El Ministerio de Interior ruso convoca un concurso para crakear una red que protege el anonimato

Pagará más de 100.000 dólares al hacker que sea capaz de descifrar Tor, sistema que permite establecer conexiones protegidas. Fuente: Getty Images / Fotobank

Pagará más de 100.000 dólares al hacker que sea capaz de descifrar Tor, sistema que permite establecer conexiones protegidas. Fuente: Getty Images / Fotobank

Las fuerzas del orden rusas han anunciado un concurso cerrado para la realización de una investigación destinada a obtener información sobre los usuarios de la red Tor. Según los expertos rusos, el Ministerio del Interior ha anunciado la búsqueda de un hacker para crackear un sistema que nadie ha logrado descifrar todavía. Harán falta muchos fondos y no es seguro que el trabajo acabe en éxito.

El objetivo del concurso, según el Ministerio de Asuntos Internos ruso, es el reconocimiento de la identidad de los usuarios y su localización. El organismo declara que, por razones de seguridad, solo pueden participar en el concurso las empresas nacionales. Los dirigentes están dispuestos a pagar hasta 3,9 millones de rublos (cerca de 112.000 dólares) por crackear la red.

La popularidad de la red Tor en Rusia ha aumentado bruscamente en el último mes. Según los datos aportados por Tor Metrics, el número de usuarios ha aumentado hasta 200.000 personas, lo que sitúa a Rusia en el tercer puesto entre los países que hacen un uso más intensivo de la nueva red.

Tor es un sistema de servidores proxy que permite establecer conexiones de red anónimas y protegidas frente a las intervenciones gracias al software libre del mismo nombre. Con ayuda de la nueva red, los usuarios pueden visitar sitios web, publicar materiales, enviar mensajes y utilizar otras aplicaciones de internet conservando el anonimato.

El Ministerio del Interior ruso declara que le preocupa la posibilidad de que los ciberdelincuentes puedan hacer un uso intensivo de la red cerrada, a través de la cual también se puede acceder al mercado de los servicios ilegales y la mercancía prohibida.

Se busca hacker profesional

El jefe de seguridad en internet de la filial de Symantec en Rusia y los países de la CEI, Oleg Shaburov, anunció en una entrevista concedida al periódico ruso Izvestia que no hay ningún método conocido para obtener información sobre los usuarios de Tor.

“Habrá que buscar una vulnerabilidad. Contratar a un hacker para que la busque no tiene mucho sentido. Haría falta mucho tiempo y no se garantiza la obtención de ningún resultado. El hacker ya debería tener información sobre la vulnerabilidad y tendría que estar dispuesto a venderla. No tengo conocimiento de nada parecido”, comenta Shaburov.

El director ejecutivo de la ‘Liga para la seguridad en internet’, Denís Davídov, declaró en una entrevista a Izvestia que el objetivo del Ministerio del Interior es el adecuado, aunque el dinero ofrecido es insuficiente para realizar ese trabajo.

“La investigación en sí es correcta, lo raro es que solo se hayan puesto ahora a realizarla. Los honorarios ofrecidos son insuficientes. Sería más apropiado atraer a los hackers detenidos o fichados por las fuerzas del orden”, comenta Davídov.

Según señala el jurista del Partido Pirata Sarkis Darbinyan en una entrevista a la BBC rusa, es probable que el Ministerio no solo esté interesado en la lucha contra la delincuencia cibernética mundial, sino también en el bloqueo de las páginas ilegales.

“A las fuerzas del orden les preocupa la posibilidad de que los usuarios accedan a la red de manera anónima y entren en las páginas bloqueadas. La ‘ley de los blogs’ anula de facto el anonimato, obligando a mostrar sus datos reales a los blogueros más populares. Si el bloguero hace uso de una red como Tor y utiliza un apodo, será imposible determinar su ubicación”, opina el experto.

De conformidad con la ‘ley de los blogs’ rusa, que entrará en vigor el 1 de agosto, las personas que cuenten con un público de más de 3.000 personas al día tendrán que registrarse como medios de comunicación oficiales por exigencia de Roskomnadzor. Y el uso generalizado del nuevo sistema anula completamente este tipo de leyes.

“Los servicios de inteligencia han intentado crackear Tor en más de una ocasión, así como otras personas interesadas en obtener datos de los usuarios. Sin embargo, según los datos que manejo, nadie lo ha conseguido aún”, añade Darbinyan.

Lea más: Internet y el miedo a la libertad>>>