Alta tecnología occidental con un toque ruso

Muchos consumidores no sospechan que en los objetos que usan a diario, ya sea un automóvil francés Renault o un teléfono americano Iphone, hay una partícula de Rusia. RBTH ha escogido cuatro de los elementos menos visibles que se exportan desde Rusia.

Una partícula de Rusia en tu smartphone

Fuente: Getty Images / Fotobank

A los usuarios de Iphone les interesará saber especialmente que este dispositivo tan delgado y compacto se consigue gracias a industrias químicas y metalúrgicas rusas. Rusia exporta un elemento químico, el tantalio, que permite fabricar baterías minúsculas, explica Aleksandr Volzhinski, ingeniero jefe de proyectos de la empresa Informzaschita.

En 2013 el volumen de las exportaciones de la Federación de Rusia ascendió a 526.000 millones de dólares, de los cuales  371.000 millones estaban relacionados con recursos energéticos. Los 155.000 millones de dólares restantes no se deben a exportación de materias primas.

Apple compra metales preciosos y de tierras raras a once empresas rusas (según datos del informe de la compañía presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos). Ocho fábricas que se dedican a trabajar con oro, incluida una fábrica de Moscú de tratamiento de aleaciones especiales, suministran este material a empresas para el revestimiento de los contactos de las planchetas, de los teléfonos y otros “gadgets”. Además, Apple también compra volframio y estaño a productores rusos.  El estaño, por ejemplo, se utiliza para la soldadura de componentes. Una fuente que nos facilita información para escribir este artículo nos recuerda que los metales no ferrosos rusos no sólo son solicitados por Apple . Otra empresa que también recurre al oro, el tantalio y el volframio rusos es la americana Lear Corporation, especializada en la fabricación y montaje de componentes de asientos para  automóviles y aviones, sistemas de carga, instalaciones eléctricas, etc. Estos mismos elementos utiliza Garmin Limited, compañía líder mundial en soluciones de navegación GPS.

Titanio ruso bajo las alas de los aviones

Fuente: AP

Otros clientes de metales rusos son las empresas Boeing y Airbus. Para construir sus aviones utilizan titanio. Es un metal único, sólido y ligero que, además, es refractario y resistente a la corrosión y a las altas temperaturas, cualidades imprescindibles en la producción de componentes para aviones. A la entrada de los aviones se puede ver el ribeteado de las puertas y de las escotillas, que se hace con titanio. El suelo del compartimento de carga también está fabricado con este metal, así como la parte exterior del fuselaje, la envoltura exterior de la turbina , parte de las alas y componentes del chasis.

Rusia es el segundo país del mundo que posee más reservas de titanio, después de China. Y el principal productor ruso de aleaciones y productos de titanio es la compañía de producción metalúrgica VSMPO-AVISMA. Esta empresa es la principal suministradora para fabricantes de aviones extranjeros. El europeo Airbus cubre el 60% de sus necesidades con producción rusa, y la americana Boeing , el 40%.

Entre los clientes de VSMPO-AVISMA también figura el fabricante aeronáutico canadiense Bombardier Aerospace.

Aludiendo al secreto comercial, se han negado a facilitarnos cuál es el volumen de los suministros y de sus ingresos, conforme a los actuales contratos con la compañía rusa.

Con todo, se sabe que después de que la compañía firmara un contrato en 2006 con Airbus de 4.000 millones de dólares,  los ingresos provenientes de la producción de titanio casi se duplicaron: de 21.000 millones de rublos (603.000 millones de dólares) en 2010 a 42.700 millones de rublos (1.200 millones de dólares) en 2013, conforme al informe de la compañía.

Prensas rusas

Fuente: AP

Gracias a otro producto ruso,  a los automóviles franceses y japoneses se les da esa forma tan familiar para los consumidores. Las puertas, los techos, las capotas, los maleteros… Todo esto se hace a base de planchas de metal que, para darles la forma deseada, se comprimen con pesadas prensas mecánicas que en Rusia sólo produce la empresa TiazhMekhPress (TMP). Estas prensas se utilizan en 54 países: en las fábricas Renault y Peugeot en Francia, Toyota y Mitsubishi en Japón, pero también Samsung en Corea del Sur o Tata Motors en India.

“Con nuestro equipo está hecha la instalación completa del proveedor de servicios de forja más importante de Europa, Forges de Courselles (Francia), que trabaja con toda la industria automovilística europea », señalan representantes de la empresa rusa. En total, en el mundo, hay veinte tipos de prensas que se usan en el modelado de componentes de la carrocería de los automóviles. Diez de ellas están elaboradas por la empresa rusa. El beneficio bruto de la compañía en 2013, conforme al informe oficial de TMP, ascendió aproximadamente a 104.300 millones de rublos (cerca de 2.900 millones de dólares).  En cuanto al volumen de los suministros al extranjero, la compañía se negó a facilitar los datos.

Óptica rusa para ver estrellas lejanas

Fuente: Ria Novosti

Al contemplar las estrellas en el telescopio del observatorio real de Greenwich no debéis olvidar que no podríais ver los lejanos planetas de no ser por los productores rusos. Los principales espejos, con un diámetro de dos metros, para los tres telescopios británicos fueron fabricados por una empresa de Lytkarino, Lytkarinski Zavod Optitcheskogo Stekla (LZOS), que produce cristal e instrumentos ópticos. En el mismo lugar se fabricaron la colección de espejos astronómicos para la Academia de Tecnología Espacial de China, el espejo principal del telescopio (con un diámetro de 1,23 metros) para el Instituto Max Planck de Heidelberg (Alemania), los principales espejos para los telescopios (con un diámetro de 2.6 metros) del proyecto VST en Italia (The VLT Survey Telescope (VST)) del Observatorio de Nápoles (Italia) y el espejo, con un diámetro de 2,3 metros, para el Observatorio Nacional de Atenas. Según afirma el representante de la compañía LZOS, abastecen el 30% del mercado mundial de óptica de gran volumen.

Para la fabricación de los cristales de diámetro muy grande se utiliza la cerámica de vidrio, un material térmico superestable, transparente, sólido y muy ligero (es más liviano que el aluminio), capaz de acelerar significativamente el proceso de fabricación de los espejos.

Hay sólo dos empresas en el mundo especializadas en la tecnología de producción de cerámica de vidrio, y una de ellas es rusa. Los representantes de la compañía no han querido hacer comentarios oficiales.

Además de las lentes para los telescopios, LZOS fabrica equipamiento militar, incluidos los dispositivos de visión de día y nocturna para la tecnología de blindados, que también cuenta con demandantes entre los socios extranjeros de la Federación de Rusia.

Lea más: Logros de la ciencia rusa en el siglo XXI>>>