Rusia desarrolla nuevos submarinos para el mercado internacional

Se trata de aparatos no atómicos con motores anaeróbicos que tienen una tecnología similar a la europea. Fuente: Ria Novosti / Alexéi Dánichev

Se trata de aparatos no atómicos con motores anaeróbicos que tienen una tecnología similar a la europea. Fuente: Ria Novosti / Alexéi Dánichev

Los motores anaeróbicos para submarinos permiten a Rusia afianzar su posición en el mercado ruso de armamento. Para finales de 2014 se terminarán en Rusia los trabajos de investigación científica para la creación de motores anaeróbicos para submarinos no atómicos.

En 2006 el vicedirector general de la compañía de exportación de armas Rosoboronexport, Vladímir Pajomov, señaló que la competencia entre los fabricantes de submarinos no atómicos había aumentado enormemente. Por eso los fabricantes rusos tendrán que esforzarse para conseguir compradores. Durante la primera década de este siglo, debido a la falta de financiación, las empresas rusas del sector de submarinos comenzaron a perder posiciones con respecto a sus competidores extranjeros. Los submarinos alemanes, suecos y franceses ya surcaban los mares con motores anaeróbicos  (PIA), desarrollados en los años 80 y 90.

El constructor jefe de la oficina central de construcción Rubin, Igor Molchanov, comunicó a ITAR-TASS que en 2016-17 se construirá el primer motor anaeróbico con nuevas baterías para submarinos de cuarta generación.

Los motores anaeróbicos son importantes por la necesidad de recargar periódicamente las baterías lo que reduce la efectividad bélica de los submarinos diésel. Sin estos motores los submarinos diésel pierden cada día entre dos y cinco horas recargando baterías. La limitación de las reservas energéticas de los submarinos diésel tampoco permite utilizarlos en las regiones árticas cubiertas de. La instalación eléctrica anaeróbica y las baterías de iones de litio con una potencia de entre 100 y 300 kW podrían resolver el problema de tener que salir a superficie. La utilización del aire en el motor permitió aumentar la autonomía hasta las 720 horas.

Sin embargo, el experto independiente Vladímir Ilin declaró a RBTH que la instalación de este tipo de motores es un proyecto bastante costoso y laborioso. "Con la nueva batería hay que cambiar todo el sistema eléctrico del submarino y renovar la base de mantenimiento. Estaríamos hablando de los proyectos Varshavianka 636.3 y Paltus 877".

El director general de Admiralteiski verfi, Vladímir Alexándrov, en una entrevista en la  publicación Arsenal señaló también que los buques con motores anaeróbicos solo serán eficientes en flotas altamente organizadas con una gran infraestructura y un alto grado de preparación individual y tecnológica, tanto del personal marino como del de tierra.   

Progreso de los submarinos europeos

La Armada alemana solucionó el problema ya en 1998 al iniciar la construcción de cuatro submarinos del proyecto 212. El proyecto preveía equipar los submarinos con una fuente eléctrica híbrida, que incluía baterías y una instalación anaeróbica que funcionaba con combustible, desarrollada por la empresa Siemens. Permitía no salir a superficie en 20 días. El primer submarino del proyecto 212 entró en el ejército en 2005.

Una enorme flota de submarinos no nucleares

Por su parte, el consorcio naval DCN desarrolló para el submarino francés "Scorpion" (Agosta-90B) un paragenerador anaeróbico del tipo "MESMA" (Module D’Energie Sous Marine Autonome). El modelo de pruebas de generador anaeróbico había entrado  en funcionamiento en 1998.

El experto Vladímir Ilin explica que "los modelos occidentales no han demostrado su efectividad hasta el día de hoy. Para Rusia la cuestión de la introducción de los nuevos motores tiene que ver más con el prestigio y la colaboración militar con otros países que tienen planeado aumentar sus compras de armamento". Entre ellos se encuentra India que tras la llegada del primer ministro Narendra Modi, aumentará el volumen de compra de armamento haciendo una apuesta por el intercambio tecnológico y la adquisición de productos militares de alta tecnología.

Lo más probable es que si Rusia e India consiguen llegar a un acuerdo de colaboración sea sobre submarinos de quinta generación, que se construirían después de 2017 en India sobre la base de una empresa conjunta análoga a la de los misiles Bramos.

En lo que se refiere a la utilización de la energía de propulsión independiente de aire (PIA) en la flota de submarinos diésel, los expertos predicen que se destinará a la flota del Mar Báltico. Sigue siendo una incógnita cuándo podrán comenzar a utilizarse los nuevos motores en proyectos como el Lada, un submarino de cuarta generación que se planea sacar en 2016.

El caso es que el proyecto experimental de nueva generación de los años 90 Lada estaba lleno de diseños innovadores. En el buque se incluyeron hasta 127 nuevos desarrollos para submarinos. "Esto convertía en realidad al submarino en un polígono de pruebas y redujo al mínimo la posibilidad de finalizarlas", señala a RBTH el expresidente de la Corporación unificada naval de Rusia (OSK por sus siglas en ruso) Román Trotsenko.

En general los submarinos no atómicos fabricados en Rusia son muy demandados por los clientes extranjeros debido a sus precios competitivos y a la calidad de los desarrollos tecnológicos.     

Lea más: Entra en servicio el submarino atómico más secreto>>>