Un caza Su-25 aterriza en una carretera

Un avión militar Su-25 realizó un aterrizaje en la carretea de Primorie. El aterrizaje en la carretera formaba parte de las maniobras militares de la región militar oriental. Aterrizar el avión en una carretera no fue demasiado complicado desde el punto de vista tecnológico, sin embargo los pilotos estaban preocupados por las cunetas situadas a los lados.

El servicio de prensa de la comandancia de la Fuerza aérea dijo que el avión de asalto aterrizó con toda la munición de sus metralletas y dos bloques de misiles no dirigidos S-8KOM en la autopista federal M-60 Ussuri, en Primorie, región del este de Rusia, durante las maniobras militares de la Región militar oriental. La maniobra se realizó con el fin de practicar acciones militares utilizando autopistas.

Tras el aterrizaje el avión pasó por una compleja revisión en la que se realizó también el repostaje con aire y nitrógeno comprimido y se cambió el tipo de armamento: los misiles no dirigidos aire-tierra fueron sustituidos por misiles teledirigidos más modernos de esta misma clase y posteriormente despegó para realizar las tareas encomendadas. Antes del aterrizaje del avión de asalto otros tres aviones del mismo tipo habían tocado con su chasis el asfalto, recorriendo varios cientos de metros por el mismo para luego elevarse en el aire.

El avión iba tripulado por el comandante del 18 regimiento de asalto, el coronel Alexander Zaripov. Después del aterrizaje del aparato este informó del cumplimiento de la misión al mando de las operaciones, el vice ministro de Defensa, general Dmitri Bulgakov. "La misión de aterrizaje en la autopista es nueva para nosotros, pero en realidad es una misión que hemos olvidado. Anteriormente ya se había realizado más de una vez en la Unión Soviética", declaró a los periodistas el piloto de primera clase Zaripov.

En su opinión, la dificultad de aterrizar en una autopista es más complicada desde el punto psicológico que técnico. "Emocionalmente influye la cunetas a los lados de la carretera. Es como aterrizar en un aeropuerto normal. Solo que hay un límite en la anchura de la pista, aquí tienen 37 metros", dijo Zaripov.

Como declaró el comandante de las tropas del Distrito militar oriental, el coronel general Serguéi Surovikin, los tramos de carretera, como los de la autopista federal M-60 Ussuri, aceleran sensiblemente el despliegue operativo de las agrupaciones de ataque de las tropas en las operaciones militares.

Durante las maniobras también se representó un supuesto en el que había que hacer aterrizar en un aeropuerto cercano a Vladivostok a un avión que había violado las fronteras de Rusia. La interceptación y el aterrizaje forzado fueron llevadas a cabo por el Su-27M, mientras que el aparato infractor del espacio aéreo fue el helicóptero Mi-8

En los polígonos de Ashuluk, Kasputin Yar y en el Mar Caspio, con la participación de los buques de la Flota del Caspio, también se realizaron maniobras de las tropas de defensa antiaérea.

Durante las maniobras de la región militar del sur las dotaciones militares repelían un repentino ataque aéreo y de misiles de un supuesto enemigo y hacían disparos de prueba desde los complejos de misiles antiaéreos más modernos, los S-400. También se utilizarán en las maniobras los sistemas de defensa antiaérea Pantsr-S1, los complejos de misiles antiaéreos Buk-M1, los sistemas Tor-M1 y las plataformas Tunguska.

Las unidades de defensas antiaéreas y antimisiles que defienden Moscú y los objetivos industriales más importantes también tuvieron un destacado papel en las maniobras. Los sistemas S-400 Triunf y S-300 Favorit derribaron más de cien objetivos en el aire en el polígono de Ashuluk en condiciones de serias interferencias radiotecnológicas y de más de 50 grados de temperatura.

Lea más: El programa norteamericano de 'ataque global inmediato' y la respuesta rusa>>>

 

Artículo publicado originalmente en ruso en Rossiyskaya Gazeta.