Una aplicación en 3D para mejorar la seguridad de la conducción

Fuente: servicio de prensa

Fuente: servicio de prensa

HUDWAY proyecta una carretera en cualquier luna del automóvil, aumentando la seguridad de la conducción en condiciones de mala visibilidad.El nombre del proyecto proviene de la abreviatura HUD (head-up display). Esta clase de dispositivos se empezó a utilizar en aviación militar para que el piloto pudiera leer la información en una pantalla colocada directamente delante de sus ojos, sobre un cristal común, evitando así la distracción que supone tener que apartar la vista hacia los paneles individuales.

Los ganadores de la Clasificación de Empresas Emergentes de Rusia 2014 han desarrollado HUDWAY, una aplicación móvil capaz de proyectar sobre cualquier cristal la ruta del vehículo en 3D.

El conductor puede ver todas las curvas y los cambios de rasante, y lo que es más importante, no solo puede prever la próxima maniobra, sino también la siguiente, lo que le da seguridad. Si un navegante real dice en voz alta lo que se oculta detrás de cada esquina, HUDWAY lo muestra directamente en la pantalla. De hecho, el programa también puede ‘hablar’.

La aplicación es compatible con las plataformas iOS y Android, y no requiere la instalación de equipos adicionales: las imágenes se pueden proyectar directamente sobre cualquier cristal del vehículo. Aunque no vendría de más una almohadilla antideslizante, ya que al frenar el smartphone podría salir despedido hacia algún rincón de la cabina del vehículo.

Cabe señalar que en días de mucho sol la imagen se verá muy deslucida, de modo que la aplicación HUDWAY funcionará mejor por la noche o en días de lluvia, niebla o fuertes nevadas. De hecho, se ha diseñado precisamente para usarse bajo esas condiciones.

El proyecto salió a la luz en Rusia en agosto de 2013, mientras que su versión internacional salió en octubre de ese mismo año. La aplicación ya está en inglés, alemán, polaco y chino. 

El navegante electrónico

En cuanto a los antecedentes del proyecto, su cofundador y CEO, Iván Klabukov, ha desarrollado la startup junto con su primo, quien hace tres años comenzó a interesarse por los ralis profesionales. “Imagínese: de noche, una carretera sinuosa y estrecha en pleno bosque, a una velocidad de entre 100 y 150 km/h; un solo error y sales volando, el coche se va al traste y repararlo es extremadamente caro. Hacía falta crear un navegante eficaz”, cuenta Klabukov a RBTH. Fue precisamente al oír las historias de su primo cuando se le ocurrió la idea de crear HUDWAY. 

Seguridad por tres dólares

Actualmente ya hay 500.000 personas que se han instalado la aplicación, la mayoría de ellas lo han hecho en la plataforma iOS y solo cerca de 50.000 en Android (la versión beta de HUDWAY para esta plataforma solo salió en febrero). De momento HUDWAY no es un sistema de navegación completo, sino más bien un instrumento de apoyo para mejorar la visibilidad en condiciones críticas.

Según Iván Klabukov, de momento el proyecto es completamente privado: tanto en lo que respecta al esfuerzo dedicado como por su financiación. Hasta ahora su equipo se ha gastado cerca de 100.000 dólares, la mayor parte de los cuales se ha destinado al desarrollo del producto. El equipo aún no ha realizado una campaña intensiva de promoción, pero a finales de verano, con la salida al mercado de la versión final actualizada que incluye un sistema de mensajes de voz se recuperará el tiempo perdido.

La aplicación se instala de manera gratuita, pero para eliminar la publicidad hay que aportar un dólar. Por un dólar más al mes se puede activar la versión profesional (también se puede realizar una suscripción anual). Entre las funciones de la versión profesional se incluyen los mensajes de voz y la configuración de vista de la imagen proyectada.

La empresa planea alcanzar dos millones de instalaciones a finales de 2014.

La competencia de serie

Fuente: servicio de prensa

La previsión de que en unos años haya sistemas similares a HUDWAY que entren de serie en algunos automóviles no desalienta al equipo. “No todos los vehículos vendrán equipados de serie con estos sistemas dentro de cinco años, sino que solo los coches de gama alta contarán con él. Eso es bueno porque estimula el mercado. Los propietarios del resto de marcas, al carecer de esa opción también querrán probarla, y nosotros les daremos la oportunidad”, dice Iván Klabukov.

Los expertos también valoran las posibilidades de éxito del proyecto. “La idea no es nueva, pero es interesante. Así que probablemente habrá demanda. He probado otras aplicaciones basadas en la proyección, como un velocímetro, y son interesantes”, explica a RBTH Alexéi Shevelev, gestor de proyectos de la empresa Tematicheskie Media.

“Cualquier proyecto que ayude a aumentar la seguridad del tráfico en carretera tiene derecho a existir y a recibir toda la atención de los automovilistas”, cree Alexéi Starodimov, experto independiente del mercado tecnológico y redactor de DGL.ru. Según él, la utilidad de esta aplicación se debe valorar después de probarla en varios smartphones con diferentes tamaños de pantalla, puesto que la imagen proyectada en el cristal dependerá de las pulgadas que tenga la pantalla del teléfono.

Lea más: El casco-navegador ruso alternativa a Google Glass>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.