, el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Industria y de Comercio divulgaron la elaboración en conjunto de un programa de creación de tecnología de misiles hipersónicos. Más de 2.000 millones de rublos se emplearán en la fabricación de vehículos avanzados, y el primer aparato no estará finalizado antes de 2020.

Zircon mortal

“Normalmente, los misiles de crucero supersónicos vuelan a una velocidad Mach 2-3”, explica a RBTH Nikolái Grigóriev, doctor en ciencias físicas y matemáticas. “Queremos que nuestros aparatos vuelen a una velocidad superior a Mach 6. Nuestra misión es crear una máquina que funcione durante 7-10 minutos y desarrolle una velocidad de más de 1.500 metros por segundo. Nosotros ya tenemos aparatos semejantes, como, por ejemplo, la nave espacial reutilizable Burán, que al entrar en capas densas de la atmósfera desarrollaba una velocidad de Mach 25. La misión consiste en hacer un vuelo semejante de modo activo, es decir, que la máquina aumente y sostenga de manera independiente esta velocidad”.

En 2011, el Instituto Central de Motores de Aviación exhibió una serie de vehículos hipersónicos avanzados en la exposición MAKS. Para la ocasión, el representante del Instituto, Viacheslav Semiónov, informó que un aeromodelo totalmente operacional del misil de crucero hipersónico sería presentado al Ministerio de Defensa en 2012. Lo mismo dijo Borís Obnosov, director general de la Corporación Tactical Missiles. Sin embargo, no han aparecido en la prensa comunicados posteriores sobre el destino de estos aparatos.

Corren rumores de la creación de un sistema avanzado de misiles llamado Zircon. Según algunas informaciones, tienen una ojiva creada sobre la base de misiles supersónicos antibuque Yakhont y su análogo ruso-indio BrahMos.

A diferencia de los constructores rusos, los expertos indios de Brahmos Aerospace Limited han anunciado en repetidas ocasiones que están trabajando en la creación de una versión hipersónica de su producto. Sin embargo, como en el caso de los vehículos aéreos hipersónicos americanos, por el momento no han alcanzado grandes éxitos. Según un representante de la empresa, el coche es capaz de volar, pero no por mucho tiempo.

Lea más: El programa norteamericano de 'ataque global inmediato' y la respuesta rusa>>>